X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 13 de diciembre y se habla de Alexis Marí APV puerto de valencia retail à punt MESTALLA
GRUPO PLAZA

conflicto por las prejubilaciones

La EMT le estalla en las manos a Grezzi

Foto: MARGA FERRER
18/05/2018 - 

VALÈNCIA. En el Ayuntamiento de València admiten estar “sorprendidos”. En el entorno del concejal Giuseppe Grezzi, extrañados. “No nos hemos metido nunca con los trabajadores”, explicaba este viernes uno de los miembros de su equipo. “Estamos de su lado, lo que sucede es que nos piden algo ilegal”, insisten. En el otro lado, el comité de empresa. Ofendido. Que critica a la gerencia de la EMT por acusarles “de determinadas ilegalidades y comportamientos mafiosos”. Una indignación que se va a traducir, al menos de entrada, en manifestaciones y protestas “los próximos días 6, 13, 20 y 27 de junio”, anuncian.

En el centro del debate la cuestión de las prejubilaciones, esas que según dicen desde el consistorio Antifraude está investigando y que son, insisten, responsabilidad de la anterior gerencia, la del PP. “Entendemos que la situación sea delicada para los trabajadores afectados, pero no podemos mantener esta ilegalidad, de la que no les culpamos a ellos sino a quienes han estado al frente de la EMT, a quienes era su responsabilidad gestionar correctamente el dinero público”, dicen.

En concreto, la gerencia ha detectado que en las jubilaciones parciales de empleados que contaban con una reducción de jornada del 85%, no acudían a trabajar los 131 días que les correspondían sino solo 65, aunque cobraban y cotizaban por el total. Es decir, iban la mitad de ese 85% de días, cobraban todos. Es por ese motivo que la gerencia ha decidido paralizar la medida y no permitir que se aplique ahora.

Pero su decisión no ha sido precisamente bien recibida entre los trabajadores, ya que entre los sindicatos no creen que se produzca esa supuesta ilegalidad. Es más, por una vez hay unanimidad entre las distintas fuerzas sindicales, que reclaman, cada una a su manera, que se mantenga este derecho. Algunos como CGT reconocen que la situación es problemática. Así, en un comunicado remitido este viernes, consienten en aceptarle a la gerencia que desde 2003 no hay cobertura firmada en ningún documento a esta práctica, pero creen que “su aplicación en el tiempo la convierte en un derecho adquirido y el actual convenio le da cobertura como condición más beneficiosa”.

La larga sombra de la campaña electoral

Desde el comité de empresa la crítica es aún más ácida. Acusan a la gerencia de la EMT de “oportunismo político”, de que el actual concejal y su equipo se han inventando un problema para utilizarles “en enfrentamientos entre los diversos partidos políticos”. 

Tras recordar que todos los acuerdos de convenio han sido ratificados siempre por los sucesivos Consejos de Administración donde están representados todos los partidos políticos, aseguran que “es rotundamente falso que se haya producido cualquier tipo de fraude ante la Seguridad Social”, sostienen que “no existe ningún privilegio, ya que la disminución de los días de trabajo fue a cambio de renunciar a percibir unas contraprestaciones económicas” y que se hizo atendiendo a su salud, aún a costa de que los trabajadores perdieran dinero, “por lo que el coste para el erario público es cero”.

Entre los argumentos que esgrimen desde los trabajadores, apuntan a que la actual gerencia lleva aplicando esta medida tres años y ahora, ironizan, se dan cuenta “de repente de su ilegalidad, en la recta final de la actual legislatura”. “Desde el comité nos preguntamos si estas falsas acusaciones tendrán algo que ver con que falta un año para las próximas elecciones municipales y esto es ya el inicio de las hostilidades de la campaña electoral”, apuntan en el comunicado interno.

“La empresa nos ha declarado la guerra

Por el momento el comité ha anunciado que pondrá en marcha “acciones legales en contra del incumplimiento de convenio en el apartado de la Jubilación Parcial”, y ha convocado una asamblea general de trabajadores, donde quieren debatir tanto este tema como otros incumplimientos del convenio. Es ahí donde entran las manifestaciones que piensan realizar durante los próximos días.

“No sólo están afectados la cincuentena de compañeros que faltan por firmar este año, sino que nuestro camarada Gerente amaga con llamar al personal que ya ha firmado para que trabaje los 66 días por cabeza que, según él, faltan. Y por supuesto, los que pretendamos jubilarnos desde 2019 en adelante, a trabajar el máximo de días”, apunta el comité. Algo que para ellos no es “para nada” las mejores condiciones posibles.

Un enfrentamiento que se agrava por la mala relación entre los actuales directivos y los trabajadores. Hay resquemor y suspicacia. Algo que se puede ver en la interpretación que hacen desde los trabajadores, que critican a la gerencia y al concejal que “no les ha importado lo más mínimo ensuciar el buen nombre de esta plantilla, ni hacernos aparecer ante la ciudadanía como unos privilegiados y poco menos que unos sinvergüenzas corruptos” por su interés político. “No hay que colaborar con una empresa que nos agrede y nos falta al respeto”, apuntan, “por no decir directamente que nos ha declarado la guerra”. El verano se prevé cálido y largo para Grezzi

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email