X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

La generación de experiencias como alternativa al sol y playa en la Comunitat Valenciana

Foto: RAFA MOLINA
30/10/2018 - 

Cuando se acerca el final del año, comienzan a aparecer los distintos análisis de evolución turística en la Comunidad Valenciana. Es el momento de hacer balance y de planificar las estrategias para el próximo 2019, un año al que además de las coyunturas propias de un sector dinámico y marcado por el despertar de sus principales destinos competidores del mediterráneo, se une la habitual incertidumbre asociada a los años electorales y al continuo run-run de la llegada de una nueva situación de recesión económica en Europa.

2018 termina turísticamente como un año de aterrizaje entre los pasados cuatro años con crecimientos en ocupación con porcentajes situados en algunos destinos en dos cifras, a un año que sin la misma alegría no puede considerarse como malo. El primer semestre terminó con un crecimiento interanual en llegadas de un 5.1%, lo que supuso más de 4 millones de extranjeros, unido a un crecimiento en el gasto medio de más de un 7% interanual, datos que lejos de considerarse negativos, algunos comienzan a ver como determinante en la evolución futura.

El sector turístico de la Comunidad Valenciana no muestra síntomas de elevada preocupación o de pánico ante el próximo 2019, ya que incluso en los destinos que han podido ver bajar su ocupación media en algún punto frente a 2017, el crecimiento en sus precios medios ha permitido no sólo compensar dicha caída, sino incluso aumentar sus rentabilidades medias.

Las empresas y algunos destinos conscientes de este proceso de reajuste de los mercados y demandas internacionales, comienzan a plantearse la necesidad de llevar a cabo estrategias activas de posicionamiento en nuevos mercados, o reposicionamiento en mercados tradicionales a través de propuestas experienciales de valor, capaces de capturar nuevos nichos de demanda.

La estructuración y puesta en mercado de nuevos argumentos de consumo que permitan diversificar la oferta de la Comunidad Valenciana y su posicionamiento tanto en mercados internacionales como en el propio mercado nacional es sin duda la base sobre la que llevar a cabo este proceso. La experiencia turística como eje para atraer demanda, cada vez más segmentada es el elemento diferencial que debe marcar un destino tan posicionado como el nuestro, para poder diversificar mercados y retener aquellos mercados tradicionales.

Esta estrategia necesita de la implicación y de una apuesta mantenida en el tiempo de todos los actores vinculados, tanto privados como públicos. Un trabajo que más allá del de comunicar las propuestas de productos, necesita de un elevado esfuerzo entre bambalinas para asegurar que las empresas y los destinos de la Comunidad Valenciana disponen de la capacidad suficiente para responder a las expectativas de clientes más profesionales atraídos no tanto por los paisajes, playas y clima del destino si no por su oferta de productos culturales, activos, enoturísticos, agroalimentarios, de reuniones, Premium, etc.

Un proceso que lejos de ser excluyente servirá para diversificar y en muchas ocasiones complementar nuestro actual posicionamiento.

Alberto Galloso es socio y director de Soluciones Turísticas

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email