Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ante la crisis postcoronavirus

La industria musical pide a València un plan de choque

Traslada al Ayuntamiento su preocupación por el impacto que va a tener en su actividad la crisis del coronavirus, así como un listado de reivindicaciones

22/04/2020 - 

VALÈNCIA (EP). Empresas del sector musical han trasladado al Ayuntamiento de València su preocupación por el impacto que va a tener en su actividad la crisis del coronavirus y un listado de reivindicaciones, en el que figura la puesta en marcha de un Plan de Choque y acciones de "reactivación".

Las entidades vinculadas a la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana (MusicaProCV), al VAM (Valencian Music Association), a la Feria Valenciana de la Música Trovam - Pro Weekend y a la Asociación Valenciana de Salas de Música en Directo (En Viu!) manifiestan su preocupación por las consecuencias de la Covid-19 en la industria musical valenciana.

Se trata de un sector, recuerdan, que cada año realiza una cantidad muy importante de actuaciones, festivales y ciclos en la ciudad de València, tanto en recintos públicos como en salas privadas de conciertos. Eventos como Concerts de Vivers, el Festival de les Arts, Festival 4ever, Festival Love to Rock entre otros, o ciclos como el Rock, pop... al Palau del Palau de la Música de València y conciertos en Les Arts o la Marina de València, sumados a la programación de salas como 16 Toneladas, Loco Club, Repvblicca, Moon, Wah Wah o La Rambleta, constituyen un importante volumen de espectáculos que se puede contar por miles y que la emergencia de la Covid-19 ha paralizado.

Recuerdan en este punto que "la oferta es de tal magnitud que el propio Ayuntamiento de València presentó recientemente el proyecto València Music City con la intención de convertir la ciudad en una de las capitales internacionales de la música".

Ante esta situación, las empresas del ramo han presentado al Ayuntamiento de València una serie de medidas para paliar los efectos económicos de la Covid-19 a corto, medio y largo plazo. Las empresas del sector piden a la administración local que "apoye esta petición y que se comprometa a invertir el cien por cien del presupuesto cultural en cuestiones de ese ámbito".

Por otra parte, se pide que el consistorio reprograme todos los conciertos acordados, sin dejar de contratar nuevos espectáculos cuando se levanten las restricciones vigentes.

En el paquete de medidas económicas, solicitan un Plan de choque con ayudas urgentes y extraordinarias para hacer frente a la paralización de la actividad en la ciudad de València. También se considera necesario desarrollar un conjunto de medidas económicas para hacer frente a los gastos que supone mantener las estructuras empresariales de las promotoras y de las salas de conciertos durante los próximos meses. De este modo, "se evitará la pérdida de puestos de trabajo y se garantizará la competitividad cuando llegue el momento de retomar la actividad".

Igualmente, reclaman un plan para la reactivación de la actividad y la competitividad. "El sector necesitará apoyo para poner en marcha las programaciones y reactivar el consumo cultural cuando las circunstancias y las autoridades lo permitan. Así, la administración local, en cooperación con la industria, debería aprobar medidas para impulsar los conciertos en espacios públicos y privados. Este plan debería tener en cuenta los acontecimientos ya contratados, así como el desarrollo de nuevos proyectos", argumentan.

Partida de un millón

Las entidades abogan asimismo por una línea de subvenciones para la dinamización de la música en directo. La situación "crítica del sector hace más necesaria que nunca la creación de un programa que impulse la celebración de actuaciones y la mejora de la competitividad de los agentes del ramo". Las ayudas deberían incluir partidas para la programación musical; para salas y festivales; y para proyectos singulares. En el caso del Ayuntamiento de València, se insta a habilitar una partida de un millón de euros, concretan.

Las empresas ponen sobre la mesa otras iniciativas para el estímulo al consumo y contratación pública. El consistorio de la capital del Turia "debería flexibilizar las condiciones de uso de los espacios de los que dispone para reprogramar los eventos cancelados", así como crear una línea de ayudas específicas para estimular el consumo cultural y la fidelización del público para que se puedan ofrecer entradas a precios más asequibles.

Se propone el aumento de la contratación pública hasta que el sector se recupere, dando prioridad a los artistas y empresas valencianas. También se solicita el pago por adelantado de una parte del importe de las contrataciones; la coordinación del calendario de eventos musicales desde la administración; la habilitación de los espacios disponibles; y la agilización de los trámites para la reubicación de las actuaciones gestionadas por las instituciones públicas, así como para la concesión y tramitación de licencias.

Finalmente, se insta a desarrollar un plan de comunicación y marketing para estimular el consumo cultural y la asistencia a conciertos una vez se supere la crisis sanitaria. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email