X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ACORRALADO POR SUS PROPIAS EXPLICACIONES

La Coordinadora Valenciana de ONGD también desmiente al 'infiltrado' Monterde

La entidad que engloba a las ONGDs valencianas asegura que "no le consta" que Monterde actuara como "infiltrado" ni que suministrara información 

3/07/2017 - 

En uno de muchos los correos que se han podido conocer de Rafael Monterde, gerente de InnDEA, a los colaboradores de la trama corrupta del exconseller Rafael Blasco, el experto en cooperación calificaba como "chow mediático (sic)" las informaciones sobre el desvío de cuatro millones destinados a un hospital en Haití que nunca se construyó. Un "chow" que suponía 400 folios impresos solo en el auto de procesamiento. 

Entre los correos que incluye la causa, aparecen algunos que Monterde envió a la trama para explicar cómo modificar los criterios de evaluación para que las falsas ONGs de la banda de Blasco pudiesen beneficiarse de ayudas públicas. En otros, asesoraba sobre cómo presentar la información para tapar el fraude y dar apariencia de eficiencia en la gestión. Tan inconcretas eran sus funciones (de las que él mismo duda en otro correo, publicado por el diario El Mundo) como los trajes y las pieles en las que se metió.

Monterde era experto en cooperación con algún pinito como asesor de comunicación, pero también "karateka" (como se dirige a él en una misiva el exjefe de Cooperación Marc Llinares, que a su vez firmaba como Capitán Haddock), Danny Larusso y, según confesión propia, un espía que se vio "obligado a desarrollar progresivamente una actitud de compadreo para generar confianza y no despertar sospechas".

Sin embargo, parece que a Monterde le van a poner en un aprieto mayor las excusas que las mentiras. Su papel de agente secreto, según el texto con el que Monterde intentó justificarse este fin de semana, le habría servido para denunciar las irregularidades que observaba a "medios, técnicos de ONGs y personalidades políticas".

Tras conocerse estas explicaciones, Esquera Unida fue la primera en desmentirlo."Nuestra organización, siempre que ha tenido conocimiento de algún delito, ha transmitido toda la información a la justicia", expresó. La formación no descarta emprender acciones legales contra Monterde por sus declaraciones.

Según ha podido conocer Valencia Plaza, Monterde tampoco trasladó a la Coordinadora Valenciana de ONGD, personada en la causa, los datos que le procuraba su infiltración. Según fuentes de este organismo, se enteraron de la existencia de los correos después de la primera ronda de testificales, una vez la jueza los hizo públicos. Solo en ese momento descubrieron cuál había sido el grado de participación de Monterde. 

Al tratarse de un personaje marginal en la trama, en un caso de una tremenda complejidad, decidieron no actuar contra él, argumentan. Estas fuentes añadieron que "no les consta" si Monterde actuó o no como infiltrado.

Este fin de semana, el concejal de Innovación, Jordi Peris, presionado por todos los grupos y las circunstancias, dejó solo dos salidas a Monterde: se va a él o lo acabarán echando




Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email