X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Hacienda frena el Observatorio de Trabajo Decente y exige tener un representante en su pleno

28/02/2020 - 

VALÈNCIA. Un enfrentamiento interno en el seno del Botànic vuelve a torpedear un proyecto del Consell. En esta ocasión ha sido la creación del Observatorio de Trabajo Decente, anunciada con todo el boato por el presidente de la Generalitat hace poco más de un mes, la que ha sufrido los daños colaterales.

El motivo del enfrentamiento es la composición del pleno de este organismo, donde la Generalitat cuenta con ocho representantes por otros cuatro de la patronal y cuatro de los sindicatos. Así consta en el proyecto de decreto que desarrolla el reglamento de este ente que hoy iba a ser aprobado por el Consell pero que quedó paralizado en la habitual reunión previa que se celebra los jueves para delimitar los temas que se tratan en el pleno.

Según reconocen a este periódico tanto desde la Conselleria de Hacienda, controlada por el PSOE, como desde la de Economía, que es la que tiene las competencias en Empleo y está dirigida por Compromís, el motivo es la falta de representación del departamento de Vicent Soler en el Observatorio de Trabajo Decente.

Además de la presidencia de este ente, que corresponde al titular de la conselleria con competencias en Empleo –en este caso la de Economía– el proyecto de decreto establece que los otros siete representantes de la Generalitat serán los directores generales de las consellerias con competencias en Empleo, Turismo, Agricultura, Industria, Inclusión Social y Responsabilidad Social.

Este es, según reconocen las fuentes, el punto de fricción, dado que no se ha reservado ninguna vocalía para la Conselleria de Hacienda, tal y como los socialistas defienden que habían acordado verbalmente el conseller de Hacienda, Vicent Soler, y el de Economía, Rafael Climent.

La versión sobre el porqué es distinta según Compromís. Esta formación pone el acento en que la discrepancia ha surgido entre la subsecretaria de Hacienda, Cristina Moreno, y el director general de Trabajo, Gonzalo Gardey. La primera fue quien este jueves ejecutó el bloqueo del decreto que se iba a aprobar este viernes y el segundo quien desestimó las alegaciones planteadas previamente por Hacienda para pedir un representante en el pleno del ente.

En las mismas, Hacienda consideraba "oportuno" que se incorporase como vocal a un representante de la Generalitat "competente en el impulso y transformación del modelo económico de la Comunitat "pasando a haber 8 representantes de la Generalitat, y un total de 16 vocalías" frente a las quince actuales.

La coalición valencianista llama la atención en que tanto Gardey como Moreno –quien también fie directora general de Empleo– son cargos socialistas.

En cualquier caso, el conflicto tiene complicada resolución a menos que se modifique el borrador del decreto, bien para ampliar el número de vocales previstos en el pleno o bien para cambiar su composición.

La primera opción obligaría a su vez a aumentar el número de representantes reservados para los agentes sociales, ya que el pacto es mantener el equilibro actual entre la administración y los agentes sociales. La segunda opción obligaría a sacar del pleno a alguna de las consellerias que sí que tienen previsto incluir a uno de sus directores generales en ese Observatorio.

Combatir los abusos de la economía colaborativa

El Observatorio Valenciano del Trabajo Decente se crea, según el Consell para avanzar hacia el logro del objetivo del trabajo decente "desde una perspectiva de género, con especial énfasis en combatir la economía sumergida, la feminización de la pobreza y la precariedad laboral, así como analizar los escenarios futuros surgidos de la cultura de una nueva gestión del tiempo, o de la llamada economía de las plataformas", entre otras.

Se trata de un órgano consultivo de participación y propuesta en materia laboral, que nace del diálogo social como instrumento de "cogestión" a la hora de diseñar políticas económicas "alineadas" con la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), acordados en la Asamblea de las Naciones Unidas de septiembre de 2015, en especial el octavo: "Fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos".

En su presentación en el Palau de la Generalitat, celebrada el pasado 21 de enero, participaron el jefe del Consell, Ximo Puig; el conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent, el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, los secretarios generales de CCOO PV y UGT PV, Arturo León e Ismael Sáez, y el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España, Joaquín Nieto.

Según dijo Climent entonces, se trata de aplicar de manera "ágil" políticas activas en el fomento del empleo, además hacer un seguimiento de los llamados mercados emergentes -economía circular, transición energéticas, economía azul, industrias creativas o economía de los cuidados- y "ayudar en la elaboración de un futuro 'Plan de Garantía Social y Empleo Digno en la Comunitat Valenciana'.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email