X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

sin candidatos 

La falta de presidente pone en jaque a la asociación de artistas visuales

30/01/2018 - 

VALÈNCIA. Tiempos revueltos en la Asociación de Artistas Visuales de València, Alicante y Castellón (AVVAC). La entidad celebró hace unos días una asamblea extraordinaria con el objetivo de elegir a su nuevo presidente, tras la polémica salida de Rafael Tormo, siendo una gestora la que tomó las riendas de la asociación a finales de año. Sin embargo las cosas no están saliendo conforme a lo esperado ni por unos ni por otros. Celebrada en el Centre del Carme, sede de la asociación desde que esta abandonara Las Naves, la reunión contó con una quincena de participantes presenciales, un encuentro que esperaba saldarse con la elección de una nueva junta directiva pero que acabó igual que empezó: sin nadie que se pusiera al frente de la asociación de ámbito autonómico. “Ante la falta de participación y la no existencia de candidaturas, se programa la disolución de la asociación y se explica cómo debe procederse para ello de no formarse una nueva junta directiva en la siguiente Asamblea General Extraordinaria”, reza el acta de la asamblea.

De esta forma, los socios votaron durante la asamblea de forma unánime legitimar a la gestora como “voz y responsable” de la asociación hasta la próxima asamblea. Será esta gestora –formada por Joaquín Artime, Cristina Santos y Toni Signes- la encargada de convocar una nueva asamblea extraordinaria para la formación de una junta directiva. “De no salir esta constituida, se iniciaría el proceso de cierre y liquidación de la asociación, para lo que se presentarían y votarían liquidadores responsables”, reza el documento al que ha podido acceder este periódico. La asociación se encuentra actualmente en un punto de inflexión que viene de largo, un clima de tensión con los anteriores miembros de la junta directiva –que apenas duró unos meses en el cargo- que también estuvo presente en la reunión.

Salió a relucir en el encuentro el documento firmado por Rafa Tormo, Emilio Gallego, Raquel Cabrera y Ana Císcar en el que explicaban su salida de la junta directiva de la asociación, un texto en el que acusaban de haber sufrido un “bloqueo” en los pasados meses. “Esta Junta ha sufrido bloqueo por parte de algunas/os vocales que ya sin ostentar ninguna responsabilidad sobre la actividad en redes sociales de AVVAC, se negaron a proporcionar las claves de las mismas, a pesar de los acuerdos de la nueva Junta, ahora dimisionaria. De este modo, actuaron unilateralmente, haciendo un uso fraudulento a nuestro entender, de estos medios”, reza el texto. Sin presidente ni secretario se puso en marcha la pasada asamblea, un reunión que acabó como empezó y que tendrá en las próximas semanas una nueva sesión con el fin de encontrar un equipo de dirección.

Un año marcado por la salida de La Naves o la polémica en torno a la Beca Velázquez

“No se presentó ninguna candidatura a junta directiva. Es necesario, como indican los estatutos, organizar una nueva asamblea que incluya en el orden del día el inicio de los trámites para disolver la asociación en caso de que siga sin existir candidatura”, refleja la circular enviada a los miembros asociados de la entidad. La salida del que fuera presidente Rafa Tormo no ha sido la primera que ha tenido lugar en la asociación en los últimos meses. En noviembre el vicepresidente 2º y miembro de la junta directiva, Ignacio París, abandonaba su puesto alegando que la asociación estaba “más dividida e inactiva que nunca”, reflejó en un comunicado. “Tengo la sensación de que los objetivos prioritarios de AVVAC respecto tanto a la mejora de las condiciones laborales de los artistas como a la democratización de la cultura están siendo relegados o defendidos con mucha tibieza”.

Cuando apenas quedan unos meses para que celebre sus diez años de vida, la asociación de artistas visuales de la Comunitat Valenciana se enfrenta ahora a un futuro incierto, un punto de inflexión que tendrá como punto álgido la nueva asamblea que tendrá lugar en las próximas semanas. La entidad, además, arrastra un 2017 complicado marcado por el enfrentamiento derivado de la concesión de la Beca Velázquez y por su polémica salida de Las Naves. El cambio de rumbo del otrora espacio cultural del Ayuntamiento de València dejó sin sitio a AVVAC, que hasta entonces tenía su sede allí. Su salida no fue silenciosa, pues la entidad envió un explosivo comunicado en el que acusaba al centro de “dinamitar” el centro de producción o de “falta de diálogo”. Pocos meses después el Centre del Carme, sede del Consorci de Museus, les ofrecía su espacio como alternativa, lugar donde tienen desde entonces su sede.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email