Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La Generalitat realiza nueva inspección en residencia de Domus Vi en Llíria

La extrabajadora que filmó en la residencia de Llíria: "Grabé a ancianos indefensos que piden auxilio"

15/09/2020 - 

VALÈNCIA.  (EFE) La extrabajadora que grabó los vídeos de la residencia de Llíria en los que se denuncia el presunto maltrato a varios ancianos ha asegurado a EFE que vio irregularidades en el centro desde los primeros días y que decidió hacer las grabaciones no por venganza, sino porque son "abuelitos indefensos" que piden "auxilio y que les escuchen".

"Lloraba todos los días" confiesa María Castaño, quien trabajó como limpiadora durante cuatro meses para reemplazar a una compañera que estaba enferma y asegura que "aparte del dolor, algo que me daba rabia y me indignaba era que se les olvidara darles de comer".

María Castaño, natural de Colombia, asegura estar "un poco emocionada" y "muy contenta" con los resultados que está teniendo la publicación del vídeo, que ha llevado al Consell a realizar inspecciones al centro y a la Fiscalía a abrir también una investigación de oficio.

En esas imágenes emitidas por Telecinco se puede ver a ancianos atados a sillas, con llagas o desnudos, supuestamente desatendidos para comer e incluso abandonados tras caer al suelo.

Asegura que no hizo las grabaciones por rabia ni por venganza, sino porque son "abuelitos indefensos" que "piden auxilio, socorro, que les ayuden, que les escuchen, no se pueden defender y desde el principio quise filmar esos vídeos para sacarlos en los medios y que se conociera la realidad de lo que allí pasa".

Castaño, quien insiste en que ha cedido las imágenes sin ánimo de lucro, explica que hacer las grabaciones fue difícil porque tenía prohibido llevar el móvil cuando subía a limpiar a algunas plantas, e incluso "me lo requisaban para que no lo llevara". No obstante, pudo hacerlas al llevarlo escondido.

"No quiero que metan a nadie en la cárcel ni que cierren la residencia. Deberían poner más personal para que se dediquen a dar de comer a los ancianos que son discapacitados y no pueden hacerlo, que busquen personas que de verdad lleven el amor por los abuelos en la sangre, que tengan corazón, amor, paciencia, porque son como bebés", afirma, para añadir que no ha tenido contacto ni con los familiares de los ancianos ni con personal de la residencia.

Según relata, en el centro tenían ancianos atados durante todo el día, algunos con heridas y a otros no les llevaban la comida. "Se les olvidaba darles de comer", denuncia Castaño, quien explica que en una ocasión a una auxiliar se le olvidó dar comida a un anciano "y delante de mí le dijo: ayer se nos olvidó darte comida pero hoy eres el primero y te traemos un suculento banquete".

También explica que un día que entró a limpiar la habitación de uno de los residentes, separado del resto por sospecha de coronavirus, observó que tenía unas heridas en la cabeza y cuando le iba a grabar desde el baño se cayó al suelo y salió corriendo de la habitación a pedir auxilio porque se quedó inmóvil con los ojos abiertos y pensó que había muerto.

"Nunca vi que les golpearan pero maltrato verbal sí vi mucho. Cuando aparecían con moraduras y les preguntaba qué les había pasado, decían que las enfermeras les pegaban", asegura la extrabajadora, que insiste en que no hizo las grabaciones por venganza porque "desde el principio tenía claro que era un reemplazo".

Nueva inspección

La Generalitat ha realizado este martes una nueva inspección en la residencia Jardines de Llíria, del grupo Domus Vi, que se encuentra bajo "vigilancia activa" e investigada tras difundirse un vídeo sobre un supuesto maltrato a ancianos, mientras la Fiscalía ha abierto también una investigación de oficio.

Según han informado fuentes de Domus Vi, la inspección forma parte del procedimiento abierto para esclarecer los hechos, y recuerda que la dirección de la residencia está realizando también una investigación interna para "llegar al fondo de la cuestión" y "depurar responsabilidades, sin perjuicio, y sin interferencia, de la investigación policial que ya está en curso" y con la que están colaborando.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ya informó el pasado viernes de que su departamento va a actuar con la Inspección y "todo el peso del cumplimiento de la ley" e incidió en que la residencia está "bajo vigilancia y no tiene presunción de estar haciendo las cosas bien" y se tomarán las medidas y sanciones oportunas según "determine el informe de Inspección".

Por su parte, el grupo empresarial Domus Vi califica de "duras" las imágenes que se ven en el vídeo pero argumenta que reflejan "un instante" que puede inducir a creer situaciones "alejadas de la realidad", y defiende que todas las personas que salen en él "fueron atendidas".

Los trabajadores de la residencia de Llíria se habían sumado este martes a la convocatoria de un minuto de silencio solidario en defensa del sector sociosanitario en residencias de ancianos de todo el país, para protestar por el hecho de que se haya puesto en entredicho su "profesionalidad, dedicación y compromiso".

La protesta, convocada bajo el lema "No es justo: en defensa de nuestra vocación, nuestro buen hacer y nuestra profesionalidad", ha sido suspendida al coincidir con la inspección en el centro, han indicado fuentes de la empresa. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email