GRUPO PLAZA

EMPRENDEDORES

Estudio Cactus: La startup que hace apps para Maersk y Porcelanosa

Tras solucionar el problema de acceso al puerto de Castellón mediante una app, estos tres exalumnos de la Jaume I se han convertido en una referencia internacional para la gestión de este tipo de infraestructuras

23/04/2020 - 

CASTELLÓN. Desde la calle Enmedio, en el mismo centro de Castellón, una joven empresa se está haciendo un hueco en una rama muy concreta del transporte internacional. Jorge Juan, José Gutierro y Pablo Aguirre, los tres socios de Estudio Cactus, han regresado recientemente de Gotemburgo, donde han visitado la terminal portuaria de contenedores de APMT, la filial para la estiba y desestiba de la compañía naviera más potente del mundo: Maersk.

El motivo no es otro que, a lo largo de este año, desarrollar e implementar el nuevo sistema para gestionar los accesos a este recinto logístico, lo que permitirá a la compañía ahorrar un tiempo precioso en las tareas de seguridad previas a la entrada en la zona portuaria. Por otro lado, los gestores de la terminal también podrán «disponer de todos los datos de visitas en tiempo real», señala el responsable del área comercial de Estudio Cactus, Pablo Aguirre.

Además de gestionar el acceso a la terminal —«enorme», recuerda Aguirre—, gracias a la aplicación diseñada por la startup castellonense, los responsables del área logística de APMT en este puerto sueco, centrado en los contenedores y que da servicio a todo el país escandinavo, sabrán, en todo momento, quién se encuentra dentro de ella, ya sea uno de los miles de camioneros que cada día acceden para recoger una carga o un electricista llegado con el fin de reparar cualquier avería en sus instalaciones. 

Plaza ofrece gratis todos los números de sus tres ediciones en formato digital, para iOS o Android


El viaje a Suecia supone «un salto» en el proceso de internacionalización de esta joven empresa castellonense, pero no se produce por casualidad. Fue en 2017 cuando la terminal de APMT en el puerto de Castellón encargó a Estudio Cactus una aplicación con la que se agilizase la entrada de visitantes a sus instalaciones.

No en vano, cualquier transportista, para acceder al recinto, debía superar unos trámites que se prolongaban «entre media hora y tres cuartos», señala Aguirre. Con su app, tras visionar un vídeo de unos minutos y contestar un breve test, ya se ha superado este paso, con lo que se evitan esperas en las garitas de acceso. «Además, tiene la ventaja de que se puede hacer el día anterior en casa, con el móvil en el sofá», añade. 

Castellón, pionera

El éxito de la aplicación en Castellón, que ha sido pionera entre las terminales de Maersk en este sentido, abrió el puerto de València y posteriormente el de Barcelona a la compañía. De ahí dio el salto a Vado Ligure (Génova) y tras la implantación que materializará este año en Gotemburgo, la firma sigue firme en su expansión. Así, ya ha establecido contactos con los recintos de Port Said (Egipto) y Quetzal (Guatemala) para desarrollarles también la aplicación. 

Eso sí, siempre para las terminales de APMT; sobre una misma base la app varía en función de los requerimientos de seguridad específicos de cada país. «Los criterios son más estrictos en el norte de Europa, donde son más conscientes de su importancia que aquí… y por supuesto que en Italia, donde puedes encontrarte un trabajador incumpliendo tres normas en una misma acción», señala José Gutierro, ingeniero y responsable del departamento de webs y software de la compañía. 

