GRUPO PLAZA

Candidato a decano del Colegio de Abogados de Valencia

Héctor Paricio: "Hay que mejorar el Turno de Oficio, son abogados que prestan un servicio a la sociedad"

26/11/2018 - 

VALÈNCIA. El penalista Héctor Paricio Rubio es uno de los cuatro candidatos a decano del Ilustre Colegio de Abogados de València (ICAV) en las elecciones que se celebrarán el próximo 5 de diciembre. Paricio presenta una candidatura que, según él, aglutina todos los aspectos del derecho, así como todos los tipos de despachos que existen, desde el unipersonal hasta los macrodespachos. Su candidatura consta de cinco nombres de mujer, con Lorena Zanón como aspirante a vicedecana, y tres hombres. Según la publicidad de su candidatura, sus líneas fundamentales son: un ICAV más cercano, un ICAV más actual, un ICAV más fuerte, un ICAV más útil y un ICAV más conciliador.

-¿Por qué le tienen que votar sus compañeros?

-Porque el colegio necesita un cambio real, pero una verdadera transformación. Se puede hablar de muchos aspectos, de muchos temas a tratar, pero el concepto de cambio en el colegio, de nuevas ideas, nuevas gentes, transformación de la abogacía, transformación de colegio es una necesidad desde mi punto de vista. Se ha quedado en una situación que por inercia se ha mantenido y creo en la necesidad de un cambio.

-¿A qué se refiere?

-Hay que decir primero qué queremos cambiar y por qué lo queremos cambiar y luego como se llevaría a cabo ese cambio. Hay una realidad que es el distanciamiento de los compañeros respecto del colegio, y del colegio respecto de los compañeros. Cuando sale elegida una junta lo primero que hace es situarse en la sede central. Muy bonita, una buena sede en la cuarta planta y lo que hace es tomar las decisiones de una forma aislada. Hay falta de comunicación, falta de empatía, falta de acercamiento y de alguna forma sin contar ya hasta las siguientes elecciones con el resto de los compañeros. Se tramita, se gestiona, pero ese distanciamiento, esa falta de comunión de creer que perteneces a una organización que te respeta y te defiende no existe. Eso hay que romperlo.

-Cuando habla de falta de acercamiento ¿a qué se refiere?

-De lo que es una falta de comunicación de la actividad real de la junta, y estoy hablando de falta de transparencia. Hay una pestaña en nuestra web de transparencia, pero luego ¿alguien sabe qué decisiones toma la junta de Gobierno? ¿Qué decisiones se toman en el Consejo General de la Abogacía? ¿En el Colegio Valenciano de Colegios de Abogados? ¿Alguien sabe o conoce qué contratos tiene firmados el colegio y con quiénes los tiene y cuánto nos cuesta? Es decir, no hay transparencia.

-¿Está insinuando que el ICAV se salta la Ley de Transparencia?

-No, en absoluto. Estoy diciendo que falta más información en relación con esa transparencia porque es una información genérica, en bruto, que al final no entra en el detalle. No se salta la ley, pero falta profundizar en eso totalmente. Solo se conocen partidas gruesas donde no hay detalles y no podemos tener acceso a ellos. Eso hay que romperlo.

 
-Pero eso supone una falta de transparencia total.

-Yo no voy a decir que el colegio no es transparente, porque no tengo esos datos. Pero a la vez tampoco tengo los datos de quién cobra, qué cobra y dónde se destinan cada uno de los euros. Sí en partidas gruesas: formación tanto, turno tanto, pero luego no tenemos el detalle de todo eso. Las propias juntas podrían tener un carácter semiabierto, no aquello en lo que implica protección derechos, protección de datos o ámbito íntimo. Pero sí en otro tipo de decisiones como qué se hace con las delegaciones, qué se hace con el turno, qué se hace con la formación. Eso podría estar en abierto perfectamente.

-Hablemos del turno. ¿Puede todo el mundo estar en el turno?

-Yo no seré quién cuestiones el trabajo individual de cada uno de los compañeros del Turno de Oficio porque ellos hacen su trabajo, tienen el cliente, y entiendo que lo hacen lo mejor que pueden y saben. Para acceder al turno hace falta pasar unos determinados cursos, es cierto que es un servicio con una baja retribución, y a lo mejor es que la sensación que tiene la sociedad es que el abogado no se preocupa, pero no es esa la sensación que tenemos nosotros, ni es la realidad. La mayor parte de los abogados del Turno de Oficio, la mayor parte, en todas las casas hay situaciones que no gustan y hay que asumirlas, y ahí es donde tiene que estar la junta para dar la mayor calidad y excelencia. Hay que proponer los controles para que eso sea así, pero la mayor parte de compañeros de turno prestan un servicio excelente y bien trabajado. Si la sensación de la sociedad es que como están mal pagado o como son relativamente más jóvenes, con menos experiencia están peor atendidos, ni la comparto ni es así.

