GRUPO PLAZA

Las patronales también se suman a la petición

Los gobiernos de Aragón y la Comunitat urgen a terminar el Corredor Cantábrico-Mediterráneo

15/09/2022 - 

VALÈNCIA (EP). Los gobiernos de Aragón y la Comunitat Valenciana, así como la CEOE de ambas regiones, han apostado este jueves por acelerar las obras del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y hacer realidad objetivos como ampliar hasta 40 o más el número de trenes de mercancías que unen cada semana València con Zaragoza.

CEOE Aragón ha acogido el Foro 'Impulso al Corredor Cantábrico-Mediterráneo', al que han asistido los presidentes de ambas comunidades, Javier Lambán y Ximo Puig, así como la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, y los presidentes regionales de CEOE, Miguel Marzo y Salvador Navarro.

Lambán ha recordado que Aragón sigue siendo el segundo cliente comercial más importante de la Comunitat Valenciana y el tercer o cuarto proveedor, destacando las relaciones históricas, de vecindad y económicas de ambas comunidades. "La conexión con el Puerto de Sagunto es fundamental", ha dicho.

El presidente aragonés ha recordado que cuando llegó al Gobierno el eje Cantábrico-Mediterráneo estaba excluido del mecanismo de financiación Conectar Europa, consiguiendo incorporarse con apoyo de Puig y del Gobierno de España.

"Las obras se van desarrollando poco a poco, se van viendo avances que nos ratifican en el pronóstico", ha continuado Lambán, quien ha considerado "fundamental" el apoyo de CEOE porque "es clave que los poderes públicos empujen los proyectos de interés público, pero si no hay detrás apoyos sólidos y firmes que se impliquen, no son proyectos que tengan visos de prosperar".

Foto: EUROPA PRESS

"Espero que no tardemos muchos años en que ese corredor sea una realidad plena", ha continuado Lambán, a cuyo juicio las obras "van razonablemente bien". Ha pedido al Gobierno de España que intensifique el ritmo inversor.

"Si la idea de España, entendida como proyecto nacional, quiere ser de éxito, tiene que ir ligada al desarrollo del Estado autonómico y siempre entendida como un propósito común, compartido no solo por las fuerzas políticas, sino sobre todo por la sociedad civil, el tejido social y económico", ha asegurado Lambán, quien ha enfatizado que la idea de este corredor se remonta a 90 años atrás, experimentando "un acelerón importante" desde 2015.

No hay vuelta atrás

Por su parte, Ximo Puig ha hecho notar que esta infraestructura afecta a más del 20 por ciento de la población española y más del 20 por ciento del PIB nacional. Ha agradecido a los empresarios que durante "mucho tiempo" hayan priorizado estas obras.

"Las infraestructuras no son neutrales, la priorización no es neutral", ya que "cuando se hace una infraestructura se avanza en el desarrollo económico y social de una región y cuando no se hace, se ponen trabas a ese crecimiento". "Si funciona el negocio acaba dando riqueza, empleo y prosperidad".

Puig ha aseverado, asimismo, que "Valencia aspira a ser más el puerto de Aragón", añadiendo que a la Comunidad vecina también le interesa la conexión con el puerto de Bilbao porque "la salida de la crisis va a pasar por la capacidad de exportar y un aspecto fundamental de la productividad son unas comunicaciones adecuadas".

Foto: EFE/TONI GALÁN

También ha indicado que el Gobierno de España "tiene más recursos para priorizar este corredor" y se ha quejado: "Llevamos más de 100 años con este corredor estancado".

El presidente valenciano ha lamentado que esta infraestructura "ha vivido demasiado tiempo en el olvido, nunca ha sido el momento del corredor", pero "se ha acabado el tiempo del olvido por el empuje de los empresarios y por el fortalecimiento institucional del hecho autonómico. Ya no tiene vuelta atrás".

Competitividad

Miguel Marzo ha hecho notar que este corredor "es importante para el desarrollo y la competitividad empresarial, es crítico para nuestras autonomías", de ahí la necesidad de "agilizar plazos para dotarlo de infraestructuras y la modernidad necesaria".

El transporte por tren representa el 4 por ciento del total y el objetivo es alcanzar el 10 por ciento en 2030, ha continuado Marzo, quien ha apuntado que hace varias años se realizaban cinco trayectos por tren en este corredor, ahora son en torno a 20 y su deseo es pasar de los 50 trayectos.

El presidente de CEOE Aragón ha abogado por duplicar la vía, construir apartaderos de unos 750 metros y mejorar el abordaje de la orografía. "Me gustaría que hubiera algún compromiso".

Salvador Navarro ha expresado que "más allá de la radialidad hay otros intereses, otras infraestructuras necesarias, y esta es una de ellas", haciendo hincapié en que "este corredor no solo beneficia a las empresas, también a los ciudadanos" y a un total de cinco comunidades: Aragón, Comunitat Valenciana, La Rioja, Navarra y País Vasco.

Foto: EFE/TONI GALÁN

"Hoy el transporte por carretera es el medio más eficiente, pero hay que hacer una apuesta clara por la inversión y las infraestructuras" sostenibles, ha dicho Navarro.

Adif

La presidenta de Adif ha manifestado que el Corredor Cantábrico-Mediterráneo es "un eje estratégico para el tejido empresarial" y que "no es solo una infraestructura, sino un proyecto al servicio de los ciudadanos y las empresas", apostando por "completar la estrategia de desarrollo logístico, donde los puertos y los aeropuertos son un factor principal".

"Necesitamos culminar el proyecto con rigor y trabajo", ha dicho Domínguez, para quien "el potencial del corredor reside en su transversalidad, que se maximiza si sumamos la toma de decisiones de todos los actores".

Ha recordado que la política de la red europea de transportes trata de "reforzar la cohesión social, económica y territorial" e incluye no solo construir nuevas infraestructuras, sino también mejorar el uso de las existentes y reducir el impacto ambiental del transporte, así como aumentar la eficiencia y la seguridad.

"Los corredores son óptimos para responder en menos tiempo a una sociedad y una economía en permanente transformación y son la llave para abrir ventanas de oportunidad". Ha comentado que la UE impulsa nueve corredores, dos de los cuáles atraviesan España, el Atlántico y el Mediterráneo, que une el Cantábrico-Mediterráneo.

Desde mediados de 2018, en este corredor se han licitado 300 actuaciones por 4.400 millones de euros, se han realizado adjudicaciones por 2.000 millones y se han puesto en servicio 233 kilómetros de vías, sumando un total de 624 kilómetros.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme