GRUPO PLAZA

La agricultura valenciana espera una revisión del Tratado de Sudáfrica que restrinja la importación de cítricos

1/09/2021 - 

BRUSELAS. Septiembre será un mes crucial para avanzar en las negociaciones con la Comisión Europea, para que revise el Tratado de libre comercio con Sudáfrica que, desde hace cinco años, grava onerosamente la agricultura valenciana y, en especial, las naranjas, al solaparse la producción desde septiembre hasta noviembre. La Comisión espera iniciar el procedimiento formal a nivel estatal, tras reunirse antes del verano con el sector, específicamente con AVA y La Unió de Llauradors i Ramaders (La Unió), y después de recibir una petición por parte de la Conselleria d’Agricultura de la Generalitat Valenciana pidiendo que la naranja sea considerada “producto sensible” y susceptible de cuotas.

El lobby cítrico valenciano inició las conversaciones con los técnicos de la Dirección General de Comercio de la Comisión en febrero y volvió a reunirse en junio, trasladando la preocupación del campo valenciano desde que se aprobó el Tratado con Sudáfrica en octubre de 2016. En ambas reuniones se contó con la intermediación de la eurodiputada socialista, Inmaculada Rodríguez-Piñero, que acompañó a los representantes de AVA y de La Unió ante los funcionarios de la Comisión.

Lo que pide todo el sector es que la naranja sea considerada “producto sensible” con la modificación del Tratado, para introducir nuevas restricciones a la importación de la naranja sudafricana, que se solapa con la producción valenciana, ya que sigue en el mercado hasta mediados de noviembre. Ello significa que la producción valenciana será preferente en el espacio económico europeo. Hay que recordar que el 93,7% de los cítricos valencianos se exportan a Europa, dada la dificultad de abrir mercados en otros países como Estados Unidos, Canadá, China o India, sin olvidar el veto de Rusia, que sigue lastrando nuestros productos.

“Producto sensible”

En este sentido, se aportan datos de que Sudáfrica ha aumentado sus exportaciones en un 30% desde que se aprobó el Tratado y tiene previsto seguir aumentando su producción, ya que las empresas allí instaladas han aumentado la superficie de producción de cítricos tardíos. Ello les permitirá introducir en Europa más de 600.000 toneladas coincidiendo con la campaña de la mandarina valenciana, que llega en otoño. Carles Peris, secretario general e La Unió, explica que “es muy importante conseguir la modificación del acuerdo porque los cítricos europeos en fresco que se consumen son en más de un 90%  nuestros y dependemos de las futuras revisiones, para que haya una especial protección y vigilancia como ‘producto sensible’”.

También la Conselleria d’Agricultura, que encabeza Mireia Mollà, se ha dirigido al Ministro homólogo, Luis Planas, para que inicie el procedimiento formal junto al lobby valenciano ante el gobierno de la Unión Europea (UE). En octubre se cumple el plazo de cinco años que permite la revisión de los Tratados firmados con terceros países, como es el caso de Sudáfrica, y la Comisión puede presentar las propuestas de modificación del Tratado en el caso de que se haya demostrado perjudicial para los Estados miembros o que no se hayan cumplido los parámetros establecidos. 

El peligro de Turquía y Egipto

Además de poder establecer contingentes contra la entrada de cítricos sudafricanos, también son recurrentes las protestas del sector por la entrada de plagas, ante la falta de controles aduaneros suficientes por parte de la Comisión, en especial en el puerto de Rotterdam (Pasíes Bajos) y en origen, en los puertos africanos. El problema de las plagas se reproduce, exponencialmente, con la importación de cítricos de Turquía y Egipto, sin apenas controles. Algo que preocupa también, especialmente, a la Comisión Europea, como así lo trasladaron los técnicos europeos al sector valenciano durante sus reuniones, al considerarlo un tema “más peligroso”.

En estas negociaciones previas, el lobby cítrico valenciano, que organizo el pasado mes de julio, ha aportado datos sobre el impacto de la importación de cítricos de Sudafrica en la UE. A continuación, es el Gobierno de España, según el procedimiento oficial, quien debe dirigirse a la Comisión con estas reclamaciones. La Conselleria de Agricultura solicitó formalmente al Estado español que, con la revisión del acuerdo con Sudáfrica, la naranja sea declarada “producto sensible”.

Una vez presentadas las propuestas de los Estados y del sector, la Comisión analizará en las próximas fechas el acuerdo y decidirá si se modifica técnicamente para considerar la naranja como “producto sensible". En julio pasado se unió, por primera vez, el lobby citrícola valenciano para presentar esta propuesta, con Ava, La Unió, Asaja Alicante, el Comité de Gestión de Cítricos, Intercitrus y las cooperativas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email