-¿Y qué se puede hacer?

-Hay que mejorar el Turno de Oficio. Aparte de la queja histórica de deficiente retribución, recortes que ha habido que son reales, hay elementos o situaciones donde se trabaja y no se cobra. Un abogado que presta un servicio a la sociedad y no cobra no puede ser. Hay que crear una bolsa para situaciones especiales y retribuir adecuadamente al compañero. Se está produciendo una situación que es que todos los compañeros, o cualquiera, puede estar colegiado en cualquier colegio de cualquier demarcación y prestar servicios del turno. Eso no tiene sentido. Al ciudadano no se le puede obligar, al que es de Requena a venir a València a reunirse. Eso no tiene ningún sentido. Eso hay que cambiarlo, hay que ajustarlo y hay que conseguir que respetando el dictamen de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia de libertad de prestación de servicios en cualquier parte del territorio nacional, que se ajuste para que cada uno lo preste donde realmente lo venía prestando.

-Con el tema de las situaciones especiales ha habido problemas. El ejemplo de Emarsa está ahí. Era un tema gigantesco y se cobró muy poco dentro del turno.

-Hace falta una bolsa de trabajo especial y una bolsa económica especial.

 
-Claro, pero eso hunde un despacho y no se ha visto al ICAV luchar con la Conselleria de Justicia. Si sale elegido decano ¿qué hará si se plantea una situación de este tipo?

-Si la conselleria no es capaz de entender una situación especial tenemos un problema con la conselleria y hay que trasladárselo y machacarlo hasta el final porque es una situación real, con una obligación de prestar el servicio por parte nuestra. Entonces, con la Conselleria de Justicia a muerte y hasta el final. Veremos a ver qué conselleria hay, qué planteamiento hacen y hasta dónde llegan. Pero con independencia de eso, el propio ICAV debe crear una bolsa económica para que, primero, al compañero no le cueste un duro, evidentemente, y luego en función de tiempo, dedicación, esfuerzo, no dedicación a su propio despacho y otra serie de temas tenga una retribución que sea digna.

-¿Cómo lo haría?

-Bien con la retribución del turno o bien con una partida. El ICAV tiene una capacidad económica importante en lo que se refiere a presupuesto anual. Son siete millones y pico que sale de cuotas fijas. El ICAV tiene unas reservas importantes en bancos de varios millones de euros. La capacidad económica se tiene. Lo que no puedes hacer es con esa capacidad y esa potencialidad dejar a compañeros, obligados, que no lleguen a cobrar. Sí o sí tiene que cobrar dignamente. De eso nos encargaremos, y si hay que someterlo a junta o a junta general se someterá con todos los planteamientos.

-¿Qué opinión le merece lo que ha hecho hasta ahora la conselleria con respecto a los abogados?

-Hasta donde yo sé, creo que ha sido bastante neutra y aséptica. Y no sé de quién es la culpa, si de la conselleria con respecto a los abogados o del colegio en relación con conselleria. No tengo una referencia.

-¿Tiene alguna propuesta para la violencia de género?

-Crear un observatorio donde participemos denunciando todo tipo de situaciones. Hay que tener en cuenta que los abogados vivimos situaciones, por los clientes que tenemos, donde se producen confidencias. Pero sí participamos en una parte y en otra en esas vivencias de violencia de género. Tenemos que ser capaces de trasmitir con total confidencialidad los hechos que se producen para que ese porcentaje que siempre es escaso de la violencia de género se amplíe y de verdad podamos facilitar información para que quién corresponda tome las decisiones. Hay canales y cauces que preservando el secreto profesional para decir ‘he tenido conocimiento de una situación’. Ese canal de denuncias debería existir. Y en coordinación con conselleria participar en propuestas de soluciones. Hay una sección dentro del ICAV pero habría que hacerla super especializada y super preparada, dotando a los compañeros de los medios económicos.

-¿A qué se refiere?

