X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

éxito de aforo

Grezzi sí que hace caja con el parking de Brujas

Foto: KIKE TABERNER
17/06/2019 - 

VALÈNCIA. No les ha sorprendido tanto. Para poner en marcha el parking de Brujas la EMT de València realizó un estudio previo detallado en el que contó con la asistencia técnica de EMT Madrid. La experiencia de la empresa madrileña resultó fundamental para que en todo momento fueran sobre seguro.

A eso, añaden, hay que sumar que hicieron un estudio comparativo con los parkings de la zona para calcular cuál sería aproximadamente el volumen de tráfico que iban a soportar. Es decir, sabían muy bien a lo que se enfrentaban y conocían el terreno que pisaban.

Pese a ello, desde la EMT no ocultaban este lunes la satisfacción que les había producido los resultados de explotación del aparcamiento público más esperado de la legislatura, un parking cuya puesta en marcha obligó al consistorio a realizar un auténtico encaje de bolillos legal y administrativo ya que la empresa pública hasta ahora no tenía competencias en esta materia. Un éxito es un éxito aunque se prevea, venían a decir.

Más de seis meses después de la apertura el pasado 13 de diciembre, el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, y su equipo hicieron públicos estos primeros datos: más de 90.000 vehículos han usado las instalaciones de un aparcamiento que oficialmente se denomina Centre Històric-Mercat Central de València.

Esto supone que en medio año, esta infraestructura, que estuvo parada desde el año 2011 hasta que el Govern de la Nau la acabó y puso en funcionamiento, “se ha consolidado como una solución de movilidad para todas las personas que quieren hacer sus compras en el centro de la ciudad”, dicen desde el consistorio.

Seis veces los coches del distrito

La cifra exacta de vehículos ha sido 92.498 vehículos. Teniendo en cuenta que el parque automovilístico de Ciutat Vella es de 13.994 turismos, es el equivalente, por ejemplo, a que todos los coches privados del distrito histórico hubieran aparcado más de seis veces cada uno. O lo que es lo mismo, como si todos los vecinos de Ciutat Vella hubieran aparcado una vez al mes allí.

En el consistorio insistieron en que la evolución es positiva y hay un crecimiento mantenido a lo largo de los meses. La gráfica señala hacia arriba. Si en enero fueron 10.501 los vehículos de rotación, en el mes de mayo la cifra ya estaba por encima de los 15.600.

Pero, como es lógico, hay picos y valles. Especialmente llamativa es la cima. El mes con más demanda fue marzo, coincidiendo con la semana fallera, cuando pasaron un total de 16.638 vehículos por esas instalaciones, y los días de más de uso fueron el 16, bajo la influencia de la ofrenda de flores, el 9 y el 2 de marzo.

En el mes de mayo ya se adjudicaron las plazas para residentes, un reparto que no ha estado exento de problemas, y el aparcamiento registró la entrada de 1.707 vehículos en ese mes de personas con su abono, casi el doble que en marzo y abril. Finalmente, 86 vehículos acometieron trabajos de carga y descarga para los comercios del Mercado Central durante el mes de mayo.

Un “referente”

En cuanto al horario de uso, no hay grandes sorpresas. Las horas de mayor ocupación en los días laborales son las de mediodía, que van desde las 11.00 a 13.00 horas de lunes a sábado, cuando la ocupación media está entre los 143 y 293 vehículos.

La mayor demanda se produce los sábados de 12.00 a 13.00 horas, lo que corrobora el uso que hacen de este aparcamiento los vecinos que compran en el Mercado Central. Pero también los domingos hay una franja de ocupación considerable, la que va de 13.00 a 14.00 horas, que es la mayor de ese día.

En el consistorio están satisfechos porque el aparcamiento “ya es un referente y un dinamizador para todas las personas que vienen al entorno del Mercado Central y el casco histórico de la ciudad”, y así lo expresó el alcalde Joan Ribó en un comunicado remitido por el Ayuntamiento de València.

Desde la EMT paladean el buen sabor de boca que les está dejando un parking en el que se han implicado. Desde que se hicieron cargo de la gestión empezaron a desarrollar toda la infraestructura, sustituyendo la señalítica provisional. En su puesta en funcionamiento, se ha consensuado con los comercios del centro y del Mercado Central la mayoría de las actuaciones. Además, se articularon ofertas y abonos puntuales que, dicen, han posibilitado el crecimiento sostenido y sostenible del aparcamiento. El experimento, por ahora, funciona.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email