X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA

Jimpster: “La figura del dj se ha idealizado”

El pinchadiscos y productor británico, propietario de los sellos Freerange y Delusions of Grandeur, impartió la semana pasada una conferencia a los alumnos de Berklee Valencia

19/01/2017 - 

VALENCIA. Jamie Odell (más conocido como Jimpster) es un ejemplo a seguir para muchos jóvenes que aspiran a dedicarse profesionalmente a la música electrónica. Considerado como uno de principales baluartes del house en la actualidad, el dj, productor y empresario británico, fundador a su vez de Freerange Records y Delusions of Grandeur, impartió una conferencia el pasado viernes ante los alumnos del campus Berklee Valencia. Con más de 25 años de experiencia a sus espaldas, el principal consejo de Odell para ellos es “que se sumerjan entre discos, que escuchen de todo y se empapen de cuantos más géneros mejor, para después empezar a trabajar muy seriamente hasta que encuentren su propia voz”. Su lema es: “Sé único, crea tu propio nicho y asegúrate de que amas lo que haces”.

Efectivamente, el acervo musical de Jimpster es muy heterogéneo. Depeche Mode, Earth Wind & Fire, Art of Noise y Grace Jones fueron algunas de sus principales influencias en el terreno del pop, aunque los culpables de su vocación electrónica son Ron Trent, Chez Damier, Larry Heard, Carl Craig, Kerri Chandler y Pepe Braddock. El LP Messages from the hub, publicado en 1997 en el sello Kudos Records, consolidó a Jimpster como artista y movió a muchos otros a demandar sus servicios como remezclador y productor. A día de hoy, más de 85 trabajos ajenos llevan su firma. Odell prepara en estos momentos la salida de su próximo LP, Silent Stars, que verá la luz a finales de abril.

-Comparando la situación actual con la de hace diez años, ¿es más fácil o más difícil trabajar profesionalmente como dj?
-En muchos sentidos es más fácil hacerte conocido y crear ruido mediático a tu alrededor, gracias por supuesto a las redes sociales y a la abundancia de medios digitales. Pero por otro lado, este sector vive un momento de saturación y cada vez es más difícil mantener el interés del público el tiempo suficiente como para construir una carrera.

-¿Qué papel jugó en tu vocación musical el hecho de que tu padre fuera batería y miembro fundador de la banda de jazz-funk Shakatak?
-A principios de los años ochenta mi padre trajo a casa un Roland TR909 y un TR808 [dos de las primeras cajas de ritmos programables de la historia], así que tuve la oportunidad, ya desde niño, de pasar horas y horas mareando con esas máquinas, creando ritmos. En esa época yo bailaba breakdance, así que la música que escuchaba en los recopilatorios de Streetsounds Electro me volvían loco, y yo intentaba recrear esos mismos beats con la caja de ritmos. También solía ir con mi padre al estudio cuando estaba grabando con su banda, así que en términos generales he estado expuesto a este ambiente desde una edad muy temprana, lo que sin duda ha jugado un papel muy importante para mi desarrollo musical.

-¿Crees que para convertirse en un buen productor, incluso de música electrónica, es esencial tener una formación musical previa?
-Absolutamente no. Muchos de mis productores preferidos no son músicos. De alguna manera, esto puede ser incluso un obstáculo cuando estás creando música de baile, porque existe una tendencia a complicar las producciones más de lo debido o añadir demasiados elementos “musicales” que pueden restarle impacto.

-Y llevando la pregunta hacia el extremo opuesto: ¿se necesita alguna habilidad natural para ser un buen dj o productor?
-No creo que se le pueda enseñar a nadie el buen gusto, así que esto tiene que venir necesariamente de tu parte. Creo que hay algunas personas que nacen con una especie de talento natural que no procede del estudio ni de los conocimientos adquiridos. Pero hay muchísimas cosas importantes que sí se pueden enseñar, especialmente todo lo que tiene que ver con la parte del negocio musical. Hoy hay una oferta disponible de cursos que sin duda alguna pueden ayudarte a acelerar el proceso de convertirte en un productor, músico o dj profesional.