-No tiene sentido que a una mujer que sufre violencia de género le asignen un abogado para el procedimiento penal, otro para el civil, otro para las medidas provisionales y otro para lo que es la liquidación de gananciales. Esa descoordinación que al final tiene que pagar alguien que tiene un problema grave. La víctima tiene que coordinar con una sola persona que conozca todos sus problemas.

 
-La misma pregunta sobre la conselleria se la hago sobre Pilar de la Oliva al frente del TSJCV con la que el ICAV se dice ha tenido problemas.

-Como candidato no tengo datos como para llegar a ese punto. Yo a De la Oliva la he conocido trabajando y eso no creo que sea el objeto del caso. Cuando se produjo el incendio de la Ciudad de la Justicia sí que faltó comunicación con los abogados, se trabajó de una forma un poco deficiente y ahí la responsable, en mi opinión es ella. Tampoco sé que hayan tenido más líneas de trabajo con el ICAV para defender en plano de igualdad ese respeto que nos debemos tener unos a otros. Y parto de asumir que los abogados nos equivocamos, que hay abogados que se equivocan y que a veces no hacen bien su trabajo, y esa parte hay que asumirla y mejorarla y ser conscientes de ello. Pero partiendo de eso, el respeto y el planteamiento de plano de igualdad jueces-abogados y fiscales-abogados hay que defenderlo a capa y espada. No por nosotros, por el propio justiciable.

-¿Existe ahora mismo igualdad en esos planos?

-No. Es denunciable y defendible. Y si salgo elegido es mi intención que cada uno de los jueces de lo que es la demarcación del ICAV reciba, ya no directamente, sino a nivel institucional, que se reciba a través de Pilar de la Oliva, de Pedro Viguer o de quien corresponda parámetros y protocolos. Pero aparte de eso, cada juez tiene que recibir una carta diciendo “señores, seamos lo más justos posible con el ciudadano. Trabajemos nuestros planos, tratémonos con la misma dignidad”, porque quien está sufriendo al final es el cliente. Uno puede tener un encontronazo, pero delante de un cliente un desprecio o un desplante de un juez hacia su letrado, implica que el justiciable se queda con una sensación de esta no es la Justicia que quiero, y eso lo hacen los jueces.

-Por no hablar de los chillidos.

-Eso por no irnos más allá. O llegue usted a un acuerdo y confórmese, o salgan fuera y cierren un acuerdo sí o sí, me da igual o ya lo tengo claro antes de empezar. Y allí hay un pobre hombre o una pobre mujer que dice ¿en qué sentido lo tiene claro? Eso no puede ser así. Son casos más puntuales, pero existen. Y la puntualidad en los juicios y el sentido común para hacer las cosas. Eso hay que mejorarlo, se tiene que saber y hay que decirlo. Se ha acabado el tema de ser complacientes con todo el mundo.

-¿Y no se plantea el hecho de pedir una sectorial bianual entre fiscal jefe, presidenta del TSJCV, Conselleria e ICAV?

-Lo que me pregunto es por qué no existe eso. Es que no tiene ningún sentido que no se produzcan ese tipo de reuniones. Voy al tema de transparencia, si ha habido algún tipo de reunión, dónde están las conclusiones.

-Hablemos de nuevas tecnologías.

-Las nuevas tecnologías. Hay un sector de abogados de 40, 50, 60 años en los que estamos muchos que necesitamos una preparación, una formación y un reciclado importantísimo.

-¿Cuáles son las líneas fundamentales de lo que hay que mejorar en materia de formación?

-Primero, tema estructural, hay que crear un claustro de formación diferenciado de la junta que tome las decisiones sobre formación. Si la junta quiere saber y entender de todo, se equivoca. Un claustro de formación donde esté representada la junta, la universidad, el profesorado, los alumnos, las secciones, las delegaciones que echan en falta la deficiente formación que tienen, la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación y cualquier operador que deba incluirse. En ese claustro se toman las decisiones de todo porque hay una descoordinación de formación.

-¿A qué se refiere?

-Las secciones van por un lado, la junta va por otro, la formación va por otro, no se cuenta con cursos de terceros externos, entonces hay que estructurarlo de esa forma. De forma que no sea el decano el que dirija la formación. Hace falta un claustro preparado que dirija el plan anual de formación. Y a esa formación hay que darle las nuevas tecnologías, es decir, la formación online. Desde el despacho se tiene que poder acceder a cualquier jornada que se realice desde el ICAV.

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email