GRUPO PLAZA

Los depósitos en contenedores específicos se han doblado en dos años

La apuesta de Quart de Poblet por la gestión de residuos: ecopatrullas y recogida puerta a puerta

17/05/2021 - 

VALÈNCIA. El ayuntamiento de Quart de Poblet se marcó hace unos años el objetivo de mejorar el reciclaje y la limpieza de sus calles. Un plan con el que en dos años han conseguido doblar la cantidad de envases ligeros que se depositan en los contenedores, según han informado desde el consistorio. Así, en función de los datos, la cifra de 2018 era de 279 toneladas, mientras que en 2020 la cantidad ascendió a las 440. 

Para el gobierno local, la clave del "éxito" ha sido la innovación, la información a la ciudadanía y la originalidad de las propuestas. Por ejemplo, Quart de Poblet se adelantó más de dos años al Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana, e introdujo muchas de las medidas que ahí se contemplan. 

Una de ellas fue instalar islas de contenedores, con el objetivo de facilitar a la ciudadanía el reciclaje y que no se tuviera que desplazar de una punta a otra de la calle cada vez que quisiera separar residuos. En otras localidades, es necesario recorrer varias aceras para encontrar contenedores de vidrio o cartón que, además, se encuentran separados entre ellos. 

Del mismo modo, también fue uno de los primeros municipios en introducir el contenedor marrón, destinado exclusivamente a la materia orgánica. Por tanto, hay varios contenedores: papel y cartón, envases ligeros y plásticos, envases de vidrio, orgánico y el contenedor de restos. A este último va todo lo que no va en los anteriores. Aunque Quart de Poblet ha sido pionero en introducir estas medidas, esto ya es una obligación en toda la Comunidad Valenciana. 

Y para asegurar que los vecinos conocieran toda la normativa, el ayuntamiento puso en marcha hace varios meses la ecopatrulla. Esto es, grupos de personas desempleadas a las que se les formó para patrullar las calles de Quart de Poblet en diferentes turnos de 13 horas. El objetivo es informar, enseñar y concienciar a la gente sobre los beneficios del reciclaje. Además, también recogen las bolsas y los cartones que los vecinos dejan fuera de los contenedores.

Además, también se ha dado el caso de que muchos vecinos incluso hacen fotos de los lugares donde hay enseres o residuos fuera de los contenedores y las envían a las redes sociales de Urbanisme Obert i Sostenible para que la ecopatrulla solucione el problema. 

Otro de los servicios que ha desarrollado el ayuntamiento ha sido el de la recogida puerta a puerta del papel y cartón en los comercios de la localidad. De hecho, desde el mes de diciembre, todos los bares, restaurantes y comercios que se encuentran dentro del itinerario marcado depositan sus cartones y papeles en la puerta de su establecimiento los lunes y los viernes, con el consiguiente aumento de los porcentajes de recuperación. 

Pese a los esfuerzos del ayuntamiento, sin embargo, siempre hay unos pocos que siguen dejando la basura fuera de los contenedores. Por ello, ha enviado decenas de cartas informativas a los autores de los hechos avisándoles que, en caso de reincidir, se les sancionará con multas que oscilan desde los 750 euros si son infracciones leves hasta los 3.000 en el caso de muy graves. El consistorio tiene diferentes métodos para averiguar el nombre de quién realiza estos actos incívicos. 

Si se comparan las cifras de la recogida separada del papel y cartón en los contenedores, la cifra también se dispara, pasando de registrar unas aportaciones de 264 toneladas en 2015 a 378 en 2020. En cuanto al vidrio, si en 2015 se recogieron en los contenedores verdes 177 toneladas, en 2020 aumentaron hasta llegar a 257, lo cual indica que la ciudadanía está cada vez más concienciada con la segregación de residuos en origen y su posterior depósito en los contenedores de recogida selectiva. 

Curiosamente, la cantidad de residuos depositados en el contenedor de resto ha disminuido notablemente, pasando de más de 8.000 toneladas al año en 2017 a poco más de 6.300 toneladas en 2020. Con las cifras en la mano se puede llegar a la conclusión de que si antes se depositaban todo tipo de residuos en el contenedor gris, la ciudadanía ahora es más consciente del correcto depósito y deja cada residuo en su contenedor correspondiente, así como en los ecoparques, aliviando así la cara de toneladas que entran en los contenedores convencionales de residuo mezclado 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email