X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

presidente de la Asociación Empresarial de Salones de banquetes y Catering de Valencia

Ignacio Aliño: «La eventualidad laboral es necesaria en el sector de los eventos»

21/03/2019 - 

VALÈNCIA. Su apellido es bastante conocido. Ignacio Aliño pertenece a la saga familiar que dirige el grupo El Alto, una de las empresas valencianas más importantes de catering y eventos. El sector tiene pocos secretos para él. De ahí que presida la Asociación Empresarial de Salones de Banquetes y Catering, que se integra dentro de la Federación de Empresarios de Hostelería de Valencia (Fehv). Ambos colectivos comparten preocupaciones, pero cada cual tiene sus frentes. En concreto, Aliño protesta por la competencia desleal de empresas sin licencia y lamenta la criminalización del empleo eventual, que considera necesario en los eventos.


— En estos momentos se está negociando el convenio de hostelería en España, ¿cree que los trabajadores de los banquetes y los caterings están bien remunerados?

— No iría tanto al tema salarial como a la eventualidad de los contratos. Me explico. En la provincia de Valencia tenemos el segundo convenio más caro de todos los sectores. Una persona que dedica 40 horas semanales a la hostelería puede ganar más que en otras muchas profesiones. Las medias no lo reflejan así porque hay bastante eventualidad que, por otro lado, es muy necesaria.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

— ¿Hace falta más empleo eventual?

— Creo que la eventualidad en los contratos laborales está excesivamente criminalizada. Nuestro mercado es muy estacional, está determinado por la climatología y las costumbres. Para que se me entienda: es muy difícil que los clientes dejen de casarse en un 99% los viernes y sábados, o en los meses que hace mejor tiempo. Eso determina el carácter eventual de algunos empleados, claro. Pero la eventualidad laboral hay que perseguirla cuando es fraudulenta, no penalizarla si es intrínseca a la propia actividad. Como ocurre, por ejemplo, con la actividad cinematográfica.

 * Lea el artículo completo en el número de marzo de la revista Plaza

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email