Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La Fundación Novaterra abre una nueva sede en Alzira

La sede ubicada en el barrio de l'Alquerieta contará con una orientadora y una intermediadora

21/07/2020 - 

VALÈNCIA. Novaterra ha abierto su cuarta sede, esta vez en la capital de la Ribera Alta con en el objetivo de llegar a toda la gente de la comarca. Esta fundación que trabaja por la inclusión social a través del empleo y la formación ya contaba con sedes en Valencia, Paterna y Alcoi. “Hace algo más de un año, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alzira contactó con nosotros para interesarse por nuestro proyecto y nos pidió si podíamos recalar en Alzira”, explica Emili Altur, gerente de la fundación. El convenio de colaboración entre el consistorio y Novaterra incluye la cesión de un local en el barrio de l'Alquerieta donde se ubica la sede y una partida presupuestaria de 45.000 euros.

“Desde hace unas semanas estamos preparándolo todo y en cuando se apruebe el convenio empezaremos oficialmente a trabajar”, asegura Altur. Esta nueva sede contará con dos trabajadoras: una orientadora y una intermediadora y está iniciando los primeros contactos con los servicios sociales y las entidades de la sociedad. “Tenemos que llegar a la sociedad, que nos conozcan, hablar con las diversas entidades y establecer una relación con el departamento de Servicios Sociales”, señala el gerente. De hecho, gran parte de las personas que acuden a la fundación vienen derivadas del departamento de Servicios Sociales, aunque también de otras entidades como Cáritas o Cruz Roja, según explican desde la Novaterra.

“Nuestra idea es que en dos o tras años ya estemos totalmente implicados en la sociedad de Alzira y que cada vez la ayuda del ayuntamiento sea más reducida, en pro de otros socios que podamos hacer”, explica Emili Altur. Así pues, la propia filosofía de la fundación aboga por una defensa de la colaboración público-privada. “Creemos que para este tipo de acciones no solo es necesario la ayuda pública, sino que la sociedad civil valenciana se debe implicar. De hecho, somos una entidad que intentamos dar respuesta a una necesidad de la sociedad civil, no tanto de la administración publica”, asegura.

Aun así, la crisis sanitaria derivada del coronavirus ha alterado y dificultado el escenario en el que, desde Novattera, emprenden este nuevo proyecto. “Empezamos a trabajar en un momento incómodo por la pandemia, ya que todo el proyecto se gestó antes de la Covid-19”, analiza Altur quien asegura que están acabando de concretar sus objetivos. Además, desde la fundación auguran que los efectos de la crisis sanitaria en las empresas colaboradoras también les afectarán: “Nos nutrimos en un 85% de aportaciones privadas, entonces si estas empresas privadas se ven afectadas por esta situación, nosotros también”, señalan.

El año pasado 430 personas realizaron su itinerario de inserción sociolaboral en Novaterra, más de 90 realizaron algún curso de formación para el empleo, y 245 personas consiguieron un empleo a lo largo del año, 81 de ellas en la sede de Alcoi. Según los datos de la fundación, durante los casi 30 años de historia, más de un 50% de media de las personas que acuden a ellas logran conseguir un empleo tras acabar el recorrido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email