Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Enrique Díaz-Álvarez (Ebury): "No está claro cuánto tiempo pueden tardar unas nuevas elecciones"

El director de Riesgos de Ebury considera -como buena parte del mercado- que Pedro Sánchez tiene un débil apoyo para gobernar España

5/06/2018 - 

MADRID. A pesar de la alta volatilidad en el mercado estos días, las divisas del G10 terminaron la semana pasada cerca de los niveles en los que la habían comenzado. Una vez más, los titulares políticos de Italia fueron el centro de atención y las noticias positivas tanto de la zona euro como de EE UU fueron, en gran parte, ignoradas por el mercado. 

Es probable que Italia evite elecciones repentinas después de la formación de un gobierno populista que parece renunciar a la salida del euro. Estas noticias permitieron que los bonos soberanos italianos recuperasen, aproximadamente, la mitad del terreno perdido desde que estalló la crisis y, ayudaron al euro a experimentar un modesto rebote frente al dólar. Todas las demás monedas europeas siguieron sus pasos, salvo la corona sueca.

Los datos de esta semana serán bastante livianos por lo que esperamos que el mercado de divisas sea impulsado por las noticias políticas de Italia. En el corto plazo, la ausencia de titulares dramáticos podría impulsar al euro, particularmente después de las noticias relativamente buenas sobre la inflación la semana pasada.

Perspectivas de las principales monedas

Euro

Tanto la crisis política italiana como la española parecen haber sido resueltas, al menos en el corto plazo. En Italia, se formó un gobierno populista de derecha en el que el controvertido economista 'anti-euro', Paolo Savona, no será Ministro de Economía y Finanzas, cargo que ocupará Giovanni Tria. Este último afirmó que “ninguna fuerza política” en Italia quiere salir del euro. En España, el socialista Pedro Sánchez reemplazó a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno tras una moción de censura, aunque no está claro cuánto tiempo pueden tardar unas nuevas elecciones dado el débil apoyo parlamentario para el nuevo gobierno.

Algunas buenas noticias económicas de la zona euro pasaron desapercibidas la semana pasada. La inflación subyacente de mayo se recuperó fuertemente, aunque desde unos muy débiles datos en abril. Seguimos observando muy de cerca este indicador económico clave que determinará el calendario para cualquier ajuste en la política monetaria de la zona euro.

Libra esterlina

Sin publicaciones de datos de primer nivel y en ausencia de noticias sobre las negociaciones del Brexit, la libra siguió, en gran medida, el comportamiento del euro en respuesta a las noticias de la política italiana y los mercados de deuda soberana. Esta semana no debería ser muy diferente, aunque los índices de actividad empresarial PMI, que se conocerán hoy, proporcionarán una lectura previa del crecimiento en el segundo trimestre.

Dólar estadounidense

El informe de nóminas de EE UU para mayo proporcionó una agradable sorpresa en todos los ámbitos. Además de los sorprendentemente fuertes datos de creación de empleo, la participación laboral aumentó y los salarios también lograron sorprender al alza. Es asombroso ver tal fuerza en el empleo tan tarde en el ciclo de crecimiento. La noticia sirvió para detener el avance del euro y llevar a los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años por encima del nivel de 2,90 después de la extraordinaria caída desde el 3,12 al 2,76 experimentada en tan sólo dos semanas.

Enrique Díaz-Álvarez es director de Riesgos de Ebury

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email