-¿Crees que han revertido los avances tecnológicos en la producción musical en una mayor calidad de los discos?
-El hecho de que la tecnología sea cada vez más asequible ha otorgado a muchas personas con talento la oportunidad de hacer música y alcanzar el éxito, pero al mismo tiempo ha provocado otra situación: que cada vez sea más difícil encontrar perlas en un océano de mediocridad. Debo admitir mi devoción por gran parte de la música de los años setenta y ochenta, cuyas producciones se realizaban en estudios de calidad con músicos tocando en directo, ingenieros, productores y arreglistas. Así que tengo que reconocer que prefiero el sonido vintage de esos discos comparado con el de las novedades discográficas de hoy en día.

 -Muchos jóvenes sueñan en convertirse en pinchadiscos célebres, viajar alrededor del mundo, ganar cifras desorbitadas de dinero y ser idolatrados por miles de fans ¿Crees que la figura del dj está excesivamente idealizada?
-Sí, pienso que se nos ha idealizado excesivamente. No hay duda de que hay que tener un talento especial para crear momentos mágicos en la pista de baile; una capacidad especial para saber interpretar las reacciones del público y lograr un equilibrio entre la voluntad de educarlo y entretenerlo. Pero al final del día, un dj no es más que un tipo pinchando la música de otros. Es un trabajo maravilloso, y puede llegar a ser extremadamente gratificante, pero la gente tiende a fijarse solo en lo positivo, pasando por alto muchos aspectos negativos de la profesión, como la fatiga, el aislamiento de tu familia y la dificultad de mantener un estilo de vida saludable.

-En términos generales, ¿tienes la impresión de que el público de discotecas suele distinguir entre una buena sesión y otra del montón? En otras palabras, ¿son los club kids un público exigente?
-La cosa cambia mucho de un club a otro. Hay noches particulares en lugares determinados donde sabes que el público que te está escuchando tiene una amplia cultura y de hecho está centrado exclusivamente en el aspecto musical de la sesión. Pero hay otros bolos en los que actúas ante personas que son mucho menos conscientes de lo que están escuchando. Por eso es tan importante escoger con cuidado los lugares y los promotores con los que trabajas; para saber qué te espera. En cualquier caso, hoy en día todo el mundo es muy crítico, ¡estés donde estés y hagas lo que hagas!

-¿Por qué decidiste dejar de pinchar con vinilo y pasarte al CD?
-Inicialmente hice la transición de un formato analógico a otro digital porque quería pinchar música más adelantada que todavía no había sido editada en vinilo, y también porque así tenía la oportunidad de testear mis nuevas producciones. Gradualmente me fui dando cuenta de que había llegado un punto en el que ya no era necesario llevar vinilos conmigo, y que viajar solo con CD’s hacía mi vida infinitamente más cómoda. Recientemente he vuelto a pinchar con vinilos de tanto en tanto, y realmente lo disfruto. Es una experiencia absolutamente distinta desde el punto de vista del dj, y también tiene un efecto positivo en el público. Grabar con el ordenador también ha sido una transición natural en mi caso conforme la tecnología se ha ido abaratando y ofreciendo mejores resultados a nivel de sonido.

-¿Qué futuro le vaticinas al renacimiento del vinilo en la industria?
-Sin duda, el nuevo auge del vinilo nos está haciendo la vida más difícil a los que dirigimos sellos independientes porque las plantas de manufacturación están trabajando al límite de su capacidad y tenemos que esperar cada vez más tiempo a editar nuestras nuevas referencias. Creo en cualquier caso que es un fenómeno cíclico que se reducirá cuando la gente acabe de reemplazar sus discos preferidos por vinilos reeditados.

-¿Qué opinión te merece la escena electrónica española actual?
-Creo que a pesar de que la cultura de club haya decaído en vuestro país en los últimos años, no parece que esto haya afectado a los productores. Entre ellos tengo que hacer especial mención a algunos artistas de mucho talento como los hermanos Javier y Luis Garayalde (conocidos como Kyodai), Kresy, Simón Garcia, Willie Graff y Tuccillo [de la escena ibicenca] y Nacho “Gran Reserva” Velasco.

-Pregunta tan típica como ineludible: tus discos de electrónica preferidos de la última década.

Fred P Emotive Vibrations (Finale Music)

FCL Let’s Go Seven (We Play House)

Christopher Rau Simple Setup (Dérive Schallplatten)

Andres New For U (La Vida Sound Stream) 

Live Goes On (Soundstream) 

-Cerremos la entrevista como si se tratase de una sesión de dj ¿Qué canción escoges?

Martin Patino “Make Love”, editado en mi sello Freerange. 


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email