X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Intersindical apoya la huelga de transporte sanitario y CSI-F urge la mejora de las condiciones laborales

4/07/2018 - 

VALÈNCIA. (EP) Intersindical Valenciana ha mostrado su apoyo a la protesta del sector de transporte sanitario y ha apuntado a la Conselleria de Sanidad como la "responsable" de la precarización de las condiciones de trabajo; mientras que la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) ha urgido a la Conselleria de Sanidad a negociar con los trabajadores y a mejorar sus condiciones laborales, según han informado los sindicatos en un comunicado.

Intersindical considera que la situación de los profesionales era una "bomba de relojería", que se activó con la definición de las condiciones establecidas por la Conselleria para la contratación del servicio.

Los estudios previos a la licitación del servicio, con los que la Conselleria trabajaba, informaban que el servicio podía sufragarse con un ahorro para la administración sanitaria, cifrado en torno a los 23 millones de euros, manteniendo las condiciones laborales del personas y con la reposición del parque móvil necesario, por lo que el pliego de condiciones económicas se definió por 235.051.902,68 euros, como precio de licitación para el nuevo contrato, ha explicado Intersindical.

Al precio de licitación establecido por la administración sanitaria, la adjudicataria incorporó una minoración superior a los nueve millones de euros, lo que provocó que el precio definitivo de la adjudicación se fijara en 226.644.096,12 euros.

De esta forma, Intersindical ha denunciado que la empresa adjudicataria, Ambulancias Ayuda, SLU, ha sido "obligada" a subrogar al personal que prestaba los servicios de transporte sanitario en las condiciones laborales negociadas en 2014, negándose a la revisión de las condiciones de trabajo del personal, ya que el sindicato ha indicado que argumentan que las condiciones del nuevo contrato no lo permiten.

"La reivindicación laboral supone el reconocimiento de la capacitación profesional de los Técnicos en Emergencias Sanitarias, así como la revisión salarial que corresponde efectuar en el sector, equiparando la retribución a la que se aplica mayoritariamente en el ámbito del resto de servicios de salud del estado, ya que el sistema salarial conveniado en el País Valencià es el más bajo de todos los servicios sanitarios del sistema nacional de salud", han destacado.

En este sentido, Intersindical se posiciona "al lado" del personal del sector, ya que los trabajadores no pueden responder de las decisiones empresariales, porque la baja ejercida por Ambulancias Ayuda, SLU "compromete" las condiciones laborales del personal.

Asimismo, el sindicato se ha cuestionado la "idoneidad" de la baja ejercida por la adjudicataria si, como están "comprobando", supone la entrada en una situación de "conflicto laboral" en el sector de transporte sanitario, que puede poner "en peligro" la prestación del servicio sanitario.

"Escasez" en el litoral

Por otra parte, CSI·F ha alertado de que la huelga de ambulancias agrava la "escasez" de unidades del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) en los municipios del litoral sur de la provincia de Valencia, por lo que ha pedido a la Conselleria que negocie con los trabajadores y que refuerce con "más plantilla y vehículos".

El CSI·F ha señalado que la Ribera Baixa únicamente cuenta con una unidad SAMU, con base en Sueca, que cubre desde El Perellonet hasta Tavernes de la Valldigna; además de Cullera, un municipio que pasa de 25.000 habitantes en invierno a alrededor de 200.000 en estos meses de verano.

El sindicato ha indicado que esta situación dispara igualmente los servicios de SAMU, algo que se agrava con la "falta de operatividad" por la huelga del Soporte Vital Básico (SVB) de Cullera.

CSI·F ha manifestado que una circunstancia similar ocurre en Gandia, cuyo término municipal también ronda los 200.000 residentes en los meses estivales. No obstante, la dotación de SAMU no aumenta y se limita a la unidad con la que cuenta durante todo el año, que igualmente atiende los servicios en municipios cercanos como Xeraco o Xeresa. En este caso, también hoy el SVB de Rótova no estaba operativo por la reivindicación de los trabajadores.

La central sindical ha apuntado que la precariedad afecta igualmente a la población costera de Oliva, con un vehículo SAMU disponible solamente doce horas. La central sindical considera que, como mínimo, debería de ampliarse ese servicio en verano las 24 horas.

Asimismo, el sindicato también ha planteado la instalación de nuevas unidades de SAMU en poblaciones concurridas, como la de Tavernes de Valldigna, para disminuir el tiempo de asistencia y mejorar la atención a los usuarios.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email