GRUPO PLAZA

La operación estará previsiblemente cerrada antes de que acabe el año

La Generalitat comprará el edificio de Correos de València por unos 20 millones de euros

14/12/2021 - 

VALÈNCIA. La Generalitat Valenciana ya tiene muy avanzado el proceso de compra de la actual sede de Correos en la Plaza del Ayuntamiento de València. Una operación que, previsiblemente, culminará antes de que acabe el año y que se ha tasado en alrededor de los 20 millones de euros, tal y como coinciden diversas fuentes inmobiliarias consultadas por este diario. 

Y es que, no se trata únicamente de un edificio histórico situado en pleno centro de la ciudad, sino que también cuenta con una superficie construida más que considerable, en la cual se podrían ubicar diferentes servicios todavía pendientes de determinar. Concretamente, la construcción contempla más de 9.000 metros cuadrados dedicados a las plantas de trabajo, más otros 561 de lucernarios. 

A todo ello hay que añadir elementos patrimoniales tales como la cúpula de cristal que decora el centro del edificio, la réplica de la torre de comunicaciones que se levanta por encima del tejado, o algunos de los detalles de la fachada que forman parte del ideario colectivo valenciano como los buzones con forma de cabeza de león. Todos ellos componentes que contribuyen a incrementar el valor de la transacción.

En este sentido, el Gobierno valenciano parece estar perfectamente comprometido con la compra del inmueble, tal y como hiciera ya también este mismo año con otros dos edificios de Correos en la Comunitat Valenciana: Elche y Castellón de la Plana. Ahora bien, aquí el desembolso fue considerablemente menor, con ocho millones de euros de montante para el primero y otros dos para el segundo. 

En el caso de València, la Generalitat Valenciana comenzó los movimientos para comprar la sede de la capital hace aproximadamente un año, tal y como adelantó el diario Levante-EMV. Sin embargo, es ahora cuando la negociación se encuentra más madura y a las puertas de ser cerrada de manera definitiva. Por su parte, el Ayuntamiento prefirió mantenerse al margen de toda la operación, consciente de que intervenir en el proceso de compra era inviable debido al alto presupuesto que supone la transacción y el impacto que eso podría tener sobre las arcas municipales. 

Sin embargo, sobre el uso que se le dará a estas nuevas dotaciones todavía no hay nada en claro. Las dos opciones con más posibilidades de salir adelante son, o bien dedicarlo a las oficinas de algún órgano de gobierno, como podría ser por ejemplo una conselleria, o bien seguir los pasos de sus sedes gemelas en Alicante y Castellón, donde prima el interés por dar un uso cultural al edificio. Concretamente, estas nuevas adquisiciones aspiran a convertirse en polos para la innovación, la investigación y el desarrollo dentro de diferentes campos. 

Reformado recientemente

Con todo, lo cierto es que el edificio de València se encuentra en unas condiciones óptimas para el uso, puesto que ha atravesado por dos importantes procesos de reforma relativamente recientes. El primero y más destacado tuvo lugar entre los años 2002 y 2004, cuando se procedió a una remodelación integral del inmueble que lo dejó en el estado en el que se encuentra actualmente. Un poco más adelante, en 2016, se inició la rehabilitación de la fachada, que consistió en una limpieza de todo el perímetro y el arreglo de algunos desperfectos superficiales. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme