GRUPO PLAZA

entrevista al Business Unit Manager en SRG Global

José Garrido (Alumni ESIC): "El EMBA fue el complemento perfecto para asumir roles de perfil más ejecutivo y estratégico"

17/10/2021 - 

VALÈNCIA. Actualmente estás en SRG Global como Business Manager pero, empecemos por el principio, ¿cuál fue tu primera experiencia profesional?  

Al terminar la carrera en 2009, tuve la suerte de incorporarme a Indefa Ingenieros, una oficina técnica valenciana en la que se desarrollan proyectos para entidades gestoras de recursos hídricos. Mi rol era el de ingeniero proyectista y supervisor de obras en ejecución. Fue una primera experiencia laboral muy enriquecedora.

Tengo entendido que has desempeñado varios puestos dentro de la empresa, ¿es así?

Por el hecho de ser la empresa en la que más tiempo he estado trabajando y por la variedad de roles que he podido desarrollar, sin duda, SRG Global ha sido la empresa que más ha marcado mi carrera. El cambio de rol, de ingeniero de producto a responsable de clientes británicos en 2017 es con toda seguridad el principal punto de inflexión en mi carrera hasta la fecha.

También guardo un buen recuerdo de mi etapa en Ford Motor Company, donde tuve la oportunidad de entender el funcionamiento de una gran multinacional y cómo ello difiere del funcionamiento de una PYME, que era de donde yo venía.

¿Qué te movió a realizar el Executive MBA?

La idea de seguir formándome en áreas relacionadas con la gestión era algo que tenía presente desde que terminé la ingeniería. De hecho, estuve muy cerca de matricularme en Administración y dirección de empresas en la UV. Siempre tuve una visión hibrida entre la ingeniería y la gestión empresarial. Al fichar por SRG Global en 2015, esta idea fue tomando forma y sentí que ya había adquirido suficiente madurez profesional como para lanzarme con un MBA. En la empresa para la que trabajo me pusieron todas las facilidades para seguir formándome y esto hizo que me lo tomara todavía más en serio.

¿Qué te llevó a decantarte por ESIC?

ESIC es la escuela de negocios de referencia en Valencia y yo tenía claro que puestos a hacer el esfuerzo de estar sacrificando durante casi dos años mi tiempo libre, quería hacer el MBA en la mejor escuela y poder compaginarlo con mi trabajo. Visto con perspectiva, el sacrificio fue recompensado con creces y sobre todo, como parte más positiva, me quedo con todas las personas que pude conocer entre profesores, personal de ESIC y compañeros de clase.

 

Me alegra que tengas buenos recuerdos. ¿Qué destacarías de ellos?

En primer lugar, supuso una experiencia tremendamente enriquecedora y motivante. Había clases de cinco horas que se me hacían cortas por el interés que el o la ponente generaba en nosotros.

 Por otra parte, te sorprendes a ti mismo al ver la capacidad de trabajo que puedes desarrollar bajo la presión que supone un Executive MBA. Más allá de la amplitud de conocimientos que obtuve en las clases y los trabajos en equipo, aprendí a gestionar el estrés, y esto es una herramienta que resulta muy útil en el día a día.

Al margen de esto, mi paso por ESIC tuvo un impacto muy positivo en mi carrera ya que fue el complemento perfecto para poder asumir roles de perfil más ejecutivo y estratégico dentro de mi organización.

En las entrevistas de selección que has realizado durante tu vida profesional, ¿qué remarcas de ti que no apareciera en el curriculum vitae? 

Las distintas personas a las que he reportado durante mi carrera han coincidido al destacar en mí, altas capacidades para la comunicación y el análisis. Por tanto, he terminado pensando que podría ser cierto y sí lo he destacado en alguna ocasión.

Ahora que estás al otro lado ¿Qué competencias valoras cuando incorporas una persona a tu equipo?  

Precisamente la buena comunicación. En mi opinión, es fundamental para que el trabajo colectivo sea fluido y eficiente.

También creo que es importante una buena gestión de las emociones. De forma errónea tendemos a convertir en personales, cuestiones profesionales. Creo que las personas que son conscientes de esta diferencia pueden tomar decisiones, por lo general, más acertadas.

Y si solo pudieras elegir una de las competencias anteriores para esa incorporación, ¿cuál sería?  

Elegiría una persona con buena gestión de las emociones ya que es una skill muy adherida a la personalidad de cada uno, mientras que la buena comunicación puede, en cierto modo, promoverse.

¿Qué consejo le darías a tu “yo” de hace 15 años?

Que confiara más en sus posibilidades y que continuara adelante con sus proyectos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email