X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la última obra de Chaikovski

'Iolanta' plantea en Les Arts una reflexión sobre la diferencia y las expectativas

La obra, que cuenta la dirección musical de Henrik Nánási y la puesta en escena de Mariusz Treliński, viene de estar representada en el Metropolitan de Nueva York

21/03/2019 - 

VALÈNCIA. Con los escándalos continuos a los que se exponen los creadores con eso de las redes sociales y la creciente mirada crítica de los medio de comunicación y público, muchas veces se acaba pidiendo separar al autor de su obra, para salvar esta última de la quema, para que la suciedad personal no manche lo bello de una creación. Este pensamiento, pero justo al contrario, ha sido el estímulo tanto del director de escena Mariusz Treliński como del maestro Henrik Nánási a la hora de abordar Iolanta, la última ópera que compuso Piotr Ílich Chaikovski y que se representará en la sala Principal del Palau de Les Arts el 22, 24, 28 y 31 de marzo. 

El director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, presentó ayer este título en conferencia de prensa, acompañado de Nánási, Treliński; y la soprano Lianna Haroutounian, que interpreta el papel protagonista en esta producción alquilada al Teatro Mariinski de San Petersburgo, que además ha pasado recientemente -con misma dirección pero diferente elenco- por el Metropolitan de Nueva York. 

Iolanta cuenta la historia de una muchacha que es ciega de nacimiento y a la que su padre, el rey René, le ha ocultado su enfermedad para que no padezca. Aislada para estar protegida de la marginación, una historia de amor con el amigo de su prometido le hará buscar la manera de ver la luz por primera vez. Esta historia, ambientada en el siglo XV, es una obra de un solo acto que se enmarca en el surrealismo, llegando a ser calificada incluso de "cuento de hadas", que acabará además con un final feliz.

Foto: Natasha Razina © State Academic Mariinsky Theatre

Aunque lo que se verá en escena será una representación bastante fidedigna a la obra original estrenada en San Petersburgo en 1892, la rueda de prensa ha servido para mostrar las diferentes interpretaciones que hacen los maestros de la ópera de Chaikovski. Treliński ha querido no desligar la obra de su artista y ha puesto en contexto esa marginalidad del personajes de Iolanta con el momento de tormento por el que pasaba el compositor ruso, perseguido por su condición de homosexual, y que se materializó en dos intentos de suicidio. "En mi opinión, Chaikovski quiere hablar de todas las personas apartadas, marginadas, y reflexiona sobre ser diferente, porque a pesar de su maestría, él se sentía una oveja negra", ha explicado Treliński.

Este cuento de hadas, aparentemente feliz e inocente se convierte, con su fuerte simbolismo en una profunda disertación sobre las sombras y las luces, sobre si "curar" la diferencia trae soluciones o simplemente nuevas complicaciones. Si Iolanta se pregunta en un primer momento si los ojos sirven únicamente para llorar, el extasis final es tan exagerado, que "a uno se le queda la sensación de que en realidad no está ante un final genuinamente feliz", según ha explicado Nánási.

Todo este simbolismo se traducirá y concretará sobre las tablas de Les Arts: "Creo que esta circunstancia sirvió de inspiración a Chaikovski, ya que utiliza todos los colores que puede de la orquesta, para transmitir esa sensación de inseguridad. Usa las arpas, por ejemplo, en un registro concreto, muchas veces muy agudo, que refleja los pequeños latidos del corazón de Iolanta”, ha añadido Nánási. Y sigue: "Para mí lo maravilloso de esta ópera es que imprime un acercamiento lírico, pero que, dada su experiencia, también despliega su talento dramático".

Foto: Natasha Razina © State Academic Mariinsky Theatre

En el reparto, acompañan a Lianna Haroutounian, Mikhail Kolelishvili (el rey René), Valentyn Dytiuk (Vaudemont), Gevorg Hakobyan (Ibn-Haqia), Boris Pinkhasovich (Robert), Olga Zharikova (Briguitta), Marina Pinchuk (Marta), Gennady Bezzubenkov (Bertrand), Andrei Danilov (Almeric) y la artista del Centre Plácido Domingo Olga Syniakova

Viejos conocidos de Les Arts

A ninguno de los tres invitados por Noriega para presentar la ópera les venía de nuevo estar involucrados en un espectáculo de Les Arts. Lianna Haroutounian ya interpretó a Floria Tosca la temporada pasada, aunque en este lo toma como especial porque es el primero que interpreta en ruso "tras muchos verdis y puccinis". Por su parte, Mariusz Treliński pasó por el coliseo con Madame Butterfly en 2009, aunque ahora vuelve con su reciente distinción del Premio Internacional de Ópera al Mejor Director bajo el brazo.

Aunque en realidad, era Henrik Nánási quien acumula un currículum más abultado en la institución, ya que es su quinta colaboración con la Orquestra de la Comunitat Valenciana (OCV). A tenor de la encuesta interna que le situó entre los favoritos de esta para ser su director, ha respondido a preguntas de los periodistas que se siente "halagado" pero que no ha tenido más noticias desde entonces, así que "seguirá con sus planes de futuro". Por su parte, Jesús Iglesias Noriega ha lanzado balones fuera y ha asegurado que la elección del futuro director de la OCV se pondrá en marcha tras una larga reflexión sobre la propia organización de la entidad.

Noticias relacionadas

crítica de ópera

'Iolanta': el mundo interior de una chica ciega

Por  - 

La versión de concierto de Iolanta, ópera que Chaikovski compuso en 1891, ya se vió en Les Arts en 2012. Esta vez, sin embargo, hemos podido disfrutarla escenificada. Se ha alquilado para ello una producción del Teatro Mariinski, que ya tiene algunos años, y que ha pasado también por el Met neoyorkino

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email