X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SERIE DE ESPACIOS DE TRABAJO CREATIVO

En tu ofi o en la mía: Clap

Ventanales abiertos a la luz de Na Jordana. Pero también a la de Hong Kong. Entramos en el estudio de Jordi Iranzo y Angela Montagud. 

24/04/2019 - 
Lugar: Clap
Dirección: Calle Na Jordana 19 (bajo), València
Metros cuadrados: 70m2
Año de inauguración: 2016

VALÈNCIA. Instante. Sobre el ventanal que hace de fachada del estudio Clap, en València, el muro graffiteado de enfrente se cuela como un plano más de la oficina. El epígrafe En tu ofi o en la mía ha viajado, dando tumbos, entre rendijas muy distintas de la ciudad y más allá. Una de las tipologías más reveladoras es la de los espacios de trabajo levantados (a pulso, poniendo todas las fuerzas con los riñones) por jóvenes creativos en apuesta por configurar su propia enseña en bajos callejeros.

Sucede con Clap, un nombre como un chasquido de dedos. Jordi Iranzo y Angela Montagud después de estudiar y trabajar en Alemania decidieron -regreso del éxodo- jugársela por la ciutat. Diseñar, crear. “Queríamos intentar hacer lo que más nos gusta”. Su nave nodriza fue el bajo. “Necesitábamos un espacio físico en el que poder hacer eventos para nuestra revista de diseño y arquitectura (More with less) y por otro queríamos un espacio en el que poder trabajar en proyectos personales. Por aquel entonces Clap no existía, tardamos unos dos años en crear el estudio de diseño”.

La decisión. Un espacio abierto donde las mesas fueran un continuo. Los grandes ventanales son el tamiz para que la luz natural pase sin fronteras. Un imprescindible para sacarle partido “No encendemos la luz natural hasta que cae la tarde… Hace esquina con Na Jordana y Marqués de Caro, por lo que desde el interior tenemos unas vistas privilegiadas”.

Foto: EVA MÁÑEZ

Desde aquí han labrado proyectos que han ido, kilométricamente, muy lejos. Como el branding y el diseño interior de la tienda Her en Hong Kong, diseñada para la estilista Hilary Tsui. Terracota y metal. O más cerca, como Little Stories, una concept store de zapatillas para niños en València. “Juego, simplicidad, adaptabilidad”. O La Fábrica de Ideas, de donde diseñaron su interior y su mobiliario.

También, claro, han concebido su propio rincón, donde la máxima ambición fue amplificar el efecto de un local menudo. “Vimos muchos pero muy pocos nos convencieron”. Cuando vimos este local la localización era inmejorable (estamos en el centro pero apartados del bullicio del Carmen) y los ventanales hacían que el espacio pareciese más grande a pesar de tener solamente 70 metros cuadrados”.

Una constante en los pequeños flancos callejeros que llevamos visitando durante meses es la superposición geográfica. O más bien, la inexistencia de lindes. Sucede con Clap. “Trabajamos para clientes de todas partes del mundo, somos un estudio local que trabaja a nivel global. Por otro lado nuestro espacio es también la base de More with less, la revista de diseño y arquitectura que creamos en el 2012 más o menos. Aquí hemos hecho eventos durante la semana del diseño de Valencia o reuniones con los editores de la revista que residen en otras ciudades de España y en otros países”.

 

En el escalafón de objetos más adorables, eligen un par de publicaciones definitivas:
- Super Normal de Naoto Fukusawa y Jasper Morrison “en el que los dos diseñadores recopilan unos 200 objetos del día a día en busca de el "diseño super normal".
- Futurospective Architecture de Sou Fujimoto en el que se presentan textos, maquetas y fotografías de proyectos del arquitecto japonés.

Estar a pie de calle, ajá, tiene algunas derivadas inesperadas. “Casi ningún bajo de la calle Na Jordana tiene ventanales. El único estudio que se ve abierto al público (aunque no lo esté) es el nuestro, por lo que casi todos los días entra gente de todo tipo preguntando por todo tipo de cosas. Desde cambio para la ORA, hasta para comprar calcetines o indicar el camino para llegar a cualquier dirección. Los grandes ventanales son un punto a favor de este local pero como todo en esta vida tienen sus pro y sus contra”. ¡Clap!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email