Del puerto de Castellón dieron el salto a los de València, Barcelona, Génova, Port Said, Quetzal y ahora Gotemburgo 

Esta novedosa aplicación cuenta ya con más de 4.000 usuarios en suelo español pero tiene todavía mucho camino por recorrer en una multinacional que cuenta con casi 90.000 trabajadores, la mayoría dedicados al transporte marítimo. El proyecto es más importante para Estudio Cactus en lo que se refiere al prestigio que en cuanto a los ingresos en sí, «que también son relevantes, de algo tenemos que comer», reconoce Jorge Juan, responsable del departamento de 3D. Y ha abierto además una nueva línea de negocio para una compañía que desde su nacimiento en 2016 ha estado eminentemente centrada en aportar soluciones para las empresas cerámicas de su entorno. No en vano, cada uno de los socios procede de una rama totalmente diferente: Juan es ingeniero técnico en diseño industrial; Gutierro, ingeniero informático, y Aguirre periodista.

Los tres, formados en la Universitat Jaume I, se lanzaron a la aventura de emprender hace casi cuatro años para desarrollar Click & Render, su primera aplicación. Se trata de un configurador de espacios 360º: «con la mirada puedes cambiar la apariencia de una habitación, eligiendo el tipo de recubrimiento», señala Aguirre. El hecho de no tener que utilizar las manos es una novedad pero también «que puedas tener la aplicación en tu móvil; que sepamos, no hay ninguna otra que permita hacerlo», destaca el responsable comercial de la startup castellonense. Esto le ha valido para que el cuarto fabricante de azulejos y baldosas del mundo, RAK Ceramics, radicada en los Emiratos Árabes Unidos y con más de 81 millones de metros cuadrados de azulejos de producción en 2018, les comprase la aplicación para mostrar a sus clientes los acabados que se pueden lograr en diferentes espacios en función de cuál de sus recubrimientos apliquen.

Tras esta solución inicial, que tardaron dos años en vender a pesar de que va más allá de las que actualmente utilizan casi todas las promotoras inmobiliarias para mostrar cómo quedan las viviendas antes de construirlas, estos tres emprendedores castellonenses diseñaron la primera aplicación del Villarreal CF. Fue en marzo de 2016 cuando lanzaron la app del Submarino Amarillo, como se conoce al equipo, y acto seguido se desplazaron a Riazor para tratar de hacer lo propio con el Deportivo de La Coruña. Pero la Liga ofreció de forma gratuita este servicio a todos los conjuntos del fútbol profesional español y su aspiración se vio truncada. 

Cerámica, nicho de mercado

A partir de ahí, los trabajos para el sector cerámico han sido el principal nicho de negocio de la compañía, que crece poco a poco cada año. Muchos de los proyectos están centrados en la elaboración de espacios para los catálogos de diferentes fabricantes azulejeros, pero los hay que son más importantes.

Entre estos destaca el diseño del software y la herramienta informática de Porcelanosa Partners, el programa con el que el gigante vila-realense de los acabados interiores de vivienda ofrece a los promotores inmobiliarios, así como a los clientes finales, su amplísima gama de producto, que va desde azulejos a bañeras, pasando por muebles de baño. «Lo acabamos en agosto de 2018 y todavía sigue activo… sin que se haya caído ni una sola vez», recuerda Gutierro. Entre las diferentes ramas del proyecto también se incluye la visualización 360º de las diferentes habitaciones de la vivienda que se desea vender. 

Este proyecto «nos abrió muchas puertas y nos permitió contratar trabajadores», señala Aguirre, quien destaca «el gran equipo humano» que ha formado con sus cinco empleados esta startup cien por cien castellonense. Siempre desde La Plana, además de en Suecia y Emiratos Árabes, la compañía ha aterrizado también en la India —donde cuenta como cliente con una de las compañías más potentes del mundo en la extracción, manipulado y comercialización de mármol— y en Estados Unidos, donde diseñó la página web del fabricante de cojines de lujo Softline. Ahora, centrados en el proyecto de Maersk, pero sin olvidar la esencia cerámica, la idea es seguir captando clientes a través del boca-oreja «y seguir trabajando igual, volcándonos mucho en la personalización de los proyectos», concluyen los tres.  

* Este artículo se publicó originalmente en el número 66 (abril 2020) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email