X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CANDIDATO DE Compromís Més Gandia Unida A LA ALCALDÍA DE GANDIA

Josep Alandete: "Un proyecto de ciudad debe de centrarse en las personas"

Foto: Borja Abargues
18/05/2019 - 

GANDIA. El candidato a la Alcaldía de Gandia por Compromís Més Gandia Unida —nombre de la suma de fuerzas de izquierdas con el que concurrirán a las elecciones Compromís, Esquerra Unida y Esquerra Republicana— apuesta por unas políticas centradas en las personas y donde el bien común está por encima de todo. Josep Alandete enfatiza que promoverá unas políticas que lleven a Gandia a ser más social, participativa, verde, igualitaria y orgullosa de su diversidad pero también que fomenten una sociedad más crítica.

-Primera vez que se presenta a la Alcaldía de Gandia… ¿cómo se siente? 

-Responsable, con ánimos y bastante cómodo. 

-Usted salió tras un proceso de Primarias muy ajustado…¿cómo ha reaccionado el partido a esa división entre dos posibles candidatos? 

-Ha reaccionado bien, y el ejemplo es que Alícia Izquierdo va la número dos. Además, hemos hecho todo lo posible para que todas las sensibilidades estuvieran incluidas en una candidatura que, además, está llena de independientes que han confiado en nuestro proyecto. 

-Sin embargo, en la lista de Compromís Més Gandia Unida al final no se ha sumado ni Podemos ni Els Verds… ¿Es un traspiés por no unir a toda la izquierda? 

-No. Desde el primer momento intenté que no se perdiera ningún voto de la izquierda. Tuvimos conversaciones con ambas formaciones pero no fructificaron. Pusimos todo de nuestra parte pero cada formación es soberana y, por tanto, puede decidir lo que cree más conveniente. Hemos conseguido ir tanto con Izquierda Unida como con Izquierda Republicana y conformar la única candidatura unida de Gandia. Compromís Més Gandia Unida es la única candidatura que ha pactado y ha alcanzado acuerdos a partir del diálogo. 

-Usted lo ha comentado, presenta una formación con muchas formaciones e independientes…. ¿Se siente cómodo?

-Sí, me gusta mucho la diversidad y la pluralidad. La sociedad es plural por lo que las formaciones políticas también deben serlo. No me gustan las formaciones políticas en las que solo hay un líder que manda y todos deben obedecerle. Es cierto que es más difícil de gestionar, pero es más rica, más transversal y está más en contacto con la sociedad. No entiendo la política como una profesión sino como una faceta a la que todos los ciudadanos pueden dedicarle una parte de su vida. Cuanto más permeable a la sociedad y más transversal sea la lista, más se cumplirá esto. 

-También implica más diálogo, para bien o para mal… 

-Exacto. Alguien puede ver ese diálogo como algo negativo pero yo lo veo muy positivo. Si todos pensáramos igual hablaríamos de imposición. El acuerdo es mejor que una imposición porque se basa en el diálogo y en buscar siempre el denominador común. El diálogo está en nuestro ADN y se verá en la próxima legislatura pues una alcaldía de Compromís Més Gandia Unida se basará en el diálogo. Evidentemente, ese diálogo primero lo haremos con las fuerzas más afines pero también intentaremos llegar a acuerdos con todas aquellas fuerzas que quieran el bien de Gandia.

Foto: Borja Abargues

-Primero con la izquierda, entiendo. 

-Las fuerzas más afines son aquellas que tienen como premisa las personas y el bien común. En este sentido, tanto con las que hemos pactado esta legislatura como con las que no hemos podido llegar a un acuerdo previo —Podemos y Els Verds—. No es porque sean de izquierdas sino porque tienen una sensibilidad que otros, desde mi punto de vista, no tienen y ello no quiere decir que descalifique a nadie pues la sociedad es plural y, por tanto, las mayorías absolutas son también negativas en ese sentido. Esa pluralidad ya se ve en las Instituciones y me gusta. 

-De hecho, en la pasada legislatura el gobierno de Gandia fue a raíz de un pacto entre PSPV y Més Gandia… ¿cómo ha sido esa alianza? 

-Ha funcionado bien porque se ha gestionado como no se había gestionado en las anteriores dos legislaturas. Se ha notado la presencia de Compromís Més Gandia Unida en el gobierno pero creo que todavía le hace falta dar el salto cualitativo en muchos aspectos económicos y sociales.

"El Plan de Ajuste se puede renegociar por la buena gestión que se ha realizado"

-A su juicio, ¿cuáles son los principales problemas de Gandia? 

-El Ayuntamiento debe hacer todo lo posible para que la gente no sufra. Y en este sentido las políticas sociales son muy importantes. Es precisamente en ellas donde debemos centrar todos nuestros esfuerzos, no solo presupuestarios sino también aprovechar los recursos que se tienen y analizar los problemas de la sociedad. El Ayuntamiento tiene la obligación de compensar las desigualdades en la medida de que pueda hacerlo y se pueden hacer, evidentemente, partiendo de una financiación autonómica que repercuta precisamente en esas áreas del estado de bienestar, sanidad, educación y políticas sociales. En este sentido hay que duplicar los esfuerzos para no malgastar. Desde nuestra formación, cuando se malgaste en algun aspecto que no es prioritaria nos sabrá mal e intentaremos que no pase. 

