GRUPO PLAZA

la compañía calcula 872.547 euros de pérdidas por las plazas vacías por la covid

La gestora de residencias Gesmed factura 42,7 millones en 2020, un 27,3% más

11/10/2021 - 

VALÈNCIA. La gestora de residencias Gestió Sociosanitaria al Mediterrani (Gesmed) cerró 2020 con un incremento en la facturación de 42,7 millones de euros, un 27,3% más, a pesar de las restricciones de aforo en las residencias que obligaba a dejar un 10% de las plazas libres. Un efecto de plazas no ocupadas que ha tenido en las cuentas un impacto negativo estimado de 872.547 euros en el resultado del ejercicio, pero que no ha supuesto números rojos para la compañía.

De hecho, el beneficio de Gesmed se ha incrementado hasta 1,6 millones como consecuencia de las nuevas gestiones comenzadas en 2020 y el efecto año completo de las nuevas que comenzaron en 2019. Además, la compañía también ingresó 360.000 euros por intereses de demora de la administración. "En ejercicios siguientes seguirán registrándose ingresos financieros por este concepto, a medida que las administraciones públicas o los tribunales correspondientes reconozcan el importe a cobrar por Gesmed", continúa. 

Respecto a la pandemia, la compañía asegura que ha sido el acontecimiento "más duro, intenso y angustioso de los últimos años" por la vulnerabilidad de las personas frente al virus la configuración de las residencias como "casas grandes" y no como hospitales. "A pesar de la incertidumbre inicial, en la primera ola, se contagiaron 47 personas residentes, afectando principalmente a 3 de los 17 centros que se estaban gestionando", recuerdan.

A pesar del impacto inicial, la gestora de residencias señala que durante los meses de verano y hasta el mes de octubre, los contagios fueron poco significativos y con sintomatología leve o asintomáticos y con una baja tasa de mortalidad. "Los índices de incidencia más elevados en la Comunidad Valenciana durante toda la pandemia se dieron entre el mes de enero y febrero de 2021", recuerdan. En este sentido, a pesar de contar con más medios de prevención, destacan que la mayor afección de la covid en sus centros fue de diciembre a enero.

"La correlación entre la carga vírica de la población de una zona y la afección del covid en las residencias es más que obvia", apuntan. "La única medida efectiva que ha logrado evitar el contagio en las residencias de mayores ha sido la vacunación, que en las residencias de la Comunidad Valenciana se realizó durante los meses de enero y febrero de 2021". No obstante, aseguran no haber tenido ningún nuevo contagio desde el 15 de febrero de 2021, mientras que el 8 de marzo dejaron de tener casos activos. 

Más gastos y menos ocupación

"La pandemia ha supuesto un esfuerzo muy relevante en aprovisionamientos de epi's y otras medidas de protección y de higiene, en refuerzos de plantilla de trabajadores, ha supuesto un elevado incremento del absentismo como consecuencia de casos positivos o casos de contactos directos y, a este efecto, sobre el incremento de gastos hay que añadir el todavía más significativo efecto en los ingresos de los centros", señala el informe de gestión.

Esto se debe a que la pandemia ha reducido la ocupación de los centros significativamente. Respecto a la actividad de la compañía, en abril de 2021 finalizó la Gestión Integral de la Residencia de Mayores Dependientes y Centro de Día de Chiva. Respecto de los contratos de Gestión Integral de las Residencias de Mayores Dependientes y Centros de Día de Orihuela, Onil, Moncada, Palacio de Raga, Puçol y Alcúdia de Crespins hay que señalar que se encuentran vencidos sin que, por el momento, la Conselleria haya iniciado el proceso de licitación para la adjudicación de los nuevos contratos por lo que se prevé que Gesmed continuará con la gestión de los mismos durante 2021. 

No obstante, la compañía destaca discrepancias por los precios al mantenerse el último precio establecido en el contrato vencido, sin que éste sea actualizado a condiciones de mercado. Por ello, esta continuidad de la gestión en los centros, cuyo contrato ha vencido, supone un significativo deterioro económico para la sociedad, dado que los gastos de personal se incrementan según el convenio de aplicación y el resto de gastos por el IPC mientras que los ingresos permanecen congelados.

En cuanto a los resultados previstos para 2021, pese al efecto negativo de los contratos vencidos, es previsible un incremento de los mismos como consecuencia del incremento de facturación producido por los nuevos contratos adjudicados cuya gestión comenzará en 2021, así como por los nuevos contratos de centros ya gestionados en el pasado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email