X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al candidato del PP al Parlamento Europeo

Esteban González Pons: "No hay un lobby valenciano en Bruselas"

16/05/2019 - 

VALÈNCIA. "Después de las cinco de la tarde, Bruselas se pone muy interesante". Cinco años en la capital europea convierten esta afirmación de Esteban González Pons en una advertencia. El candidato al Parlamento Europeo por el Partido Popular conoce todos los rincones y pasillos que se esconden por el laberinto del edificio Altiero Spinelli, uno de los padres de la Unión Europea que da nombre a la sede de la soberanía del ciudadano europeo. El candidato popular se pierde entre los cafés de la dos de la tarde y recorre con su sempiterna camisa blanca los recovecos que llevan hasta el hemiciclo. Sonríe. Sonrisa amplia y mirada profunda, directa. Lleva en política toda la vida y ha sobrevivido a todos los casos de corrupción de su partido en València, que ni siquiera han llegado a salpicarle. En València deja familia numerosa de dos matrimonios, mientras va y viene.

-Entramos en un nuevo periodo de incertidumbre en el que los grupos euroescépticos pueden tener la llave del poder en la Unión. Europa camina hacia lo desconocido…

-Es un momento de transformación. En estas elecciones europeas vamos a dividirnos entre europeístas y no europeístas, más que entre partidos de izquierdas y partidos de derechas. Y el reparto de poder posterior o la distribución de poderes posterior dirá mucho de las posibilidades que tiene la Unión Europea de seguir avanzando en el futuro. 

-¿Es previsible una coalición de partidos populistas, de extrema derecha principalmente, actúen como bisagra entre los grandes partidos a la hora de formar el gobierno de la Comisión Europea?

- No. De momento sabemos que la Comisión, por primera vez en la historia, tendrá tres miembros populistas. Son el representante polaco, el representante griego, si no hay un cambio tras las elecciones del verano en Grecia, y el representante italiano. Veremos qué  carteras eligen. Lo bien cierto es que, para poder formar mayoría, por primera vez no bastará con populares y socialistas. Hasta ahora se han ido alternando en el gobierno, ahora faltará completarla con liberales, con verdes o con liberales y verdes. Las fuerzas populistas o antieuropeas no tendrán capacidad de bloqueo del Parlamento, pero aún así serán muy fuertes. Quien sí tienen capacidad de bloqueo es el Reino Unido.

 

-Hasta octubre, esperamos, porque parece ser que el 30 de octubre los británicos deben abandonar la Unión Europea. 

-Nada impide que vaya a ser más. Porque es posible que Theresa May vaya a dejar de ser Primera Ministra en septiembre y es muy probable que el próximo Primer Ministro, si no es un ultra del Brexit, casi lo sea. Y los británicos sí tienen capacidad para bloquear las decisiones más importantes del Consejo. Pueden nombrar un cuarto comisario que puede ser el más antieuropeo de todos. Y, en el Parlamento, los diputados del Brexit pueden jugar un papel bastante decisivo. 

-Estamos entrando en un terreno muy técnico, pero como sé que tiene mucha información. Tenía entendido que el 30 de octubre se irán o estarán en posición débil porque renegociarán.

- ¿Y si no se van? En posición débil estuvieron hasta ahora, mientras corría el plazo de retirada establecido por el Artículo 50 del Tratado de la Unión. Y, si no suscribían el acuerdo de retirada, iban a un Brexit duro. Pero ahora que les hemos dado un plazo largo, les hemos dado las llaves del bloqueo de la Unión Europea y nuestra ventaja negociadora se ha perdido. Pueden bloquear el próximo presupuesto de la Unión o la política agrícola común.

-Usted ha estado en la comisión del Brexit del Parlamento Europeo, mientras representaba a la Comunitat Valenciana, que es la región de toda Europa con más residentes británicos, por lo que la decisión británica nos afecta especialmente. 

-Sí, es verdad. Nosotros somos una comunidad muy afectada por el Brexit, porque teneos muchos jóvenes estudiando en el Reino Unido y porque tenemos muchos residentes principalmente en Alicante y mucho turismo británico. Pero, lo más importante, y que muchas veces se omite, es que la gran mayoría de las exportaciones de la Ford van a Gran Bretaña. Y todas las fabricantes de automóviles se verán afectadas por un Brexit duro. Es más, somos la región de más exportación agrícola a ese país. Por lo que no es descartable que el Brexit nunca se produzca. 

 

-Además de su papel “contra" el Brexit desde el Parlamento Europeo, defendiendo también a los residentes británicos en la Comunitat Valenciana, ¿qué ha hecho por los valencianos durante estos cinco años y qué quiere hacer en los próximo cinco?

-En la medida en que he sido jefe de mi delegación, he hecho un poco de todo. He llevado los temas más políticos. y los más conflictivos. He dedicado muchos esfuerzos a explicar la posición española en el conflicto catalán, sobre todo a partir del referéndum del 1 de octubre en Catalunya. He dedicado mucho también al tema de Gibraltar y no he dejado de defender el tema de los cítricos, en particular. 