-Bueno, esta legislatura se ha caracterizado por la austeridad… 

-Sí, la austeridad excesiva por culpa de las malas gestiones anteriores. Ahora tenemos más aire así que renegociaremos el Plan de Ajuste. Esa renegociación no servirá para hacer obras faraónicas sino para atender las necesidades de aquellos que lo necesiten. Por ejemplo, en Gandia hay dos mil personas mayores que viven solos, por lo que proponemos un programa de voluntariado de jóvenes que servirá de conexión y complicidad entre generaciones que es decisiva para compartir un proyecto de ciudad. Y precisamente un proyecto de ciudad debe de centrarse en las personas por lo que seguiremos incidiendo en esas políticas sociales. 

-Ha comentado el Plan de Ajuste, ¿cómo se puede renegociar? 

-Está claro que en principio van a alargar los plazos de diez a veinte años; es decir, que las amortizaciones serán menores. De todas maneras, esto está por acordar de nuevo y nosotros exigiremos que sea el acuerdo más favorable para nuestros ciudadanos. Y lo haremos porque, cuanto menos nos ahoguemos, mejor podremos cubrir esas necesidades. Es una cuestión de negociación y ahora es viable esa renegociación por la buena gestión económica que se ha realizado.

Foto: Borja Abargues

-Usted aboga por “el gobierno del cambio”… ¿cómo sería ese gobierno? 

-El de las personas. Un gobierno que tenga el bien común como único gobierno que nos gobierne.  Y el bien común no hace referencia al interés general sino que ningún interés particular vaya por delante del bien común. Eso tiene una repercusión en todas las áreas del gobierno. El bien común será innegociable para llegar a cualquier acuerdo. 

-Igualmente, quiere recuperar la gestión pública de algunos servicios básicos, ¿de cuáles?

-Algunas concesiones están por muchos años porque se necesitaban cánones para malgastar. Analizaremos cómo se están gestionando y si hay servicios que pueden gestionarse desde el Ayuntamiento para que al ciudadano no le cueste tanto dinero. Es el caso del cementerio municipal que, cuando el Ayuntamiento tiene capacidad para gestionarlo, adjudica ese servicio a una empresa por dos años. Con lo pies en la tierra miraremos si desde la gestión pública podemos hacer que los beneficios de esa gestión puedan repercutir en las economías domésticas.  

-Potenciar la cultura está también entre sus prioridades. 

-Se hacen muchas cosas pero falta un plan director. La cultura hace una ciudadanía más crítica, necesaria para controlar a los gobiernos, pero también para generar ocupación. Por eso, nuestro programa cultural también va a potenciar la ocupación en muchos ámbitos, no solo con nuevas instalaciones que puedan atraer a nuevos perfiles turísticos sino abrirnos internacionalmente; que nuestros artistas tengan intercambios, que se puedan crear empresas alrededor de la cultura. Igualmente, también contemplamos la intervención sobre el Castillo de Bairén para hacer un yacimiento arqueológico o la creación de la Casa dels Clàssics, un centro de difusión y estudio de Joan Rois de Corella, Ausiàs March y Joanot Martorell. Esto, junto al Palau Ducal, la Col·legiata, Sant Marc… deben conformar una ruta de divulgación de nuestro pasado y que aúne turismo y cultura. 

-Al respecto, ¿cómo puede mejorar Gandia en competencia turística? 

-Apostamos por seguir reforzando la oferta turística de calidad, a partir de la magnífica playa que tenemos, en todo aquello que nos hace ser distintivos, diferentes respecto a otros destinos turísticos: nuestro entorno natural, la cultura o nuestra gastronomía, con la fideuà y la gastronomía saforense. En este sentido, proponemos un centro de divulgación y de estudio de la fideuà de Gandia y la cocina local en la Alquería del Gall.

"No entiendo la política como una profesión sino como una faceta a la que todos los ciudadanos pueden dedicarle una parte de su vida"

-¿Se ve como alcalde? 

-Sí, me veo como alcalde. Veía más difícil ganar las Primarias que la alcaldía. Lo dije en la primera entrevista y lo continuo diciendo. 

-¿Por qué Josep Alandete y Compromís Més Gandia Unida son la mejor opción para Gandia?

-Porque estamos en contacto con la ciudadanía desde siempre, tenemos a las personas como punto de referencia, no dependemos de nadie ni de ninguna empresa. Tampoco buscamos nuestra carrera política personal pues hemos decidido dedicar cuatro años de nuestra vida al servicio de la ciudadanía y tenemos una gran trayectoria cívica y profesional que nos avala. En este sentido no tenemos otra pretensión y en este sentido somos la mejor opción. Somos personas como las personas que no se dedican en este momento a la política. Somos iguales porque no estamos arriba de nadie porque nadie está abajo de nadie. Y tendremos siempre el bien común como el único gobierno que nos gobierne. Y esa premisa la tendremos desde el primer día que logremos la Alcaldía. 

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Verano de jarrones chinos y segundas vueltas

Mucho me temo que hasta septiembre no habrá gobierno ni nacional, ni en algunos casos autonómicos,-por ejemplo Madrid-. Pero mientras tanto, tendremos en pleno apogeo a los jarrones chinos habituales transmitiendo todo tipo de mensajes con las meninges derretidas por los calores estivales

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email