GRUPO PLAZA

es una enfermedad benigna que padecen las mujeres antes de la menopausia

Endometriosis, la enfermedad silenciosa que condiciona la vida de la mujer

13/09/2022 - 

VALÈNCIA. La endometriosis es una enfermedad benigna que padecen las mujeres antes de la menopausia y que puede afectar tanto al útero, como los diferentes órganos pélvicos. Hablamos con el Dr. Lucas Minig, de la Unidad de Ginecología Oncológica y Cirugía de Alta Complejidad en el Hospital IMED Valencia y una eminencia en la materia.

¿Doctor que es la endometrosis?

La endometriosis se produce cuando el tejido endometrial se deposita fuera del útero en otra parte del cuerpo.

El endometrio en una capa de células que reviste la cavidad uterina y que se descama mensualmente con cada menstruación. Los sitios más frecuentes de localización de la endometriosis son el ovario (en forma de quistes), o el peritoneo. Éste último es una delgada membrana que recubre los órganos. Sin embargo, el tejido del endometrio se puede localizar en sitios tan extraños como el intestino o, hasta en el pulmón o el ojo en casos de extrema rareza.

¿Qué causas son las que lo provocan?

Si bien se piensa que la endometriosis es de causa multifactorial, la única condición común es la presencia de estrógenos. Por lo tanto, es una enfermedad que se encuentra activa únicamente durante la edad fértil de la mujer entre la primera y la última menstruación; mientras que los ovarios producen estrógenos. Existirían algunas alteraciones moleculares y genéticas, pero aún están en fase de investigación. Por otro lado, suele afectar a mujeres que viven en grandes ciudades, y con trabajos de gran responsabilidad. Al depender del estímulo hormonal (estrógenos), se cura definitiva y espontáneamente con la menopausia. El embarazo también detiene el avance de la endometriosis ya que la mujer no tiene ciclos menstruales ni ovulación durante el embarazo. En este sentido, se asocia que a mayor número de hijos, menor posibilidad de tener endometriosis.

¿Cómo se manifiesta? ¿tienes algún síntoma evidente?

La endometriosis, en la mayoría de los casos, suele ser asintomática y no llega a ser diagnosticada. Sin embargo, en el grupo de mujeres que presentan síntomas, pueden alterar en mayor o menor medida su calidad de vida. Cabe destacar que la intensidad de los síntomas no va en relación con la gravedad de la enfermedad.

Los principales síntomas de la enfermedad son, dolor durante el periodo menstrual y este va aumentando a lo largo de los años, dolor pelviano crónico fuera de los períodos menstruales, dolor durante las relaciones sexuales, diarrea o estreñimiento, dolor durante la defecación, sangrado rectal durante la regla e incluso infertilidad.

Entonces ¿Existe riesgo de infertilidad para todas las mujeres que lo padezcan?

No, solo en los casos muy avanzados tienen una menor probabilidad de concebir espontáneamente. De hecho, más de la mitad de las mujeres con endometriosis pueden ser madres sin ningún tipo de tratamiento.

Si bien no se conoce con precisión el mecanismo por el cual la endometriosis altera la fertilidad, en ciertos casos se piensa que puede estar debido a la presencia de quistes en los ovarios o a la presencia de adherencias entre los órganos genitales internos como el útero, trompas y ovarios.

 ¿Se puede tratar el dolor que provoca?

El tratamiento del dolor ocasionado por la endometriosis se trata al inicio con analgésicos de menor a mayor intensidad. En caso de no ser suficiente, el segundo paso sería la administración de un tratamiento hormonal orientado a controlar los ciclos menstruales. En casos muy seleccionados suelen requerir un tratamiento quirúrgico. La endometriosis sólo se debe tratar si provoca un dolor que altera la calidad de vida de la mujer, o cuando perjudica a la posibilidad de ser madre concepción, o cuando provoca quistes en los ovarios de cierto tamaño.

¿Cómo logran diagnosticar a las pacientes que la padecen?

El diagnóstico definitivo de la enfermedad se realiza mediante una biopsia de implantes de endometriosis en la cavidad abdominal o pélvica o tras realizar una quistectomía en el ovario. Si bien estos procedimientos se realizan mediante una cirugía laparoscópica minimamente invasiva, el diagnóstico es generalmente realizado ante la sospecha clínica. Así, se reserva la opción quirúrgica para aquellas mujeres con quistes de ovario de un cierto tamaño que se acompañen de dolor pélvico.

¿Explíquenos un poco más acerca del tipo de tratamiento que pueden aplicarse?

En IMED Valencia contamos con una Unidad multidisciplinar que estudia cada caso de manera individualizada antes de decidir el tratamiento. Nos basamos en los 3 factores que condicionan el tratamiento de la enfermedad: A) la edad de la paciente, B) la severidad de los síntomas y C) los deseos de embarazos futuros. Existen diversas opciones terapéuticas para el tratamiento de la endometriosis. Por un lado, la prescripción de anticonceptivos orales que permiten suprimir la ovulación y la menstruación para disminuir la severidad del dolor. Otra opción es administrar a los pacientes fármacos que frenan la producción ovárica de hormonas. Este es un tratamiento que se realiza temporalmente durante 6 meses. El objetivo es detener la evolución de la enfermedad generando una menopausia transitoria. Es un tratamiento que se usa muy raramente por los efectos adversos asociados a la menopausia transitoria. La tercera vía para tratar la endometriosis es la Cirugía.

¿Qué tipo de cirugía aplican?

El principal objetivo de esta cirugía es eliminar todos los focos de endometriosis visualizados en la cavidad abdominal y pélvica y se suele realizar en casos muy seleccionados. En algunas ocasiones, también, se deben tratar los quistes de ovario mediante una quistectomía (extirpar el quiste sin el ovario) o una anexectomia (extirpar el ovario). En los casos más graves, es necesario realizar un histerectomía (extirpación del útero), o hasta una resección de intestino o de otros órganos afectados. Estas intervenciones las realizamos mediante el uso de cirugía mini-invasiva laparoscópica que permite un tratamiento menos invasivo y con unos tiempos de recuperación más cortos para las pacientes.

El Dr. Lucas Minig es es el Jefe de la Unidad Unidad de Ginecología Oncológica y Cirugía de Alta Complejidad de IMED Valencia. Es un Ginecólogo Oncólogo Especialista en el tratamiento quirúrgico del cáncer de ovario con carcinomatosis peritoneal, cáncer de endometrio y cáncer de cérvix. Especialista en cirugía laparoscópica mini-invasiva del cáncer ginecológico, cirugías de alta complejidad mini-invasiva laparoscópica y robótica por Cáncer Ginecológico. Además, se dedica a la cirugía de alta complejidad por Quistes de ovario, Miomasu  uterinos, Endometriosis, Histerectomía y Miomectomía por Laparoscopia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme