GRUPO PLAZA

La enfermería es el colectivo que más pinchazos sufren en los entornos clínicos, con un 61,52%

19/10/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) Las enfermeras son las profesionales que más pinchazos sufren en los entornos clínicos, con un 61,52 por ciento, frente a médicos (22,52%) y técnicos en cuidados auxiliares de enfermería TCAE (9,40%), según los datos del Colegio Oficial de enfermería de Valencia, extraídos del Registro de Exposiciones Biológicas Accidentales (REBA).

De esta consulta también se desprende que la mayoría accidentes corresponden a exposiciones percutáneas (90,96%), con el pinchazo como la lesión más frecuente (80,87%), seguido de los cortes (9,92%) y el contacto con mucosas (9,04%).

En la mayoría de los casos las mujeres (81,37%) sufren más estas legiones que los hombres (18,63%). El COEV subraya que es "especialmente alarmante" que los accidentes se hayan generado en enfermeras/os eventuales o en situación de interinidad --con un 56,62%--, frente a los sufridos por las/os profesionales con contratos indefinidos o fijos --26,49%--.

El COEV ha denunciado en un comunicado que las enfermeras son las profesionales que más sufren accidentes percutáneos, especialmente pinchazos accidentales, según este registro de la Conselleria de Sanidad, que incluye los datos de enero hasta abril de este año.

En cuanto a la edad, la más proclive es la franja de 25 a 34 años, con el 36,52% de los pinchazos, mientras que la de 35 a 44 registra un 25,39%, y la de 45 a 54 alcanza un 15,30%. Las agujas hipodérmicas y las de sutura son los materiales implicados con más frecuencia. Respecto a los lugares donde se producen los pinchazos, en un gran porcentaje son en las habitaciones hospitalarias (24,64%), en los quirófanos (23%), en las salas de consulta (6,78%) y en las salas de extracciones (5,75%).

Los líquidos implicados en estas situaciones son sangre y derivados (60%), líquido amniótico (37,78%) y otros fluidos como orina, saliva, esputos y vómitos (2,22%). Los procedimientos de riesgo implicados con más frecuencia son la inyección intramuscular o subcutánea (29,35%); seguido de la extracción venosa (14,22%) y la sutura en una intervención quirúrgica (13.09%), según el informe.

El registro se inició en 2009 para crear un sistema de vigilancia de las exposiciones accidentales a agentes biológicos, tales como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), virus de la Hepatitis B y C, de los trabajadores de los centros sanitarios, públicos y privados.

"El elevado número de accidentes percutáneos, como los pinchazos y cortes, entre las/os profesionales de Enfermería demuestra que las plantillas son escasas y debe aumentarse la ratio de enfermeras por pacientes", según la presidenta del Colegio de Enfermería de Valencia, Laura Almudéver, quien insiste en que las enfermeras "están obligadas a trabajar a gran velocidad para poder atender a todos los pacientes que llegan a los centros sanitarios y hospitalarios".

La presidente del COEV insiste además en que la baja ratio de enfermeras por pacientes no sólo afecta a las profesionales, sino que también condiciona las atenciones a los enfermeros.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email