X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

narciso estellés apuesta por seguir

“En Ciudadanos creemos en las autonomías; lo que no creemos es en los chiringuitos y la ineficacia”

Foto: KIKE TABERNER
2/11/2018 - 

VALÈNCIA. Las encuestas con Ciudadanos suelen ser generosas. En el caso de la ciudad de València, si bien todo apuntaba a que el liderazgo de Fernando Giner era indiscutido, las últimas informaciones apuntan a que no existe unanimidad en el partido. Asimismo se está registrando un cambio de tendencia en la formación de Albert Rivera, con la incorporación de candidatos de perfil más mediático, caso de Manuel Valls, frente a la premisa inicial de incorporar a técnicos y ciudadanos de sesgo más profesional.

—¿Usted por qué se incorpora a Ciudadanos?

—Es una decisión personal. Yo soy un marido y padre, antes que nada, una persona más. Aparte, soy un profesional de la ingeniería. En plena crisis económica, tras pasármela toda ella quejándome, decidí dar un paso y aportar un granito de arena al proyecto de Ciudadanos, que era con el que más cómodo me sentía por mi forma de ver el mundo y mis valores.

—Y acaba en primera línea.

—Fue una suerte y lo he hecho con mucha exigencia y responsabilidad. No quería defraudar ni a mis personas más cercanas ni a las personas que nos votaron. Por eso estoy aquí, por sentido de la responsabilidad.

—Ciudadanos ha crecido.

—Y más que crecerá (ríe).

—No se ve que esté creciendo con más profesionales. Se ven más candidatos de perfil mediático. Ahí está el caso de Valls.

—Hombre… A mí me gustaría ir a una fotografía más cercana, lo que veo en mi día a día. Nadie es ajeno a lo que lee y ve en los medios de comunicación, en redes sociales, pero si me circunscribo a lo que conozco, que son los organismos provinciales, lo que hay es una incorporación de gente que no se ha dedicado a la política.

—Pues parece desde fuera que estén orillando a los profesionales y se le esté dando cancha a otros profesionales, los de la política.

— Permítame que le contradiga pero yo creo que no. La esencia de apoyarnos en personas de la sociedad civil que se incorporan a la política sigue existiendo. Hay un concepto, un concepto que Rivera siempre dice, que yo suscribo plenamente: ‘Quiero estar rodeado de gente con más talento que yo’. Y los talentos tienen muchas dimensiones: personas que se han hecho a sí mismas, que vienen del mundo empresarial, gente con capacidades profesionales… En nuestro caso lo puede ver en todos los candidatos a las autonómicas, al Ayuntamiento…

—¿En todos los casos? ¿Decimos nombres?  

—Hombre, si se busca un patrón de 100%... Hay incorporaciones de muchos perfiles, pero mayoritariamente son profesionales. Añada al talento creer en el proyecto, humildad y compañerismo, y muchas ganas de tirar adelante, y se verá todos los componentes de nuestros equipos de trabajo.

Foto: KIKE TABERNER

—Tampoco parece que tengan muy perfilado el discurso ideológico. Se habla mucho desde su partido de la recentralización, al tiempo que se invoca a Emmanuel Macron. En su libro Revolución Macron abogaba por descentralizar Francia. ¿Lo que es bueno para Francia no es bueno para España?

—Es que en Ciudadanos no estamos en contra de las comunidades autónomas. No dudamos del modelo. Otro cosa es que haya que corregir las ineficiencias. Ésa es la esencia de Ciudadanos: nosotros queremos corregir los errores. Es una visión política con una componente técnica. En el modelo de Ciudadanos se incluyen las comunidades autónomas, comunidades compuestas por ciudadanos libres e iguales, velar por el estado del bienestar, no perder de nunca la componente progresista y, obviamente, con el dinero de todos, porque lo ponemos todos, corregir ineficiencias.

—¿Y qué es lo que quieren corregir?

—Las duplicidades. Le insisto: en Ciudadanos creemos en las autonomías; lo que no creemos es en los chiringuitos y la ineficacia. No estamos en contra de las comunidades; sí de las duplicidades y de los chiringuitos de amigos de otras épocas, tanto del PP como del PSOE, el llamado capitalismo de amiguetes.

—Faltan siete meses para las elecciones y todavía no se sabe nada de candidaturas. ¿No es una indefinición muy relevante?

—Estoy en una organización que, hasta la fecha, tanto el presidente como los comités ejecutivos por ahora me han demostrado que las decisiones que se han tomado se han hecho con mucho rigor y muy acertadamente. Confío en la hoja de ruta que nos den de tiempos y fórmulas para la Comunidad Valenciana y para la ciudad de València porque mi experiencia hasta ahora ha sido siempre muy positiva.

—¿Espera estar en la lista?

—He venido a aportar en esta legislatura lo mejor de mí. Hago un balance de trabajo positivo y creo que, sin ánimo de eternizarme en la política, para poder terminar el trabajo precisaría al menos de otra legislatura; pero no soy yo quien lo tiene que decidir.

—¿Y cómo llevaría que no fuera candidato Giner, con el que parece que se entiende muy bien?

—El candidato lo tienen que decidir los afiliados. Si yo tengo que hablar por mi experiencia personal no voy a ser objetivo porque Fernando [Giner] es mi portavoz pero también mi amigo. Él ha tenido la habilidad de convertir a colaboradores en personas cercanas. Mi amistad con él la pongo en valor. No ha sido sólo mi jefe, sino que ha estado a mi lado.

—Mejor me lo pone. Repito la pregunta. ¿Le disgustaría que Giner no fuera el candidato a alcalde?

—(Ríe) Insisto; al final serán los afiliados los que decidan. Creo que, igual que sucede en mi caso, para poder afrontar el proyecto en condiciones y darle continuidad, el candidato debería ser él. Estoy convencido de que será alcalde de València.

Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email