GRUPO PLAZA

El consell se centra en mantener el veto a los interiores, tanto en bares como en domicilios

La desescalada prudente de un Puig escarmentado

EFE/Biel Aliño
26/02/2021 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, compareció este jueves junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para dar a conocer la modificación en las duras restricciones que rigen en la Comunitat Valenciana desde el pasado 21 de enero, cuando los efectos de la pandemia pusieron contra las cuerdas a Govern del Botànic.

Unas medidas que entrarán en vigor el 1 de marzo y que se han adoptado con, más allá de algunas discrepancias leves, el acuerdo de la Comisión Interdepartamental contra la covid-19 en la que también participan los principales referentes de sus socios en el Ejecutivo, Compromís y Unides Podem.

Reunión de la Comisión Interdepartamental de este jueves. Foto: GVA

Puig, en esta ocasión, parece tener muy claro su deseo de no tropezar de nuevo con la misma piedra. Las desescaladas rápidas -el pasado verano- o las medidas laxas -las fiestas navideñas- han provocado situaciones de presión hospitalaria muy graves y un número de fallecidos que, a día de hoy, todavía siguen muy presentes. Es por ello que, a tenor de las decisiones adoptadas este jueves, se percibe una actitud del presidente en la que predomina la prudencia, más allá de otras circunstancias sociales y económicas.

Prueba de ello es el mantenimiento del veto a interiores, ya sea en bares o en domicilios. Una posición que, unido a la apertura al 75% de terrazas de la hostelería con mesas de cuatro personas y solo hasta las seis de la tarde, deja un mensaje que tiene una mayor profundidad de lo que aparenta. Proseguir con la restricción de las reuniones en casas entre no convivientes con la apertura de terrazas puede interpretarse como un guiño de Puig a la hostelería, sector que siempre ha defendido que en los hogares se producía mayor transmisión. 

Con esta iniciativa, quien quiera verse tendrá que hacerlo al aire libre y las terrazas de los bares será la opción elegida por muchos, un espacio donde el cumplimiento de medidas se encuentra a la vista, lo que permite mayor control y contribuirá a aclarar si los mayores peligros se encuentran en los domicilios. Sí puntualizó el jefe del Consell una modificación en los encuentros entre no convivientes en la vía pública, que se aumentará hasta un máximo de cuatro personas.

"Estamos mejor, pero todavía no estamos bien", señalaba el jefe del Consell, quien insistía en que hay que ir con "'trellat'" y "asegurando bien cada paso". "No podemos dilapidar en unos días lo que nos ha costado tanto", aseveraba. Cuántas vidas entre todos hemos salvado?", se preguntaba el president, quien aseguraba que "miles", tanto por "madurez cívica" como por "corresponsabilidad". 

Sin embargo, apelaba a la prudencia porque "aún no estamos bien", con 320 ingresados en las UCI. "Ese debe ser el termómetro para todos", recalcaba, y pedía que "nadie se relaje", "piense que se ha acabado" y trate de recuperar el tiempo perdido y hacer vida normal.

En esta línea, también se opta por la prudencia en el deporte. Por el momento, y en líneas generales, se retoma el actividad física al aire libre mientras no exista contacto, lo que supone el mantenimiento del cierre de gimnasios, piscinas, pabellones... salvo excepciones marcadas dentro de determinadas competiciones.

Por otro lado, Puig también anunció la ampliación en el horario de cierre de los comercios, que ahora podrán permanecer abiertos hasta las ocho de la tarde con un 50% de aforo. Además, se reabrirán los parques públicos y se permitirá un aumento del aforo en los lugares de culto hasta el 50% de la capacidad. El toque de queda se mantendrá, como hasta ahora a las 22 horas.

EFE/Kai Försterling

El presidente también anunció el fin del cierre perimetral en los 16 municipios de más de 50.000 habitantes. Una medida que todavía estará vigente este fin de semana pero que se levantará de cara al siguiente. Puig, no obstante, se mostró firme en mantener por el momento el veto a las entradas y salidas en la Comunitat Valenciana, y volvió a solicitar unos criterios comunes para todas las regiones bajo la mediación del Gobierno de España.

Barceló vuelve al ruedo 23 días después

Una de las novedades de la rueda de prensa fue el regreso de la consellera de Sanidad a la primera línea mediática, dado que en la última ocasión el presidente Puig compareció en solitario tras la comisión. Tal y como informó este diario, la responsable autonómica no se presentaba ante los medios desde el pasado 2 de febrero, cuando presentó avances en la investigación de los vacunados indebidamente y anunció que la Comunitat Valenciana superaba por primera vez los más de 100 fallecidos en un solo día.

Barceló y Puig en la comparecencia de este jueves. Foto: GVA

Pese a que las fuentes oficiales de ambos departamentos han insistido en tratar con normalidad la ausencia de exposición pública de la consellera, algunos altos cargos consultados por este diario sí han vinculado esta desaparición a una voluntad expresa de Presidencia, al considerar que Barceló no había estado afortunada en algunas de sus últimas comparecencias. Este jueves, 23 días después, regresó al ruedo en lo que ha sido el intervalo sin situarse ante los micros más largo de los últimos meses.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email