X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA AL SECRETARIO AUTONÓMICO DE INNOVACIÓN

Jordi Juan: "El Consell tendrá que corregir las posibles duplicidades que existan con la AVI"

31/08/2019 - 

VALÈNCIA. El pasado 21 de junio en pleno del Consell nombró al exdiputado de Compromís en Les Corts Jordi Juan secretario autonómico de Innovación y Transformación Digital. Una de las dos áreas del segundo escalón que tiene la nueva Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital que dirige la independiente fichada por el PSPV, Carolina Pascual.

El nombramiento le obligó a dejar la Alcaldía de Tavernes de la Valldigna, municipio en el que ostentaba la vara de mando desde 2011 y que tras su salto al Gobierno autonómico pasó a manos de Sergi González

Matemático de profesión y durante años docente de esta materia en la Universitat de València, Juan se reúne con Valencia Plaza para hablar de los retos de la Conselleria, de los pros y contras de su asentamiento en Alicante, de las posibles duplicidades con la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) y de los retos para esta legislatura que comienza.  

Jordi Juan. Foto: ESTRELLA JOVER

-Algunas funciones de la conselleria de Innovación se solapan con las de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI). ¿No cree que existen duplicidades?
-Cuando se estrena un Gobierno nuevo no es del todo extraño que haya ciertas duplicidades, y más en nuestro caso dado que hay consellerias nuevas que antes no existían. Ahora cuando se aprueben los reglamentos orgánicos y de funcionamiento (ROF) desde la Generalitat tendremos que hacer que las posibles duplicidades que existan desaparezcan y así funcionar de la forma más eficiente posible. 

-¿Se va a cambiar la ley de creación AVI para que pase a depender de la Conselleria de Innovación?
-La AVI se creó la legislatura pasada en un determinado contexto; no había Conselleria de Innovación. Ahora sí que existe y tiene todo el sentido del mundo quepase a depender de nuestro departamento. Lo que sería más razonable es que el Consell hiciera una propuesta a Les Corts y que eso se cambie. 

-¿Qué opina de que los institutos tecnológicos de Redit no quieran depender de Innovación y quedarse en Economía?
-Ellos no han dicho exactamente eso. Lo que ha dicho la Red de Institutos Tecnológicos es que tienen una buena relación con el Ivace y con la Conselleria de Economía, que están contentos con el trato recibido y del impulso político que se les ha dado y, por tanto, no querrían que esto cambiara. No les preocupa de quién van a depender desde el punto de vista administrativo. Lo que garantizamos desde la Conselleria de Innovación es que si finalmente los institutos tecnológicos pasan a depender de nosotros, como por cierto ya indica el decreto de estructura del Consell del Botànic II, es seguir trabajando en ese impulso que se les ha dado. Lo que tampoco entendería la ciudadanía es que se creara una Conselleria de Innovación y no tuviera ni la AVI ni los institutos tecnológicos. Lo que se debe hacer es llenar de competencias la Conselleria y que ésta sea la que coordine el sistema de innovación valenciano. 

-Recientemente se ha publicado que buscan subsede en València. ¿Ya tienen alguna opción mirada?
-De eso se está encargando la subsecretaría y aún no hay nada claro. Pero independientemente de que la sede esté en Alicante y nosotros desarrollemos nuestro trabajo desde allí, tiene todo el sentido del mundo que la Conselleria tenga también oficinas en València porque Les Corts Valencianes, Presidencia de la Generalitat y el resto de las consellerias están aquí. Pensar que no vamos a tener reuniones en València es pensar en la luna.   

Jordi Juan. Foto: ESTRELLA JOVER

-¿Tiene sentido tener la sede en Alicante pero funcionarios y una parte importante del equipo trabajando desde València? ¿No puede ralentizar eso la manera de trabajar y coordinarse?
-La parte política estará toda en Alicante y los eventuales también con quizá alguna excepción. Los funcionarios de la Dirección General de Universidades estaban en Campanar y por los derechos laborales que tienen como trabajadores públicos no se les puede trasladar a todos a Alicante, porque además desde el punto de vista legal tendríamos problemas. Nosotros debemos dar ejemplo de que a día de hoy se puede trabajar perfectamente a distancia, más aún teniendo atribuidas las competencias en materia de digitalización. Uno de los objetivos que nos tenemos que marcar es la modernización de la administración. 

