Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 11 de agosto y se habla de Moncada coronavirus ilsa pcr DESCONFINAMIENTO
GRUPO PLAZA

su modelo es plegable y portátil

La empresa valenciana Flome: del embalaje industrial a las mamparas protectoras

28/07/2020 - 

VALÈNCIA. Son muchas las empresas que, a raíz de la crisis del coronavirus, han decidido reinventarse y adaptarse a las nuevas necesidades. Puede ser que los viejos canales de producción cayeran durante el estado de alarma, pero esta dura situación también sirvió para abrir nuevos horizontes de oportunidad que algunas firmas han aprovechado para reorientarse. Este es por ejemplo el caso de Flome, ubicada en Silla.

La firma se dedicaba originalmente a la producción de moldes, piezas y embalaje industrial. Sin embargo, el coronavirus les dio de la idea de fabricar un nuevo elemento: mamparas protectoras. Así, se pusieron manos a la obra y sacaron al mercado una mampara protectora individual, de fácil instalación y totalmente portátil, que se puede plegar y llevar a cualquier sitio.

Está especialmente pensada para el ámbito escolar, y podrá ser colocada sobre pupitres para garantizar el espacio personal en todos aquellos espacios en los que no sea posible mantener el distanciamiento social. De este modo, se protegerá tanto a los alumnos como a los profesores, quienes podrán desarrollar su actividad con normalidad.

Además de práctica, la mampara también es económica y accesible para todos los bolsillos. En cuanto al espacio, se puede acoplar prácticamente a cualquier tamaño de mesa o superficie.

Según ha indicado Flome, el proyecto surgió con el fin de aprovechar toda la capacidad productiva de la empresa, y dar servicio a la urgencia provocada por la covid-19. Asimismo, los encargados del negocio también vieron en la situación una oportunidad para llenar un nicho de mercado que hasta ahora nadie se había planteado.

Para Ignacio Benlloch, responsable del área de proyectos "la idea surgió durante los meses de pandemia, en un intento de buscar nuevos desarrollos que nos permitieran diversificar el producto". Además, esta nueva línea de servicio ha coincidido también con la compra, adaptación y automatización de las máquinas que se llevó a cabo recientemente en el negocio.

Carles Doménech, responsable comercial de Flome, ha confirmado que varios colegios ya se han puesto en contacto con ellos con el ánimo de proteger a los alumnos y a los profesores. En este mismo sentido, también destaca que los coworking han empezado a interesarse por el producto.

Flome prestaba hasta ahora servicio a grandes fabricantes de automóviles como Ford, Jaguar Land Rover, Aston Martin, BMW, Volkswagen o Volvo. Además, también tenía un área específica dedicada al transporte y almacenamiento de vinos. Esta nueva línea de negocio que acaban de abrir con las mamparas, ofrece un horizonte muy fructífero y, por el momento, experimental.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email