GRUPO PLAZA

“Nos gusta trabajar duro, pero también creemos en el equilibrio” 

Empresas que se han anticipado a implantar la jornada reducida

10/05/2021 - 

VALÈNCIA. Software Delsol fue la empresa pionera en España en anunciar una jornada reducida para sus más de 180 empleados. La empresa, emplazada en Jaén, limitaba desde el pasado 1 de enero de 2020 el calendario laboral de sus trabajadores a 4 días a la semana ajustando el cómputo de horas semanales trabajadas a 36 en el horario de invierno y 28 en el de verano. Medidas como ésta, le han servido a la compañía para entrar en el ranking anual de Great Place To Work, en el que se recogen las mejores empresas para trabajar en España. Junto a ella, aparecen en la lista otras de la talla de Salesforce o Rastreator. El premio condecora a las empresas como lugares de trabajo ejemplares, basándose en la percepción de los empleados y en las buenas prácticas y políticas de cultura organizacional. Para la última edición de Great Place To Work, fueron analizadas 253 compañías de diferentes tamaños y actividades recabando la opinión de 285.514 trabajadores.

Queda claro, entonces, que los empleados perciben de manera muy positiva aplicar una jornada laboral reducida siempre y cuando no repercuta en el salario y sí en la conciliación. Pero como tampoco se trata de poner en juego la productividad de la empresa ni de forzar demasiado sus arcas, a Más País, fuerza política liderada por Íñigo Errejón, se le ocurrió llevar al Congreso de los Diputados una propuesta para poner en marcha un programa piloto con la participación de 200 empresas nacionales que implantasen la semana laboral de 4 días (32 horas a la semana). La prueba contaría con el respaldo económico del Ejecutivo con una aportación conjunta 50 millones de euros, 250.000 euros de media por cada compañía participante. 

La propuesta fue aceptada por el Gobierno de Pedro Sánchez, a través del Ministerio de Industria, pero está todavía pendiente el anuncio de la convocatoria para las empresas interesadas en participar y la puesta en marcha de la iniciativa que cuenta también con el beneplácito de los sindicados. Se trata de aunar la economía con la conciliación o, como el mismo Errejón decía, “reorientar la economía al servicio de la vida”.

Jornada de 5 horas al día

Sin embargo, como en Software DELSOL, no todos están esperando a la intervención pública para adoptar la reducción de jornada. En el caso de la startup Quaderno ya hace años que la aplican, no la de las 32 horas semanales sino otra de 25 que en esta empresa una jornada máxima no sobrepasa las 5 horas al día.

“Nos gusta trabajar duro, pero también creemos en el equilibrio. Por eso sólo trabajamos 5 horas diarias, pero muy concentrados, lo que garantiza que todo el mundo tenga tiempo para hacer ejercicio y disfrutar de la vida. No hay reuniones tóxicas, ni llamadas telefónicas interminables, ni tonterías. Sólo trabajo productivo. El resto del día se dedica a la familia, los amigos, las mascotas y las aficiones (ya sabes, las cosas importantes)”, puede leerse en la web de la empresa fundada por Carlos Hernández Medina para ayudar a otros emprendedores a “automatizar su gestión fiscal y a tomar decisiones empresariales sólidas”.

Aunque ahora, como CEO de Quaderno, encabece un proyecto empresarial Carlos Hernández se inicio en esto del emprendimiento en solitario y como nómada digital de donde podría proceder su obsesión por reservarse tiempo suficiente para viajar y disfrutar de la vida. “Dos veces al año organizamos un retiro de empresa para pasarlo bien, celebrar nuestro trabajo y conocer lugares increíbles juntos”, afirman.

Zataca Systems, consultora tecnológica alicantina, es otra de las que han optado por aplicar la jornada laboral reducida para las 25 personas que integran el equipo. Lo hizo antes del confinamiento así que la implantación del teletrabajo en la compañía les pilló bien entrenados. Después de Software DELSOL, se le atribuye ser la segunda empresa española en aplicar la jornada laboral de 4 días a la semana. Pedro Sánchez, cofundador y CEO de Zataca, reconocía que los empleados pensaron que se trataba de una broma cuando les comunicó la nueva jornada laboral, aunque la empresa siempre ha propiciado la conciliación y el buen clima laboral. 

No solo en empresas tecnológicas

En empresas muy tecnológicas, con dificultades para encontrar empleados con paro cero, arbitrar medidas como la jornada reducida o la conciliación puede ser una buena estrategia para captar y retener talento sin tener que entrar en la guerra de precios. Pero también las hay ajenas al sector tecnológico que han optado por implantarla. Es el caso de La Francachela, una cadena de restauración en la que, en plena pandemia, consiguieron también acortar las jornadas sin tener que reducir el sueldo a los empleados.

“Después de estos meses de incertidumbre, no podíamos volver como si nada hubiera pasado. Hemos aprendido que trabajar y cuidar a la vez es casi imposible, que tenemos que acostumbrarnos a nuevas formas de relacionarnos y de organizar el tiempo, evitar aglomeraciones y cuidar más el medio ambiente y la vida”, declaraban orgullosas María Álvarez y Elena García, fundadoras de la cadena de restaurante que no dudaron en aumentar la plantilla para conseguir el objetivo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email