GRUPO PLAZA

opinión

La bolsa china tiene vida propia

El director de Inversión de Robeco Investment Solutions ve al parqué chino como "una criatura autónoma, capaz de subir un 150% entre 2014 y 2015 pese al empeoramiento de los fundamentales de sus beneficios empresariales"

28/01/2016 - 

MADRID. Para Lukas Daalder, director de Inversión de Robeco Investment Solutions, la caída de las acciones chinas ha coincidido con una percepción negativa sobre la persistente bajada de los precios del petróleo y la creencia errónea de que los problemas del mercado de deuda high yield son indicativos de una posible recesión mundial.

Sin embargo, estos tres elementos ejercen un efecto bastante limitado sobre las perspectivas económicas reales y, sencillamente, están causando reacciones exageradas. En consecuencia, su equipo mantiene la sobreponderación en renta variable, pues considera que sus perspectivas para 2016 siguen siendo buenas.

"La preocupación que más está contribuyendo a la actual situación de aversión al riesgo es la evolución de China", afirma. "Es comprensible que una caída del 7% en China en la primera jornada de cotización pueda afectar a la actitud de los inversores y, consiguientemente, el hecho de que los demás mercados de valores cerraran con bajadas no resulta sorprendente".

Sin embargo, -añade- "es algo más complicado explicar por qué estos mercados de renta variable han seguido viviendo una venta masiva durante el resto de la semana atribuida a la situación de China".

Para el experto "el mercado de renta variable chino es una criatura autónoma, con vida propia, capaz de subir un 150% entre 2014 y 2015 a pesar del empeoramiento de los fundamentales de sus beneficios empresariales. Se trata de una burbuja, que actualmente se está desinflando. A diferencia de los mercados estadounidenses o europeos -mucho más intervenidos- lo que sucede en China no tiene repercusiones directas sobre el resto del mundo".

Asimismo añade que "las acciones chinas se encuentran mayoritariamente en manos de un grupo relativamente limitado de inversores nacionales, por lo que sus pérdidas no generan graves problemas fuera del país".

Daalder recuerda que "en lo que respecta a la devaluación del yuan, su variación del 1,5% desde principios de este año no resulta chocante, ni cabe esperar que ejerza efectos significativos. Aunque ampliemos el periodo de consideración hasta agosto de2015, vemos que la devaluación total que ha sufrido es del 6%; y por ejemplo el euro bajó lo mismo en tan solo un mes, entre octubre y noviembre".

___________________________

Lukas Daalder es director de Inversión de Robeco Investment Solutions

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme