X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

mesa redonda en barreira a+d

Juan Ferrero: "Estamos en el camino de incluir la sostenibilidad como un parámetro más en el diseño"

El Máster en Interiorismo del Centro Oficial de Estudios Superiores Barreira A+D ha organizado una mesa redonda para analizar el papel del diseño en una sociedad cada vez más preocupada por la sostenibilidad

17/10/2019 - 

VALÈNCIA. El cambio climático es una constante en los medios de comunicación, Greta Thunberg llegó a sonar como posible para el Nobel de la Paz y la sociedad no ve con buenos ojos a las empresas que esquivan el compromiso con el entorno que habitamos, que al fin y al cabo, de momento, es el único que tenemos: la preocupación por la sostenibilidad comienza a ser trending topic en un número cada vez mayor de países y el diseño no es ajeno a tan necesaria tendencia, razón por la que el Centro Oficial de Estudios Superiores Barreira A+D, y en concreto su Máster en Interiorismo, Creatividad e Innovación Mint -que ya ha completado el grupo para su nueva edición y ha abierto la lista de espera-, ha querido sentar en una mesa abierta al público a representantes de las empresas que colaboran con el máster, como son Ikea, El Corte Inglés, Porcelanosa o Ramón Esteve Estudio, para conocer el grado de compromiso con la sostenibilidad de estas grandes compañías, su visión de la coyuntura ambiental actual y de qué manera debe trabajar el diseño para asumir su responsabilidad con el planeta. 

Tal y como lo ve Jorge Montrós, responsable del departamento de marketing de Porcelanosa, el papel del diseño “no acaba en la fábrica, en el taller del estudio o en la empresa, el diseño tiene mucha repercusión en la vida útil del producto, y no solo hay que verlo en el proceso productivo, en la selección de producto, materias o residuos, sino en cómo va a ser luego empleado”. En la misma línea, Úrsula Martínez, responsable del departamento Come-In de Ikea -Communication and Interior-, opina que “el diseño siempre ha tenido una responsabilidad enorme, lo que pasa es que quizás no ha sido tan evidente. Somos capaces de hacer grandísimos cambios con el diseño. En estos momentos en que está habiendo graves problemas como el cambio climático, un consumo insostenible o una gran desigualdad en la sociedad, tenemos que reaccionar como empresas ante todo esto, tenemos que ser responsables y dar respuestas”. Juan Ferrero, director del máster, CEO de Ramón Esteve Estudio y vicedecano del Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunidad Valenciana, hacía hincapié en la necesidad de integrar la sostenibilidad como un valor estructural que forme parte del origen: “estamos en el camino de incluir la sostenibilidad como un parámetro más en el diseño”.

Foto: EDUARDO MANZANA.

No cabe duda de que el compromiso de las empresas guarda una estrecha relación con el compromiso de sus clientes, cada vez más concienciados: “a día de hoy el cliente está superinformado y cuando va a comprar algo tiene la posibilidad de documentarse o de profundizar más en lo que está haciendo. Quien pretenda engañar al cliente tendrá poco recorrido. Lo que se hace se hace para devolver a la sociedad lo que nos está dando por otro lado”, afirmaba Daniel Campos, gerente de Hogar y Entretenimiento de El Corte Inglés de Pintor Sorolla y también exalumno de Barreira A+D. “Cada vez más como usuarios buscamos que las marcas sean coherentes con un mensaje. Cuando detectas coherencia en toda una estrategia y en sus acciones te conviertes en un cliente fiel, esos son los clientes fieles de hoy en día”, considera Montrós, que añadía que el mercado puede hacer presión para que las empresas adopten medidas en materia de sostenibilidad, “pero si tú no te lo crees, si no lo llevas en tu ADN, será solo una moda. La coherencia es fundamental”. Ursula Martínez se declaraba optimista a estos efectos: la gente ya no se interesa en llevarse un producto solo por el hecho de que es bonito, creo que hay un interés mayor en llevarse un producto por el impacto beneficioso que va a tener”.

Pero la sostenibilidad no será una realidad de la noche a la mañana, Fran Clausell, moderador de la mesa, creador de Ideoestudi certificado como Tradesperson para obras Passivhaus -un tipo de construcción en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática para lograr una eficiencia energética superior-, entiende que el hecho de ser sostenible “es un cambio tan grande de paradigma que va a ser algo generacional”. Las empresas que aspiren a liderar este cambio tiene que trabajar en sintonía, como pedía Úrsula Martínez: “tenemos que probar cosas, contárnoslas, ser transparentes, las que funcionan y las que no”. “El cambio climático implica un cambio de actitud de cada uno de nosotros, y los cambios suponen un coste”, afirmaba Montrós, que añadía que sin embargo esta inversión luego revierte positivamente a nivel de beneficios económicos tanto para las empresas como para los individuos, y por descontado, en beneficios referidos a la calidad de vida. La sostenibilidad, tal y como se respiraba en este encuentro organizado por el Máster en Interiorismo de Barreira A+D, es un factor que ha llegado para quedarse en nuestra forma de entender la realidad y en nuestra manera de ejercer el diseño. Una impronta verde que debemos dejar en todas nuestras acciones de un modo inconsciente, porque como sentenciaba Ferrero, “el éxito llegará el día que dejemos de hablar de esto”.

Noticias relacionadas

DISEÑO PARA EL PENSAMIENTO

Rediseñando la burocracia

Por  - 

La administración puede ser más competitiva rediseñando sus trámites y por tanto su relación con la ciudadanía

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email