GRUPO PLAZA

SIN ALUMNOS DE LA PRIVADA

La convocatoria de becas paralizada recibe 2.000 solicitudes más que el año pasado

Hay un total de 11.756 solicitudes registradas para las ayudas universitarias 2015/16, lo que indica un incremento significativo con respecto al curso anterior, pese a tratarse únicamente de alumnos de centros públicos

31/08/2016 - 

VALENCIA. Las becas de la Generalitat para el curso 2015/16, cuya convocatoria se cerró el pasado 22 de julio, registraron un total de 11.756 solicitudes telemáticas. Todas ellas se corresponden con alumnos de universidades públicas, tal y como había sido restringido por el Consell, y tienen su asignación paralizada hasta que se resuelva el proceso abierto ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV). Cabe recordar que los recursos interpuestos por la Universidad Católica de Valencia (UCV) contra la política de becas de la Administración autonómica, partidaria de excluir a los centros privados, incluían medidas cautelares que han frenado cualquier concesión.

En términos de estudiantes, estamos hablando de una cifra de solicitantes que supera en casi 2.000 personas la del curso anterior, esto es, el ejercicio 2014/15. En concreto, el año pasado se registraron 9.960 solicitudes para las becas de la Generalitat (9.245 públicas y 715 privadas), de las que finalmente se concedieron 2.47 (2.324 la pública y 151 de la privada). En referencia al caso concreto de la Universidad Católica, hasta 110 alumnos fueron becados por el Consell, lo que representa el porcentaje más alto de los centros privados afectados.

Si atendemos las becas de no abandono, también paralizadas por el mismo proceso judicial, se han recibido 118 solicitudes para el curso 2016/17 (en este caso no se conceden con carácter retroactivo, sino a futuro). Los datos provisionales de esta modalidad son provisionales, ya que la convocatoria sigue abierta hasta el próximo 15 de octubre, por lo que podrían crecer. Las becas de no abandono del curso pasado 2015/16, que fueron convocada en diciembre de 2015, solo se dieron a los alumnos de la universidad pública y tuvieron un total de 108 beneficiarios. Este año los datos indicaban una correspondencia similar.

De prosperar los recursos, o incluso de mantenerse las medidas cautelares, ninguno de estos estudiantes llegará a recibir el importe solicitado. El agravante es que, al corresponderse con los gastos del curso pasado, los estudiantes ya han realizado el desembolso. Según explica la Generalitat, la burocracia impide una nueva convocatoria para este periodo, porque los plazos administrativos se extenderían durante meses y se abriría un nuevo ejercicio presupuestario, dentro del que no entrarían ya estas ayudas.

Sigue la pugna

Los partidarios de ambos bandos siguen atribuyéndose culpabilidades en esta situación de parálisis. Ayer fue el turno del del Consell de la Joventut de la Comunitat (CJCV), desde donde defienden la política de becas para centros públicos llevada a cabo por el departamento de Vicent Marzà. Además de mostrarse preocupados por la situación “anómala” y de “desprotección del estudiante”, los miembros del organismo consideran que la actual "disputa" está "motivada por beneficios privados" e instan a reconducir la situación dada la proximidad del nuevo curso, 

Por su parte, el grupo del PP en Les Corts también ha arreciado el discurso, y ayer mismo anunció que crearía una plataforma multimedia para valorar la gestión del conseller de Educación, donde las familias y al resto de agentes educativos podrán insertar sus quejas. Lo definen como una iniciativa que pretende poner "seriedad y orden" en la Conselleria. En palabras del partido, servirá para “fiscalizar los problemas que este tripartito, no para de generar por el caos, la desorganización y la inexperiencia, por no decir pasotismo”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email