X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 7 de diciembre y se habla de caso mas mut sandra gómez EMT VALENCIA Impuesto de sucesiones
GRUPO PLAZA

‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID / OPINIÓN

Fin de semana de elefantes

Primer capítulo la próxima semana de la investidura de Pedro Sánchez. ¿Habrá fumata blanca? O ¿Seguiremos sin ver el elefante? Si no sale, supuestamente en septiembre habrá tiempo y sino elecciones el 10 de noviembre. Todo va a depender de si ven o no el elefante, o sea si se entienden o no Pedro Sánchez y Pablo Iglesias u otros socios más o menos incómodos

19/07/2019 - 

El origen del elefante en la habitación. En muchas ocasiones los periodistas y los políticos cometemos el error de hablar para nosotros mismos. En estos días ha hecho fortuna la expresión “elefante en la habitación” con total familiaridad sin percatarnos de que a lo mejor nuestros interlocutores, el común de los mortales, no repare en el significado del sucedido. Así que vamos a buscar ese origen para entender de qué estamos hablando. Elephant in the room pasa por ser una expresión publicada en un artículo traducido en El País y acuñada por The New York Times en noviembre de 2006 a propósito de un asunto de educación ,- financiar las escuelas se ha convertido en un problema similar a tener un elefante en el salón; es tan grande que no puedes ignorarlo-. Siempre se ha pensado en su origen inglés, pero de verdad el primero que la mencionó fue el poeta ruso Ivan Krylov en su obra El hombre inquisitivo (1814) en la que el protagonista visitaba un museo y se fijaba en los detalles, pero no en el elefante disecado que ocupaba gran parte de una estancia. Tuvo tanta trascendencia que hasta Dostoievski la utilizó en Los demonios (1872) y también Mark Twain en El robo del elefante blanco (1882). A partir de aquí numerosos autores de nuestros días la mencionan. Y como no, nuestros políticos y los escribidores.

¿Quién no ve el elefante? Dícese de una verdad evidente que se ignora o pasa inadvertida. Problema o riesgo sobre el que nadie quiere discutir. Evidentemente en estos momentos hay quien no quiere ver el elefante en cuestión. Se reúnen, cuando lo hacen, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, cada uno habla de lo suyo, uno le pide el apoyo al otro casi gratis et amore y el otro suspira por vicepresidencias y ministerios. Al final el elefante crece y crece y ninguno lo ve. Digamos que metafóricamente el paquidermo en cuestión está. La imposibilidad de la investidura al menos a pocas horas de la sesión parlamentaria promete un fin de semana de negociaciones y de elefantes. Sánchez cierra los primeros acuerdos o eso parece con Compromís, PNV, Partido Regionalista de Cantabria, Bildu y a la espera de los independentistas (ERC que parece que sí, y Jxcat también) y el elefante que no se ve, Unidas Podemos, con su consulta interna sorpresiva que ha levantado las críticas socialistas, dicen que por inoportuna e innecesaria.

Distintos elefantes. Es común aquello del “elefante en cacharrería”, que en ocasiones muchos provocan. Le ha pasado a Pablo Iglesias con sus peticiones ministeriales estrambóticas, sus supuestas consultas democráticas internas, también a Pedro Sánchez y sus huestes porque han decidido ir por la calle de en medio para mantenerse en Moncloa y como no a Albert Rivera con el carajal interno que tiene en su partido con “elefantes balanceándose sobre la tela de una araña y como veía que no se movía fue a buscar otra compañía...”. En el PP, digamos que el elefante de Pablo Casado, es menor, cuasi Dumbo, pero ojo que al final el pequeñin triunfó con sus orejas tan grandesY luego en nuestro imaginario colectivo tenemos lo del “elefante blanco” del 23F. Aquella máxima autoridad que iba a tomar las decisiones. Al final el elefante fuese y no fue visto. Decía el desaparecido Alfredo Pérez Rubalcaba aquello del “gobierno frankenstein” pues es lo que parece que puede ocurrir. Aunque Sánchez le tire carrete al PP y Ciudadanos con la boca pequeña para solicitar una abstención lastimera según asegura la derecha y de altura de miras según el PSOE. Así que elefantes tenemos varios y nadie los ve, o mejor dicho nadie los quiere ver. Si la próxima semana hubiera gobierno, todos tan contentos, sino habrá que esperar a septiembre con todo muy mareado y enrarecido. O puede ocurrir que el mes de agosto les siente bien a todos, reflexionen y consigan el acuerdo. Y así visualicen todos el elefante que está en la habitación o que algunos llevan dentro. Y si no escuchen a nuestros “jarrones chinos” favoritos, Felipe González que les pide a todos que “se vayan al rincón de pensar” o José Mª Aznar que dice que estamos ante “una hoguera de disparates que no tiene ningún sentido”. Y no nos podemos olvidar de los 38 elefantes de Anibal Barca que atravesó desde Hispania los Pirineos y los Alpes para conseguir enormes conquistas, pues como ahora Pedro Sánchez si es que le sale bien. En fin, lo dicho, fin de semana de elefantes.