-Usted tuvo que votar en contra de su partido, durante la aprobación del Tratado con Sudáfrica, por el que se rebajaron los aranceles para la naranja que entraba a Europa desde ese país.

-La frase es un poco redicha, pero tengo que decir que “me es grato” decir que todos los eurodiputados valencianos votamos en contra en el acuerdo con Sudáfrica. Y, añadiré que en todos los asuntos que nos afectan, los eurodiputados que representan a la Comunitat Valenciana siempre hemos votado anteponiendo los intereses de los valencianos a los de nuestros partidos. Jordi Sebastià, Inmaculada Rodríguez-Piñeiro y yo, siempre que hay un voto en el Parlamento que pueda afectar a la Comunitat Valencia, nos llamamos, coordinamos nuestro voto y, si es necesario, votamos en contra de nuestros grupos parlamentarios. Porque Inma también votó en el Tratado del Ceta lo contrario que votó su partido en su conjunto. Y yo, lo contrario que votó el grupo popular. En cualquier voto, hemos sido antes valencianos que de nuestros partidos. Y, en la medida en que previsiblemente los tres seguiremos siendo eurodiputados, seguiremos defendiendo los intereses de la Comunitat.  

-¿Qué pasa con el lobby valenciano en Bruselas? ¿Han tenido que trabajar solos los eurodiputados valencianos?

-No hay un lobby valenciano en Bruselas, porque lo que hay del lobby es sólo la “l” primera. Hay un embrión de lobby, tres eurodiputados que trabajan solos. Si comparamos el lobby valenciano con el que tiene el puerto de Rotterdam en Bruselas, que es nuestro primer competidor, somos pigmeos contra gigantes. Haría falta algo más, que la Generalitat tuviera una sede permanente con más presencia de la que tiene. Haría falta que las empresas valencianas destacaran representantes allí. El sector citrícola, en los años 80 y 90, tuvo una delegación permanente. Eran años difíciles porque eran los del acceso al mercado común y se estaban estableciendo las normas por las que después se regularía el sector de los cítricos. Después, bajaron la guardia y, ahora, es verdad que los representantes de AVA y los de la Unió han contratado a alguien allí y van frecuentemente, pero no están allí. Los valencianos necesitamos un verdadero lobby en Bruselas. 

-Está el sector industrial… y nuestro puerto no tienen tanto que envidiar al de Rotterdam. Aunque el corredor mediterráneo nos lo va a poner Rotterdam, que va a abrir una línea ferroviaria directa con València. 

-Nuestro puerto es importante, pero no se puede comparar con Rotterdam, porque  es el puerto por el que entra el 100 por cien de la fruta y la verdura que viene de terceros países. La que no dejamos entrar aquí. Y deberíamos preguntarnos por qué toda entra por el mismo puerto, un puerto donde todo el control fitosanitario está privatizado. Y los que estoy sugiriendo en esta campaña electoral es que pongamos una denuncia ante la Comisión Europea por competencia desleal respecto al puerto de Valencia por el de Rotterdam.

-La Unión Europea tiene las respuestas a todos los problemas, pero los instrumentos para llegar a ellas no se utilizan. ¿Es por desconocimiento, por dejadez?

-Por desconocimiento. Se piensa que la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo es una institución con poder, cuando no es nada. El desconocimiento es total y absoluto. El 50 por ciento de las peticiones de comisiones vienen de Valencia y el resto, hasta el 90 por ciento, de España. Pero el desconocimiento es tan grande que eso nos parece ya que es la Unión Europea. El desconocimiento de la Unión Europea es un mal generalizado en toda España. 

-¿Y en el resto de Europa? Hay países con menos participación de voto en estas elecciones que España…

R-No. En Francia, en Alemania, en Italia la conocen bien porque la han creado. Y cuando nos hemos incorporado, no nos sentimos parte, nos sentimos invitados. Para nosotros, durante la dictadura, el sueño europeo era tan brillante que, en el momento en que nos dejaron entrar, nos sentimos invitados y la miramos con respeto. Y no nos atrevemos a tocar nada porque estamos en casa ajena. El español en las instituciones europeas no se siente en casa propia, mientras que los franceses y los alemanes tienen conciencia de que ese invento lo pagan ellos. 

 

-España también. Desde hace años, somos contribuyentes netos. 

-Es verdad que España, desde hace unos años, es contribuyente neto, estamos pagando más de los que recibimos de la Unión Europea. Pero los votantes españoles no son conscientes de qué están votando, de que están eligiendo representantes para un club que están pagado por ellos. 

-¿Son conscientes los valencianos de lo que van a votar ahora? Si votan a Esteban Gonzaléz Pons, ¿qué van a votar para los próximos cinco años?

-Yo pertenezco al partido más sólido de la Unión Europea, al partido que va a ganar las elecciones, que tendrá el presidente de la Comisión. Pertenezco a un partido centrista, moderado, que nunca se ha entendido con los extremistas, que formará una nueva coalición con los socialistas y, probablemente, con los liberales. Y voy a pertenecer al grupo parlamentario más influyente en la Unión Europea. Los que me quieran votar, estarán eligiendo un abogado de los valencianos con mucha influencia en Europa para defender nuestros intereses.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email