X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Ibex 35: buen contexto, pero año difícil

8/02/2018 - 

VALÈNCIA. Mucho se lleva hablado y escrito sobre el primer susto del año. Que si la amplificación de los efectos de la caída por los algoritmos y el trading automático, que si el contagio por las caídas del bitcoin y demás criptodivisas, que si miedo por el repunte inesperado de la inflación, que si la FED va a reducir el tamaño de su balance más agresivamente con su nuevo presidente, que si las valoraciones no se sostienen y la bolsa estaba muy cara. Los motivos seguramente serán diversos y fundados, pero aquí en Europa y en especial en España nos hemos quedado traspuestos. Todos estos factores los vamos a tener ahí durante el año así que no está mal que los tengamos presentes.

Como vemos en el gráfico del VIX (índice que mide la volatilidad o índice del miedo), la intensidad fue muy grande y no estábamos acostumbrados a llegar a dichos niveles en los dos últimos años. Normalmente este índice no avisa y es inesperado. La última gran aparición fue en 2015 cuando China decidió modificar las bandas de flotación del Yuan, desde entonces la bolsa se había tornado 'tranquila'.

Si nos metemos en el tema de si la bolsa está barata o cara, en España estamos lejos de las valoraciones de la bolsa americana y alemana. El S&P tenía un ratio P/E por encima de 26 al principio del mes. La bolsa española sobrepasaba los 15 pero lejos de las valoraciones tan exigentes de Nueva York o Frankfurt. Ellos vienen o están en zona de máximos a nosotros nos queda más de un 50% para estar en máximos, por tanto, pese a las buenas noticias de la economía española, el contexto nos puede frenar o mejor dicho nuestros vecinos nos van a poner piedras en el camino.

Como vemos en la matriz de correlaciones nos influye muchísimo lo que pase en Alemania y Francia, pero también lo que pase en Reino Unido y Estados Unidos, que siempre mueve el mercado en general. Eso sin contar el mercado de bonos, donde una subida agresiva de las expectativas de inflación podría activar el pánico. La inflación no está erradicada y habrá señales por en este año a este respecto.

La coyuntura para las empresas españolas es buena, casi todas esperan mejorar los resultados: aumento del consumo interno, nuestros mercados tradicionales como Europa e Iberoamérica están nuevamente empujando los resultados. Las operaciones corporativas también alcanzarán este año cifras astronómicas y OPAs como la de Abertis pueden repetirse. Sólo el problema catalán perturba nuestro horizonte.

Si nos metemos en el tema puramente sectorial y mirando a las compañías directamente, tenemos un Ibex 35 fuertemente 'bancarizado' que está a la espera de que por fin el BCE se sume a la política de subidas de tipos para empezar a rentabilizar sus balances. De momento Draghi no está por la labor, pero veremos cuanto puede aguantar, de momento las perdidas de Deutsche Bank son un buen botón de muestra y ya sabemos que Alemania pesa y presiona mucho. Por ahí el Ibex ganaría mucho terreno, seguramente a finales del año se empezará a hablar de subidas efectivas de tipos para años venideros.

Otro sector en el punto de mira es el de las utilities con eléctricas y gasistas que no despuntan, con un gobierno que regula de reojo y donde las inversiones que se han hecho en otros países no acaban de despuntar (REE).

Telefónica no termina de arrancar

Finalmente tendríamos a nuestra Telefónica que todo el mundo le ve potencial pero no acaba de arrancar. Menos mal que Inditex hace de contrapeso, sigue con crecimientos muy buenos, con rivales con problemas (H&M) y la mejora de expectativas mundiales puede traerle viento de cola.

En definitiva, se espera un buen año para el Ibex, siempre y cuando no se tuerzan las cosas allende los Pirineos. A nivel mundial, los resultados están siendo generalmente buenos, pero es evidente que existe un cierto agotamiento del modelo de los factores que explican estos buenos años: políticas monetarias ultra-laxas y empresas tecnológicas batiendo récords (decepcionantes resultados de Apple y Google).

Guillermo Ramón Gregori es director GRG EAFI & Asesor Financiero CFA

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email