El Tablero

  • PSOE: Pedro Sánchez encuentra su elefante y es Pablo Iglesias. El Presidente en funciones se ha dedicado las últimas horas a desplegar sus encantos y razones en un tour de entrevistas, ora TVE, ora Telecinco, ora La Sexta ora la SER… para convencer al personal de las bondades de su propuesta y para justificar la supuesta ruptura de negociaciones con Pablo Iglesias porque “el escollo” es él. Llegados a este punto de la partida y tras el lance de La Rioja con Podemos votando en contra, se antoja difícil o casi imposible la investidura. Adriana Lastra se ha reunido con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián que aunque parezca mentira apoya a Sánchez. Ay… El manual de resistencia. El caso es que si saliera adelante después están las cosas del comer. Es decir la gobernabilidad y los presupuestos. Así que vuelta a negociar, todo con todosNadie quiere elecciones pero parece que vamos a ellas. Y mientras, Sánchez, pensando en el mundo, mundial a lo grande. Se promueve a la actual Ministra de Economia, Nadia Calviño como posible directora gerente del FMI con el apoyo el G-7. A lo mejor es aventurado. Hay otros tres candidatos europeos con avales.
  • PP: Pablo Casado el silente. El PP insiste, no facilitará la investidura pero sí estaría dispuesto a favorecer acuerdos de Estado para mantener la gobernabilidad. Así que estamos a la espera de acontecimientos y sin despistarse al menos en el PP con el jaleo orgánico que tiene Ciudadanos. De momento Casado busca desesperadamente puesto institucional para su secretario de organización Javier Maroto después de no obtener ningún diputado en el País Vasco. Se le quiere ubicar en el Senado para ser el portavoz. Falló la apuesta por la Comunitat Valenciana y ahora también por Castilla León. Queda pendiente también la designación de portavoz en el Congreso con mucho malestar interno por si al final es designada, Cayetana Álvarez de Toledo. También se está a la espera del futuro de Murcia y la Comunidad de Madrid con Ciudadanos y los incómodos socios de Vox. En apariencia parece que con mejor pronóstico que hace unos días. Tiene pinta de que nos podemos ir a septiembre. Por si acaso hay elecciones, en las filas populares se piensa en presentar listas conjuntas con Ciudadanos para el Senado y así evitar la actual mayoría absoluta del PSOE por lo que pudiera pasar con Catalluña y por aquello de la aplicación del artículo 155. Demasiadas apuestas con previsiones en dudas.
  • CIUDADANOS: Albert Rivera el convaleciente sin pausa. Entre su lucha por liderar la oposición y contener sus problemas orgánicos no tiene tiempo para su recuperación. De momento ha optado para disimular el lío interno con la convocatoria de un Consejo General de la formación para ampliar la dirección. O sea limpieza étnica disimulada. Eliminamos la resistencia ampliando la ejecutiva de 37 a 50 y así todos contentos o no. Mientras, se siguen conociendo las deserciones a cuentagotas. Uno de los fundadores del partido y maestro del propio Rivera, Francesc de Carreras lo dejo hace meses antes del 28A y la salida trasciende ahora. Carreras discrepó de la estrategia contra Sánchez y acusó por carta a Rivera de ser “un adolescente caprichoso” que obvia los intereses de los españoles. Pues nada, todo muy entrañable y familiar.
  • UNIDAS PODEMOS: Pablo Iglesias y su resistencia elefantiásica. Tras la declaración clara e inequívoca de Sánchez de que el problema es él, Iglesias insiste en que no hay nada roto, pero mientras da el susto en La Rioja con la negativa a apoyar a los socialistas. Solo tienen una diputada y pedían tres consejerías. Al mismo tiempo estamos con la consulta envenenada, según el PSOE, a sus inscritos. Decía Pablo “los vetos no tienen sentido y a mí Sánchez no me ha vetado”. Pues caramba, aquí dos han estado en la misma reunión y desconocen lo que han dicho ambos. O sea vuelta a lo del elefante que no se ve. Asegura Iglesias “no hemos parado de ceder y podemos seguir haciéndolo; tendemos la mano, no rompemos la negociación” y además recuerda “nosotros organizamos la moción de censura que le puso en la presidencia del gobierno”. Uff… La necesidad de Iglesias por estar en el ejecutivo y la displicencia de Sánchez no unen, dividen.
  • VOX: Santiago Abascal y el postureo. Con la cercanía del debate de investidura nacional, Vox ha ocupado un segundo plano. Pero en los entresijos de Murcia y Comunidad de Madrid se sigue negociando. Se preparan nuevas cesiones lo que demuestra la bisoñez de la formación con mucha sobre actuación y poca resolución. Sí es cierto que con su actitud han logrado paralizar las investiduras de las dos comunidades, pero los contactos continúan y podría haber novedades. Quedan pocos días para que finalice julio y a lo mejor todo va para septiembre como parece ser ya la norma.

