GRUPO PLAZA

Base de datos regional

La Comunitat, a la cola del gasto por alumno debido a la infrafinanciación

10/06/2016 - 

VALENCIA. El hecho de que la Comunitat tenga una financiación deficiente afecta a cuestiones transversales como la educación. Entre las autonomías se dan diferencias muy notorias en los costes destinados a este área. Atendiendo al gasto por alumno que se hace en el sistema público, lideran la clasificación el País Vasco (69,3%) y Navarra (30,7%), dos comunidades con un régimen foral específico y que reciben del sistema de financiación autonómica unos recursos por habitante superiores a la media. Por el contrario, a la cola de la tabla se encuentran Andalucía (-12’7%), Castilla-La Mancha (-9’8%), Canarias (-7’6%), Madrid (4’7%), y en quinto puesto, la Comunitat, con un -4’3%.

La elevada heterogeneidad en las características educativas de los territorios es una de las principales conclusiones de la base de datos regional, informe que complementa a la monografía Cuentas de la Educación en España 2000-2013: Recursos, gastos y resultados, presentada el pasado 8 de marzo por la Fundación BBVA y el Ivie. El doumento confirma la mayoría de los alumnos españoles recibe formación en centros públicos, cualquiera que sea la comunidad de residencia, hasta el punto de que en 2013 los centros públicos tuvieron un coste superior en un 12,7% al de los privados en el conjunto de España. Sin embargo, también pone de relieve que el gasto es muy dispar dependiendo del territorio.


En el caso de los centros privados, sigue dándose un desequilibrio, aunque en este caso cabe buscar la explicación en otra parte. En el abanico del coste, Navarra (+58,6%), Cataluña (+32%) y País Vasco (+31,8%) superan ampliamente la media, mientras que los puestos inferiores son para Castilla-La Mancha (-31,4%), Murcia (-29,8%), Extremadura (-29,3%) y Andalucía (-26,7%). La Comunitat se queda en una posición intermedia, aunque un -4’3% por debajo de la media, lo que la convierte en la sexta del ranking.

La causa puede atribuirse al nivel de renta per cápita, pero también a la política educativa autonómica. Dado que buena parte de los centros privados se financian mediante conciertos con las comunidades autónomas, los recursos ofrecidos por parte de las Administraciones cobran relevancia. Es bien sabida la confrontación que mantiene la Generalitat valenciana con el sector de la educación concertada en estos días.

El peso de la concertada

Una segunda conclusión destacable es la sustancial diferencia del peso de la educación privada entre comunidades –supera los 30 puntos porcentuales–. En todas las comunidades los alumnos formados en centros públicos son mayoría, pero el porcentaje que los mismos varía mucho, desde el 82,1% en Castilla- La Mancha al 50,9% en País Vasco, en el curso 2013-2014. Cabe matizar también que, dentro de la educación , el porcentaje de estudiantes en centros concertados es siempre mayoritario. El alumnado de los centros privados no concertados solo supera el 6% en Canarias, Aragón, Cataluña yMadrid. Llama la atención que también en la Comunitat, donde concretamente se sitúa en un 6’8%.

La información territorializada indica que el porcentaje de alumnos que acude a centros privados depende significativamente del nivel de renta de las comunidades. Así, en promedio, por cada 1.000 euros más de renta per cápita de la región, el porcentaje de alumnos que acude a centros privados –concertados o no- aumenta un 2%. Este factor explica por sí solo el 80% de las diferencias regionales en los porcentajes del alumnado que se matricula en educación privada, que llegan a ser de 30 puntos porcentuales entre País Vasco y Extremadura, dos comunidades cuyas rentas per cápita difieren en 14.000 euros.

El gasto de los hogares

Finalmente, la tercera conclusión de Cuentas de la Educación en España 2000-2013 es la enorme desigualdad en el gasto en educación dentro de los hogares. En las regiones con niveles de ingresos elevados (Madrid, +55% de la media española) llega a triplicar al de las de menor nivel de renta (Andalucía, -46,5%; o Extremadura, -52,8%, por debajo de la media nacional). De este modo, la Comunitat quedaría justo por debajo de la media, con un margen de -5'1%.

Al hablar de gasto de los hogares se incluyen las aportaciones de las familias a la financiación de la enseñanza –importante en el caso de la educación privada, en especial la no concertada- y a actividades extraescolares, comedor, transporte, libros y uniformes. Todo ello depende mucho de sus niveles de ingresos y el nivel de estudios de los padres, dos factores que suelen estar correlacionados.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email