Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Fondos post Covid-19 al alcance de todos: cohesión regional

9/08/2020 - 

BRUSELAS. “En estos tiempos de crisis, los países, las regiones y las ciudades de toda la Unión Europea están tendiendo una mano a sus vecinos, ayudando a quienes más lo necesitan mediante donaciones de equipos de protección, como mascarillas, el tratamiento transfronterizo de pacientes y la repatriación de ciudadanos bloqueados a sus países de origen”. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, pronunció estas palabras en plena pandemia cuando creó el grupo de coordinación para una respuesta europea común al coronavirus, sin olvidar los distintos niveles de organización subestatal.

Recientemente, 15 regiones europeas se han puesto de acuerdo para implementar acciones conjuntas que les permitan compartir sinergias que les permitan posicionarse conjuntamente frente a los gobiernos estatales para afrontar una gestión de la crisis más favorable a sus intereses territoriales. Un ejemplo es la ronda de contactos emprendida por Catalunya con otra regiones europeas y españolas, en una iniciativa que sigue abierta a otros territorios, como la Comunitat Valenciana, según manifestaron fuentes de la Generalitat catalana. El objeto es articular un espacio que permita afrontar el contexto de crisis que ha generado la Covid-19 y potenciar conjuntamente las oportunidades de recuperación con el nuevo paquete financiero europeo.

Se trata de un ejemplo más de lo que ya viene haciendo la Unión Europea (UE) para la gestión de los fondos de cohesión regional o de cooperación transfronteriza, por poner dos ejemplos. La más conocida es la Cooperación Territorial Europea (CTE), también llamada Interreg y dentro de la política de cohesión, que proporciona un marco para la implementación de acciones conjuntas e intercambios de políticas entre actores nacionales, regionales y locales de diferentes Estados miembros. 

Además, está la cooperación transfronteriza, entre regiones de Estados miembros de la UE y de terceros países, como el European Neigbourhood Instrument (ENI), el instrumento financiero de la Política Europea de Vecindad, que depende del servicio de Acció Exterior de la UE y cuya gestión de los fondos es regional, bajo supervisión de los Estados. En este caso, la Autoridad de Gestión para le Mediterráneo se encuentra en Cerdeña y el cargo lo ostenta la Dirección de Relaciones con la UE de esta región italiana. Además, cuenta con dos Oficinas delegada, para el Mediterráneo Oriental, en Aqba (Jordania) y para el Mediterráneo Occidental, en Valencia, también bajo el cargo de la Dirección General de Relaciones con la UE de la Generalitat Valenciana. 

A través del Comité de las Regiones se gestionan otros fondos entre territorios afines o con intereses económicos comunes. Es el caso del intergrupo del automóvil, que fue presidido recientemente por la Comunitat Valenciana. También hay grupos sectoriales como Nextur, un lobby turístico europeo. En estos foros, la Generalitat Valenciana y la catalana comparten intereses, así como en la Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas (CRPM), otro lobby regional institucional que gestiona fondos e intereses directamente con la Comisión Europea.

El grupo creado recientemente pretende aprovechar estas estructuras preexistentes, según manifestaba el conseller catalán Bernat Solé, en primer lugar, para “promocionar el papel de los territorios a la hora de gestionar la recuperación de la crisis”. En segundo lugar, pretende “compartir información sobre los diferentes planes de recuperación con el objetivo de identificar buenas prácticas, detectar proyectos coincidentes entre regiones que se podrían reforzar mutuamente a escala europea, e incluso hacer surgir proyectos concretos conjuntos para trabajar en las redes europeas ya existentes”. Y, finalmente, esta cooperación permitiría “articular una estrategia de influencia para posicionar los planes de reactivación socioeconómica de las regiones en el marco de los Planes de recuperación de los Estados, y promover la perspectiva regional en las instituciones europeas”.

Estas tres líneas de acción interregional están en el centro de los contactos iniciados para "asumir la parte de responsabilidad que corresponde a los territorios" en la superación de la crisis originada por la pandemia. El objeto es explorar vías de colaboración que permitan "reforzar el papel de los territorios en la superación de la crisis originada por la pandemia y evidenciar el rol estratégico de los gobiernos regionales para alcanzar un mercado interior fuerte y una Europa resiliente”.

La Generalitat Valenciana, según confirmó el Delegado en Bruselas y Secretario Autonómico de Acción Exterior, Joan Calabuig, está receptiva para participar en esta iniciativa. “Estamos abiertos a la colaboración en redes que se puedan plantear”, manfiestó. En estos momentos, ya se ha contactado desde Barcelona con Flandes, Valonia, Lazio, Emilia-Romagna, Navarra, País Vasco, Balears, Azores, Varazdin (Croàcia), Baden-W, Baviera y Salzburgo, además de las francesas Nouvelle-Aquitanie, Occitània y Provenza-Alpes.

Desde las instituciones regionales hay un interés en que se empiece a "dialogar, compartir iniciativas y concertar posicionamientos que luego se puedan defender, tanto individualmente como conjuntamente, ante los gobiernos de los Estados y de la Comisión Europea, o en el marco de las redes europeas y del Comité Europeo de las Regiones”, explicaban fuentes de la Generalitat catalana. La iniciativa está “abierta a todas las regiones que defiendan el principio de colaboración y de responsabilidad compartida a la hora de contribuir a la superación de la crisis originada por la pandemia”, añadieron.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email