Las frases de la semana 

Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno en funciones: “Iglesias no puede estar en el gobierno; no puedo meterlo para que me quiera vigilar. Un gobierno no funcionaría con dos líderes de dos partidos con tantas discrepancias. Necesito un vicepresidente que no hable de presos políticos” ¡¿Significa que sin Iglesias habrá acuerdo? O ¿es una ruptura definitiva?!

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos: “Uno nunca puede pedir más de lo que los votos dan” ¡Pues claro, alguien ha hecho mal los números y pide lo que no le corresponde!

Gabriel Rufián, portavoz de ERC: “Septiembre nos complica mucho a todos. Aquí palmamos todos” ¡Ay la sentencia del procés, que todo lo hila o lo complica según se mire!

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona: “Repetir elecciones es temerario porque puede ganar la derecha. Con Pedro Sánchez se pueden pactar las diferencias sobre Cataluña” ¡Curioso, todos coinciden, no quieren elecciones y por eso van a pactar!

Joan Baldoví, diputado por Compromís: “La actitud de Pedro Sánchez me ha recordado al tancredismo de Mariano Rajoy” ¡Lo veíamos venir. Rajoy ha marcado una época. No hacer para parecer que se hace. Ya un clásico!

Iñígo Errejón, líder de Más Madrid en la Asamblea de Madrid: “Hay espacio para otra fuerza progresista no sectaria” ¡Pablo Iglesias se debe aplicar a la faena o tendrá competencia en su mismo flanco!

Carmen Calvo, Vicepresidenta del Gobierno: “Nunca he ido a una manifestación con mujeres de la derecha” ¡Pues no es para sentirse orgullosa. Seguro que hay muchos asuntos en los que coinciden. Y no pasa nada por estar encabezando la misma pancarta, más bien al contrario!

Borja Sémper, Presidente PP Guipúzcoa: “Estoy ya en el papel de héroe crepuscular. Me queda poco, estamos en la retirada en algo tan exigente como la política” ¡A pesar del cambio de rumbo popular, no deberían permitirse la salida de alguien como Sémper! 

Alfonso Rus, ex presidente Diputación de Valencia: “Estoy imputado desde que tomé la comunión. Lo solventaremos, porque yo doy la cara” ¡Pues nada, a seguir mejorando!

Rafa Nadal: “Ni ganar es tan fantástico, ni perder es tan traumático. Me voy a casa sabiendo que he hecho un esfuerzo” ¡Dosis de realidad y sentido común!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email