X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Favorable coyuntura para que la FED suba los tipos en EE UU

Los buenos datos macroeconómicos de la economía americana deberían permitir a la Reserva Federal seguir encareciendo el precio del dinero

1/03/2017 - 

MADRID. Tras un tercer trimestre muy sostenido (+3,5% en ritmo anualizado), el crecimiento estadounidense se ha ralentizado en el cuarto trimestre de 2016, situándose en el +1,9% en ritmo anualizado. Esta ralentización se explica sobre todo por un leve decaimiento del consumo tras dos trimestres relativamente  dinámicos y una incidencia muy negativa del comercio exterior. En cambio, la variación de los stocks y la inversión han animado el crecimiento.

El peso tan negativo del comercio exterior no debería en principio repetirse. La caída de las exportaciones es la consecuencia lógica del fuerte aumento que registró en el tercer trimestre. En cuanto al incremento de las importaciones, debe contextualizarse con el fuerte aumento de los stocks. Cuando el nivel de existencias aumenta, este fenómeno suele ir aparejado a un importante aumento de las importaciones.

El buen comportamiento del mercado laboral debería seguir sosteniendo el consumo, aun cuando el informe del empleo del mes de enero arroja resultados desiguales. La creación de empleo se ha mantenido dinámica (+237.000) pero la evolución del salario horario ha sido decepcionante (+2,3% en un año). En cuanto a la tasa de desempleo, ha pasado del 4,6% al 4,8% debido a un incremento de la tasa de participación. Con todo, se mantiene en torno a sus niveles mínimos en este ciclo.

Datos positivos

Los índices ISM son coherentes con un crecimiento sólido en el primer trimestre. El índice del sector manufacturero ha seguido enderezándose en enero, hasta alcanzar 56,0, su mejor dato en dos años, frente al 54,5 registrado en diciembre. En el sector no manufacturero, el índice ISM se mantiene en niveles relativamente elevados, situándose en 56,5.

Los datos de la inflación en enero han deparado una sorpresa muy grata. Gracias a la subida de los precios de la energía, la inflación global ha seguido progresando, hasta alcanzar el +2,5% interanual. La inflación, energía y alimentación excluidas, ha registrado el mayor incremento mensual desde el año 2006 (+0,3%), para situarse en el +2,3% interanual.

Ante este panorama, Janet Yellen ha endurecido algo su discurso en su comparecencia semestral ante la Comisión del Senado encargada del sector bancario, que tuvo lugar a mediados de febrero. Declaró que sería imprudente esperar demasiado para aplicar una subida de tipos. También insistió en las incertidumbres en torno a la política presupuestaria estadounidense, una cuestión que, en su opinión, debería zanjar Donald Trump lo antes posible.

Julien-Pierre Nouen es economista jefe de Lazard Frères Gestion

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email