GRUPO PLAZA

Las empresas urgen al gobierno a encontrar una solución: "La situación es crítica"

La industria agroalimentaria valenciana cierra líneas de producción por la falta de materias primas

25/03/2022 - 

VALÈNCIA. El paro de los transportistas ya ha empezado a afectar a la industria agroalimentaria valenciana, incapaz de recibir surtido. Unos estragos en la cadena de suministro que han obligado a muchas compañías a tener que parar líneas de producción ante la falta de materias primas o ingredientes auxiliares para abastecerse. Un escenario que podría agravarse de prolongarse la situación. De momento, no ha habido Expedientes de Regulación Empleo Temporal (ERTE), pero algunas firmas han tenido que dar vacaciones a los empleados por la imposibilidad de seguir produciendo. 

Así lo avisa Manuel Lainez, director general del Cercle Agroalimentari, asociación empresarial que aglutina a empresas valencianas que representan a toda la cadena de valor, desde la producción a la distribución. "Se están perdiendo millones de euros cada día. Los días van pasando y las empresas no ven clara la salida. Hay mucha angustia en el sector", subraya. 

Tanto es así, que algunas de las empresas asociadas al Cercle, entre las que están Arrocerías Pons, Cítrico Global, Grupo Choví, Grupo Gil Comes, Grupo Martínez, Importaco o Vicky Foods, han tenido ya que cerrar algunas de sus líneas porque no les llegaba materia prima para seguir fabricando. Incluso alguna tiene el 40% de la actividad paralizada. Por tanto, la industria agroalimentaria valenciana alerta de que si no se resuelve pronto el bloqueo, el paro de la actividad será mayor, incluso total.

De hecho, grandes industrias como Calvo, Azucarera, Cuétara, Danone o Estrella de Galicia ya han tenido que interrumpir sus procesos de fabricación y cerrar temporalmente sus plantas ante la falta de suministro. Además, la Asociaciación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) ya ha advertido de que el paro ya ha causado unas pérdidas superiores a los 600 millones de euros en alimentación y están en peligro más de 100.000 puestos de trabajo. 

"Cada día, una o dos empresas van cerrando nuevas líneas y si no se resuelve la situación seguirán así porque no es sostenible seguir fabricando. Otras están intentando salir del paso, pero hacemos un llamamiento para que el Gobierno y los transportistas hagan un esfuerzo y lleguen a un acuerdo", insiste el director general del Cercle, al que también pertenecen Mercadona o la patronal valenciana de supermercados Asucova.

Por el momento, algunas firmas han recurrido a diferentes soluciones para intentar esquivar el impacto de la protesta como trabajar por la noche, usar furgonetas propias para hacer la distribución o abastecerse de suministro o recurrir a convoyes escoltados. Pero, Lainez señala que son casos puntuales y que no acaban de resolver el problema global. De hecho, ya hay discusiones con los clientes por la falta de servicio.

Además, a la falta de materia prima para continuar con sus procesos productivos se suma que la mayoría de compañías tiene sus plataformas logísticos al completo, lo que les impide seguir aprovisionando. "Los almacenes están llenos porque no se puede sacar producto y eso está dificultando poder almacenar nuevo surtido", explica. Un condicionante que también ha llevado a algunas firmas a tener que detener su trabajo para evitar que la producción acabe pereciendo. Por el momento, no ha habido necesidad de desechar stock, pero llegado el momento podría producirse si se demora la solución. 

Servicios mínimos

Por todo ello, la industria reclama servicios mínimos que garanticen la entrada y salida de los camiones para no seguir desequilibrando la cadena y dar una mayor tranquilidad a un consumidor que ya está nervioso. Y es que, a día de hoy, la mayor parte de supermercados en España acusan ya una falta de productos, principalmente lácteos, conservas o legumbres, además de pescado fresco y algunos productos frescos.

"Si para la cadena de valor habrá productos que serán difíciles de reponer. Ahora está todo más ralentizado, pero está llegando aunque no todas las categorías. No obstante, no se puede mantener esta situación. Podemos acabar en un problema muy importante. Esto es una red en la que si falla una parte se rompe todo", insiste.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme