X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Hacienda pagará lo que debe a las CCAA antes de las elecciones y niega que sea "electoralista"

16/10/2019 - 

VALÈNCIA (EP). La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha avanzado este miércoles que las entregas a cuenta a las comunidades autónomas se empezarán a entregar "en los primeros días de noviembre", antes de las elecciones generales del 10N, y de forma fraccionada entre el próximo mes y diciembre.

"Espero que nadie lo tache de electoralista", ha recalcado. Tras los comicios, el Gobierno de Pedro Sánchez también confía en convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para empezar a abordar el cambio de modelo de financiación autonómica "cuanto antes", para lo que la ministra socialista ha pedido el apoyo del resto de partidos en el Congreso.

Según ha anunciado tras reunirse en Valencia con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y agentes económicos y sociales, Hacienda liberará el importe correspondiente a la actualización de las entregas a cuenta entre noviembre y diciembre, ya que habitualmente se efectúa de forma fraccionada al 50% "salvo en comunidades con algún problema o tensiones de tesorería" como la valenciana.

Con estos fondos, "no tendrán ningún problema con el pago a proveedores", ha garantizado, y en cumplir con las partidas sociales ya presupuestadas para 2019 e incluso gastadas.

Ha destacado el "hito" de realizar estas transferencias a pesar de los presupuestos prorrogados, algo que "(Cristóbal) Montoro nunca habría hecho", en referencia a su predecesor en el anterior gobierno del PP.

La ministra socialista ha recalcado que su voluntad era adelantar este proceso a las elecciones. "Era una respuesta que tenía que llegar ya; nunca dije que era imposible", ha aseverado previamente en un desayuno informativo de la Cadena SER en el Oceanogràfic de València.

El cambio de la financiación "obliga a una ley orgánica" y, en consecuencia, a "la alianza de una gran mayoría política" en el Congreso, pues "no depende de un decreto-ley o un real decreto" y "debe tener voluntad de continuidad".

Un acuerdo PSOE-PP sería "suficiente para que el nuevo modelo se abriera camino", por lo que ha garantizado que, si el Gobierno actual continúa, "no esperará hasta el último momento".

También ha negado que se haya intentado alargar este debate, ante el compromiso de Sánchez de aprobar la nueva financiación a lo largo de la próxima legislatura, y ha insistido en que de momento "no se puede concretar el cuándo".

"Es un debate que puede ser desesperante, pero es necesario y no se puede sustituir", ha defendido, mientras "(Mariano) Rajoy --expresidente del PP-- dejó morir el modelo".

En este contexto, el CPFF se convocará "justo después" del 10N para abrir este debate, si Sánchez sigue en la Moncloa, aunque previamente se tendrá que reunir para aprobar los PEF (planes económico-financieros) remitidos por los gobiernos autonómicos.

Eso sí, Montero ha asegurado que "ninguna CCAA perderá recursos", sino que se revisará y reorganizará la fiscalidad, especialmente en medioambiente. Ha llamado así a la colaboración de todas las CCAA "con la actitud de defender el interés general y sin posiciones resistentes: con serenidad, rigor, generosidad y amplitud de miras". "En ningún caso se puede justificar una diferencia de 800 euros per cápita entre la comunidad mejor y la peor financiada", ha enfatizado.

En el caso de Cataluña, tras la sentencia condenatoria del 'procès', ha indicado que el Ejecutivo siempre se ha "alegrado" cuando el Govern ha participado en el CPFF. Ha advertido que es una cuestión que corresponde a este foro multilateral y que no habrá "ningún diálogo alternativo o bilateral" con la Generalitat catalana.

Sobre la Comunidad de Madrid --ante la carta que le ha remitido el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, para advertirle que recibirán 53,65 millones menos de los 733 de las entregas a cuenta--, Montero se ha limitado a afirmar que "a priori" no tiene constancia de esta reducción y a recordar que cada año se actualizan los importes en función de la variación de población.

Ha ironizado con que las quejas vengan precisamente "de tres comunidades gobernadas por el PP", al igual que las críticas por las transferencias del IVA cuando "Montoro cambió el sistema con nocturnidad y alevosía en 2017". "El Gobierno planteó un modelo de 13 meses fiscales en 2019 y sufrí la burla del PP", ha recordado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email