GRUPO PLAZA

el 73% de los altos ejecutivos implementarán en el próximo año la IA en sus empresas  

La IA pisa el acelerador tras la pandemia y se instala en sectores estratégicos como retail o alimentario

30/09/2021 - 

VALÈNCIA. En los últimos años, la Inteligencia Artificial (IA) se ha convertido en el nuevo elemento capaz de revolucionar la economía mundial y las empresas ya han empezado a vislumbrar la importancia de saber incorporarla a sus compañías si no quieren quedarse fuera del mercado.

Las denominadas organizaciones aumentadas, aquellas capaces de incorporar y exprimir al máximo todos los beneficios de la IA para reinventarse, ya apuestan por esta tecnología en departamentos como el de servicio al cliente, las operaciones o las finanzas.

“Entre los últimos 3 a 5 años el interés por la Inteligencia Artificial ha experimentado un crecimiento exponencial. Antes, hablar de IA a las empresas costaba mucho, porque no conocían este tipo de soluciones y productos. Esto ocurría en mercados como el de gran consumo o el de la energía, a diferencia de algún sector concreto como el de la banca, el cual ya tenía madurez en lo que a la aplicación de estas tecnologías se refiere. Hoy en día cuesta menos porque el mercado se está empezando a educar en esta práctica”, explica José Manuel Narciso, CEO y fundador de Bionline.

De hecho, según una encuesta de Board Agenda a directores ejecutivos, de finanzas y presidentes de juntas, entre otros, el 73% estaban de acuerdo en que implementarán en el próximo año la IA en sus empresas. Pero, además, el 67% cree que se encontrarán con riesgos estratégicos y un desempeño deficiente si no integran la IA.

Además, la pandemia ha conseguido poner en el foco la importancia de esta tecnología y ha acelerado los procesos de adopción de la IA en muchos sectores estratégicos. “Ha supuesto un punto de inflexión en sectores como el de los supermercados y el retail, básicamente por 2 motivos: el primero, la transferencia de demanda del canal offline al online; y el segundo, por el incremento tan grande de demanda en algunos sectores que ha requerido de una gran inversión en infraestructura que ahora se debe rentabilizar”, apunta Narciso.

El reto ahora para las firmas es identificar qué áreas son más propicias y maximizarán el impacto de la IA. Del mismo modo, es importante encontrar herramientas para medir el valor de estas inversiones, ya que normalmente son las personas de negocio las que toman la decisión de apostar por ella. “La decisión se suele tomar en función del valor que se espera que aporte, y el valor se mide en términos de negocio”, sentencia Narciso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email