X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

jornada de industria 4.0

La economía digital española representa un 5,3% del PIB, frente al 10% de Reino Unido 

8/11/2019 - 

VALÈNCIA. Mónica Lluch, partner digital de la dirección territorial de Valencia y Castellón de Bankia, señalaba este jueves en la mesa redonda que moderaba sobre conectividad, automatización industrial y robótica de la IV Jornada de Industria 4.0, celebrada en la Universitat Politècnica de València, que la economía digital española representa un 5,3% del PIB, frente al 10% de Reino Unido, porcentaje con el que se aleja de sectores productivos como el turismo y la construcción. Lluch explicó que España se engloba, junto con Portugal e Italia, dentro del conjunto de “países dudosos” para afrontar la industria 4.0, la cual lideran Alemania, Irlanda y Suiza.

La captura del potencial digital supone un 13,5%, con respecto al 20% de países como Noruega o Suiza. La partner digital enfatizó en la necesidad de un cambio cultural y de la implicación de otros actores como las administraciones, las grandes corporaciones y el capital humano especializado a través de la formación. “Hay que acercar aún más la industria a la Universidad y a las escuelas de Formación Profesional. Quedan muchos retos, pero también muchas oportunidades”, aseguró Lluch, así como que la principal barrera de la industria 4.0 es la adaptación de los sistemas de trabajo.

En la mesa redonda participó Alberto Garés, responsable comercial de la zona de Valencia de ABB Robotics, una multinacional pionera en automatización y robótica colaborativa e industrial, así como en digitalización avanzada. Garés explicó que a las grandes empresas y multinacionales, que disponen de personal y recursos, les resulta fácil la adaptación a la industria 4.0, pero la PYME encuentra dificultades, por lo que es importante poner el foco en ella. En ABB cuentan con la plataforma “Ability”, la cual contiene “Connected Services”, que permite monitorizar los robots y dar al cliente todas las señales para que pueda hacer un mantenimiento preventivo o conectarlo con otros departamentos. 

Garés expuso que el empresario tiene que saber qué coste le va a suponer. “No se puede hacer industria 4.0 porque está de moda. Si el empresario no ve un beneficio claro, tanto económico como de calidad, no lo va a hacer”, afirmó. Garés enfatizó en la importancia de la formación tradicional, pero también en digitalización e industria 4.0, y estableció, con respecto a la seguridad frente a los ciberataques, que está todo pensado para que no ocurra nada, pero que no se puede eludir la responsabilidad de la empresa porque el factor humano tiene un gran peso. “Una empresa sola no va a dar la solución a todo lo que requiere el cliente, es responsabilidad de todas ayudar en esta labor. El empresario tiene que hacer un esfuerzo en introducirse en estas tecnologías”, aseguró. Garés explicó que los clientes son reacios a la incorporación de la industria 4.0 aún, de ahí la relevancia de trabajar en esta línea para introducirla.

El siguiente en exponer sus ideas fue Borja Coronado, CEO de CFZ Cobots, brazo de Universal Robots en la Comunidad Valenciana, Murcia y Albacete e inventor danés del cobot, el robot colaborativo. No colaboran entre ellos, estableció, sino con las personas. “Los cobots ponen en alza el valor de la gente, la empoderan al trabajar con ella, para así empoderar también al negocio”, afirmó. El CEO aseguró que los países más robotizados son los que presentan menores tasas de paro.

Desde la primera unidad que se lanzó al mercado en 2008, se ha llegado a las 39.000 que existen hoy en día. “El cobot no existía, nadie se lo podía imaginar. Siempre habían estado separados de la humanidad y trabajando a altísimas velocidades”, aseguró. El CEO destacó la importancia de dejar hacer el 80% de la tarea fácilmente automatizable al robot y el otro 20% del trabajo a las personas. “El futuro es bastante prometedor”, confesó.

Fran Galindo, líder equipo comercial de SMC, fue el tercer ponente y explicó que la clave es fabricar lo que pide el cliente, de manera más rápida y con el menor coste posible. La multinacional fabrica componentes neumáticos y eléctricos para máquinas, con el objetivo de que faciliten la incorporación de la industria 4.0. Pretenden conseguir datos para tomar mejores decisiones en todos los niveles empresariales; la clave es escuchar al cliente, expuso Galindo. “No fabricamos aquellas cosas que no necesitan”, confesó el líder comercial. Explicó que intentan optimizar sus recursos en la fabricación de sus productos para consumir menos energía y reducir costes, tanto a nivel de empresa como de sostenibilidad. Estableció la importancia de impulsar la industria española, pero también la de la Comunidad Valenciana.

Diego Sáez, socio director de MESbook, encargado de cerrar la mesa redonda, destacó que la energía es una condición necesaria, pero insuficiente. “Hay que aterrizarla”, confesó. El socio director estableció que lideran los proyectos de industria 4.0 en España, con más de 100 proyectos en 15 sectores distintos. Las empresas industriales españolas y del resto del mundo destacan por tener sistemas desconectados de la actualidad, afirmó. “Hace falta un sistema de comunicación que lo ponga todo en contacto porque los departamentos de las empresas son interdependientes”, expuso.

La integración de todos los sistemas es su principal objetivo, aseguró, porque la calidad de los productos está directamente relacionada con la logística interna. Sáez estableció la importancia de dejar atrás las fórmulas obsoletas cuando se habla de industria 4.0. “La resistencia al cambio es el principal enemigo. La gente vuelve al excel en seguida, lo que entiendo desde su punto de vista, no desde el punto estratégico de la empresa”, confesó.

El socio director habló de la importancia de hablar del dinero que se gana y se pierde y por qué, es decir, dónde se desvían los costes. “Hay que pensar en la internalización, pero primero hay que hacer hacer las cosas bien dentro para complementar esta parte”, aseguró. Estableció la importancia de la figura de un líder que esté a la cabeza de la transición digital, la cual tiene que ser, según Sáez, un punto constante en las reuniones de dirección. “Tienes que poner recursos internos que hagan que el mensaje cale dentro de la empresa”, expuso. Saéz defendió la importancia de “quitar el papel” e introducirse en las nuevas tecnologías. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email