GRUPO PLAZA

grand place / OPINIÓN

Indopacífico

9/08/2022 - 

El Ejército Popular de Liberación desplegó sus alas sobre una pequeña isla situada al sur de LaGranFábrica. Nunca antes había medido sus fuerzas desde que triunfara la Revolución, a mediados del siglo XX. El verano del siglo II d.C. -después de la covid- olía a pólvora en la ZonaEste-Indopacífico. Las Fuerzas Armadas Chinas ya no se limitaban a desfilar por la Plaza de Tiananmen, sino que se aventuraban allende los mares, penetrando en el mar del Sur, para demostrar al mundo y a los Estados Unidos de América su otra Ruta, no precisamente de Seda.

Operaciones submarinas y ataques aéreos rodearon la isla de Taiwán, la que se considera legítima heredera de la República China, en donde se refugió su gobierno en 1949 derrotado por Mao Tse-Tung. Los ejercicios militares fueron in crescendo a medida que se acercaba a su capital, Taipei, el avión de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi.

China anunció más ejercicios militares con fuego real, incluido el lanzamiento de misiles, rodeando la isla en una peligrosa escalada, Beijing había anunciado que rodearía la isla, de 23 millones de personas, con ejercicios militares. Pelosi había iniciado un viaje sin retorno, con el que pretendía anunciar un duelo  de caballeros. Taiwán, Japón y Corea del Sur estaban en su órbita, cómoda se demostró en la cumbre dela OTAN en Madrid un mes atrás. Los tres países fueron invitados como socios y amigos.

Los medios estatales chinos anunciaron sus intenciones y sus planes militares con un mapa esquemático, con los ejercicios en seis áreas que rodean Taiwán y cruzan sus aguas territoriales. Se había pedido a los barcos y aviones que evitaran la zona. Creció el temor de que el comercio con Taiwán se viera afectado, en particular las exportaciones de semiconductores, un sector en el que la isla era el productor mundial más avanzado.

Habitaciones. Foto: R. L.

También los otros países producían los preciados microchips para Occidente. En concreto Corea del Sur, que abastecía a Europa.¿Por qué la fuerte reacción? No era la primera vez, pero el presidente chino, Xi Jinping buscaba un tercer mandato y no podía mostrarse débil tras la crisis causada por la pandemia de covid-19.

Pelosi no pasó de vacaciones. El ejército de Taiwán aumentó su nivel de alerta para garantizar la seguridad y la estabilidad en la isla. Reuters tiene más. ¿Cuál es la última? El miércoles, Pelosi se reunió con los legisladores taiwaneses y alertó. “Hoy el mundo se enfrenta a una elección entre democracia y autocracia. La determinación de Estados Unidos de preservar la democracia aquí en Taiwán y en todo el mundo sigue siendo férrea”.

Alemania se convirtió en el primer país europeo en ser atacado por Beijing por el viaje de Pelosi a Taiwán. En un discurso poco antes de la llegada de Pelosi, la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, criticó las amenazas de Beijing de invadir Taiwán. “No aceptamos que se viole el derecho internacional y un vecino más grande ataca a su vecino más pequeño en violación del derecho internacional, y eso, por supuesto, también se aplica a China”, dijo Baerbock en una conferencia de la ONU.

-Nada de eso sirvió de nada, David. Habían destapado sus cartas y alguien guardaba un as bajo la manga. El choque entre titanes no se hizo de esperar.

-Lo recuerdo, Laura. Fue el principio de un contienda que aún hoy, 70 años después, se describe como el intento de dominar el Indopacífico y la ruta de exportación de semiconductores al mundo Occidental. Ucrania sólo fue un campo de pruebas para lo que  llegó a pasar a las puertas de Taiwán.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme