GRUPO PLAZA

baja afluencia de asistentes aunque la conselleria se niega a dar datos de los test realizados

Fracaso en la primera jornada de rastreo de los posibles contagios de las dos discotecas de València

30/07/2020 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Sanidad que lidera la socialista Ana Barceló comenzó este miércoles a recoger muestras para realizar los test PCR a las personas que asistieron a las discotecas Mya y Umbracle durante los días 23 y 24 de julio, locales en los que se habían detectado 12 contagios en la plantilla. Una medida que fue anunciada por la propia consellera el martes con el objetivo de tratar de rastrear a las aproximadamente 4.000 personas -cifra no confirmada oficialmente- que visitaron estos recintos.

No obstante, la ambiciosa medida de la conselleria de realizar una prueba diagnóstica masiva de este calibre, además de los problemas de logística que conlleva, corre el peligro de fracasar por las pocas opciones de localizar a muchos de los asistentes esas noches.

De hecho, desde Sanidad se negaron este miércoles a informar sobre cuántas personas se habían acercado a los puntos para la realización de pruebas en València, situadas en el hospital de campaña de La Fe y en el Hospital General. Ahora bien, fuentes próximas a la conselleria admitieron a este diario que la afluencia había sido baja.

Es cierto que, según ha podido saber este diario, los emails para tratar de contactar con los asistentes a las citadas discotecas se empezaron a enviar en la tarde del martes, cuando Barceló ya había anunciado su intención de realizar estas pruebas diagnósticas. Así, las esperanzas de la conselleria se dirigían a que muchos de las personas que acudieron a los locales de ocio no hubieran visto el correo y, por tanto, no lo hubieran transmitido a sus contactos.

Foto: GVA

Cabe recordar que estas discotecas tenían habilitado un útil sistema de venta de entradas por correo electrónico, si bien este permitía la adquisición de varios tickets por email, por lo que no se dispone del contacto de muchas de las personas que asistieron y tendrán que ser los compradores de las entradas los que les avisen de la situación.

Más pesimistas eran otras fuentes consultadas de la conselleria, que reconocieron las dificultades que entrañaba un rastreo de este tamaño, puesto que podría haber personas que ya se hubieran marchado de vacaciones o que simplemente no consulten el correo o, incluso, que al no presentar síntomas no le den mayor importancia y prefieran no alterar sus planes.

El gran problema de esta situación, por otro lado, es que este jueves se cumple una semana desde que fijó la primera fecha peligrosa de contagio, el día 23 de julio. O lo que es lo mismo, siete días en los que si existen contagiados entre los miles de asistentes a estas dos discotecas, el coronavirus podría estar propagándose sin control, especialmente si entre los positivos no se producen síntomas. Un tiempo, salvo incremento milagrosa de la asistencia para la realización de estos PCR, que podría alargarse durante días hasta que se completaran las pruebas. Mientras, está previsto que estos locales reabran en este mismo final de semana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email