-¿Pero tiene sentido que el personal de una única conselleria se divida en distintas provincias?
-Si estuviéramos hablando de los años 80 cuando no había nada digitalizado y no existía la Generalitat, quizá se plantearía de otra manera. Pero hoy en día la realidad es otra y esto no debe ser ningún problema. 

-¿Y se están encontrado algún problema como por ejemplo que no haya gente suficiente que se quiera ir a Alicante?
-No es un procedimiento sencillo y mentiría si te lo dijera, pero tampoco es imposible. Estamos hablando con los funcionarios sin prisa, pero sin pausa. Aún así, más problemas de disponibilidad presupuestaria y de creación de plazas que de desplazamiento de funcionarios. Todos conocemos cuál es la situación financiera de la Generalitat, de infrafinanciación, a la que además se suma que el Gobierno central está ahora pidiendo recortes con los que Compromís por cierto no estamos de acuerdo...  

-¿Cree que son necesarias las subvenciones para potenciar espacios como el Distrito Digital?
-Es un tipo de política que tiene un riesgo: que cuando se acaben las subvenciones esas empresas terminen marchándose. Pero es nuestro trabajo conseguir que en el momento que se acaben estas ayudas, las empresas estén lo suficientemente asentadas como para que no tengan que irse y continúen desarrollando su actividad en la Comunitat Valenciana. En cualquier caso, el modelo que sigue La Marina de València me gusta más.

Jordi Juan. Foto: ESTRELLA JOVER

-Algunos actores del sistema innovador piensan que su discurso está muy centrado en potenciar Alicante como eje innovador y se olvida de València, donde también existe un fuerte ecosistema innovador privado.
-Ayer estuve reunido con el director de Redit y estuvimos hablando del peso de los institutos tecnológicos en la Comunitat Valenciana. Evidentemente, en el entorno de València ciudad es donde existe mayor peso. El hecho de llevar la Conselleria a Alicante es un gesto importante para vertebrar el territorio, pero una cosa es la sede de la conselleria y otra las políticas públicas que apliquemos. Independientemente de dónde esté la sede, las políticas que hagamos irán destinadas a mejorar y reforzar el sistema innovador en Alicante, en Valencia y en Castellón. Lo que no podemos hacer es aislarnos por provincias. 

-¿Cree que ha sido positivo desgajar universidades de Educación?
-Las universidades tienen unas competencias muy particulares y sus funciones van mucho más allá de lo que es la educación. Es donde se crea el conocimiento, la transferencia tecnológica, etc. Que en esta legislatura esté en compañía de Innovación no es casual. Se ha hecho una apuesta para vincular las universidades valencianas a todo el sistema de la innovación valenciana. No lo calificaría de positivo ni negativo, es una nueva apuesta sobre el papel que deben jugar las universidades. 

-¿Qué opina del aumento de la administración respecto a la pasada legislatura?
-Estoy totalmente de acuerdo con lo que ha dicho Mónica Oltra. La Generalitat tiene muchas competencias, gestiona muchos millones de euros y los cargos que han creado son los adecuados. Veníamos de unos años donde la administración se había reducido al mínimo. Por tanto, el aumento de altos cargos y asesores lo veo totalmente razonable. Respecto a los asesores hay que tener en cuenta que cualquier alcalde o alcaldesa de una ciudad mínimamente grande ya tenía más asesores de los que tenía un conseller. Es un debate que desde los partidos políticos debemos abordar sin demagogia y con naturalidad. Cuatro asesores por conseller no son muchos teniendo en cuenta el volumen de trabajo, agenda o los funcionarios que dependen de él o ella, es razonable.  

Jordi Juan. Foto: ESTRELLA JOVER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email