X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La CEV defiende la gestión privada en Dénia y alaba las ratios de atención de Ribera Salud

3/04/2019 - 

VALÈNCIA (EP). El presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha reiterado este miércoles la postura "muy clara" de la patronal en la defensa de la colaboración público-privada en sanidad, por lo que ha defendido la gestión privada en Hospital de Dénia y ha puesto en valor las ratios de atención logradas por Ribera Salud.

Así lo ha indicado ante los medios en su atención a medios junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en la que ha defendido el modelo de colaboración que existía en La Ribera y existe en Dénia "no es privatizar hospitales, es hospitales públicos con gestión privada, que es distinto, eso es la colaboración público-privada y desde luego la CEV va a estar siempre defendiendo ese modelo".

"Desde el principio dijimos que en un ámbito de colaboración público-privada siempre con control, con seguimiento, con evaluación y con transparencia entre lo público no tenía que haber miedo a lo privado y entre lo privado no debería haber miedo a lo público, eso vale para hospitales, para centros de enseñanza y para cualquier otra situación en que lo público y lo privado coincidamos", ha dicho.

Ahora, ante la eventual reversión del departamento de Dénia, ha indicado que mantienen la misma postura y ha agregado que "los ratios de atención que ha habido en Ribera Salud son muy buenos a nivel de pacientes" y ha agregado: "Desde luego, no me enorgullece que en ocho meses haya crecido la plantilla del hospital ahora público -en referencia al de Alzira- 466 empleados. Eso, sinceramente, no lo hacemos las empresas privadas".

Puig plantea un observatorio contra la economía sumergida

La creación de un observatorio contra la economía sumergida para que no haya empresas que "jueguen con ventaja" sobre otras, llevar el Plan Agiliza "hasta sus últimas consecuencias" para eliminar trabas burocráticas y que no haya proyectos empresariales "que se eternicen", y recuperar una mayor presencia en Bruselas con la oficina de la Generalitat son tres de los ejes que plantea el PSPV en el ámbito económico empresarial.

Por su parte, Ximo Puig ha comenzado agradeciendo el trabajo de la CEV, y concretamente de su presidente, durante estos cuatro años en el marco del diálogo social, sabiendo "vertebrar adecuadamente toda la voz empresarial, que también es difícil pero es fundamental para tener una Comunitat potente, fuerte, capaz de tener ese futuro".

Según ha indicado, algunas de las cuestiones que plantean esas 130 medidas estarán reflejadas en el programa socialista y hay tres cuestiones que el PSPV quiere abordar en línea con los planteamientos de la CEV.

En primer lugar, ha explicado el 'president', se ha comprometido a crear la Oficina de Simplificación Administrativa (OSA) para reducir las cargas burocráticas haciendo "corresponsable" a la propia organización empresarial. "Muchas veces hemos hablado de la ventanilla única, pero queremos que haya cogestión de verdad, porque hay proyectos que, siendo positivos, acaban eternizándose". "No puede ser que haya proyectos que cueste muchísimo más su trámite burocrático que su realización efectiva".

Asimismo, otro eje versa sobre la defensa en Europa de los intereses valencianos, después de la "raquitización" de la estructura de la Generalitat en Bruselas en el pasado. "Ahora es manifiestamente insuficiente, nosotros queremos que sea más potente y más eficiente, para eso tenemos que contar con la CEV y vamos a hacer un trabajo conjunto, una oficina más potente, más útil para las empresas valencianas y más facilitadora. Esta nueva versión de la oficina en Bruselas va a ser un elemento dinamizador de nuestra economía", ha asegurado.

Por último, ha apostado por crear un observatorio sobre la economía sumergida porque "no es posible que haya empresas que jueguen con ventaja, son una minoría pero están ahí, la economía sumergida aún es demasiado grande". En este punto, la administración "tiene que mejorar sus equipos de inspección" porque "si todos pagamos lo que nos corresponde tendremos mejores servicios públicos y el conjunto de la población pagará menos impuestos".

Según ha advertido Puig, "la única manera realista de bajar impuestos es acabar con el fraude fiscal" y quieren contar con la CEV y con los sindicatos en esta tarea. "Me gustaría que la próxima legislatura fuera definitiva en esta conciencia de país y de sociedad que es fundamental", ha zanjado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email