GRUPO PLAZA

empresas desde el interior | | 'LA CASA DE LA LUNA MEDIA' TIENE MÁS DE 40 REFERENCIAS en el mercado

Eslida transforma las plantas medicinales de la Serra d'Espadà en cosmética ecológica

20/02/2022 - 

CASTELLÓ. La demanda de productos ecológicos y naturales ha crecido en los últimos años. La concienciación ciudadana sobre los efectos que pueden tener ciertas prácticas en la evolución del cambio climático y, sobre todo, el impacto positivo que tiene su consumo para la salud personal son argumentos que favorecen su uso. Y entre ellos se encuentra la cosmética ecológica, que desde hace unos años se ha convertido en una tendencia al alza. Bien lo saben José Manuel Iriepa y Lourdes Carlos, socios fundadores de La Casa de la Luna Media, una cooperativa que se dedica a la elaboración de productos de cosmética ecológica en Eslida.

Pero su apuesta, o mejor dicho, su pasión por su trabajo no es actual. Hace casi 30 años que pusieron en marcha esta iniciativa y la han asumido como una forma de vida. Llegaron desde Alcalà de Henares y Vitoria buscando instalarse en una zona rural, les gustó Castellón y comenzaron a desarrollar un trabajo que fuera sostenible y apostaron por crear esta marca cosmética. José Manuel recuerda que “era aquella época en la que apareció el fenómeno llamado neorural, término que se refería a las personas de vivían en la ciudad y que decidimos empezar una nueva vida en ámbitos rurales”.

Como dice José Manuel, su apuesta por el desarrollo de productos cosméticos ecológicos “no están en relación con las modas sino que es más un acto de conciencia, nosotros nos planteamos el desarrollo de la marca como una carrera de fondo”, y fruto del trabajo ya son tres décadas de éxitos. Adecuaron un corral y lo convirtieron en masía y empezaron a trabajar con las plantas autóctonas de la Serra d'Espadà. Romero, tomillo, hipérico, espliego, caléndula o salvia, entre otras. Pero, poco a poco, empezaron a incluir otros como el argán o el sésamo que necesitan comprar.

“Desde el principio hemos creído en los principios activos de las plantas medicinales y con el tiempo se ha demostrado que es bueno, ya que incluso las marcas comerciales han empezado a crear líneas de cosméticos más naturales”. El primer producto que elaboraron en el laboratorio fue un aceite de masaje creado a partir de romero e hipérico. A partir de ahí, la cartera de productos ha ido creciendo y ahora La Casa de la Luna Media ya tiene más de 40 referencias en venta dirigidas al cuidado corporal, al baño y ducha o al cuidado facial, entre otras, y donde destacan los aceites, las cremas, el sérum, las lociones o los jabones tradicionales realizados con aceite de oliva.

José Manuel señala que “el mercado ha cambiado mucho desde que comenzamos y la demanda de productos ecológicos ha crecido por lo que hay mucha competencia, pero nosotros no hemos cambiado la filosofía y mantenemos los procesos artesanales en la producción de nuestra cosmética buscando la calidad sin atender las diferentes modas y tendencias que cada año se dan en el sector”. El esfuerzo y la dedicación de los responsables de La Casa de la Luna Media le ha llevado a obtener el certificado Eco-Plus, que reconoce la calidad y el alto porcentaje de ingredientes ecológicos que contienen todos sus productos, siendo de un 100% en la mayoría.

Una gran parte de las plantas seleccionadas son silvestres, explica José Manuel, quien describe que “las labores de recogida se hacen manualmente en el momento que es óptimo y sin dañarlas y todo el proceso es artesanal desde el principio hasta el final”. Los productos de la marca de Eslida se pueden encontrar en las tiendas especializadas en cosmética ecológica y en esteticienes de toda España, tanto en grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, como en otras más pequeñas. En este sentido, la crisis provocada por la pandemia ha afectado al sector, asegura José Manuel, “y muchas tiendas han cerrado durante los dos últimos años, no obstante, la venta por internet a través de la página web ha crecido mucho y ha sido un buen aliado para reemplazar la presencia en diversas tiendas”.

Uno de los cambios que ha experimentado la cooperativa en los últimos años es el traslado del laboratorio de la firma, que estaba ubicado en la Masía de la Luna Media, y que se ha instalado en un local ubicado en el núcleo urbano de Eslida, donde también se pueden adquirir los productos de la marca.

José Manuel tiene claro que “uno de los valores de la cooperativa y de los productos que vende es el de ayudar a afianzar la población sobre un medio rural que está desapareciendo”, al tiempo que asegura que “vivir en un pueblo es una vocación”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme