Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La Junta de Accionistas de Caixabank aprueba el cambio de su sede social a València con un 99,9% de votos a favor

6/04/2018 - 

VALÈNCIA (EP) La Junta General Ordinaria de CaixaBank ha aprobado este viernes el traslado de su sede social a València, una decisión que el Consejo de Administración de la entidad tomó hace ahora seis meses, a raíz de  la incertidumbre política en Cataluña tras el 1-O, y que hoy ha sido ratificada por sus accionistas con el 99,9% de los votos a favor.

De este modo, los accionistas han aprobado modificar el artículo 4.2 de los estatutos sociales del banco que impedía cambiar su sede social a otro municipio sin el acuerdo de la junta general de accionistas y se han mostrado a favor de dar poder al Consejo de Administración para acordar el traslado de la sede social a otro lugar del territorio nacional.

La Junta, la primera que se celebra en la ciudad de València tras el cambio de sede, ha aprobado también por mayoría el resto de puntos del orden del día, entre ellos: las cuentas de 2017, la gestión del Consejo de Administración, la modificación de las remuneraciones de los consejeros, la entrega de acciones como retribución variable, nivel máximo de retribución variable para los empleados o el informe sobre remuneraciones del Consejo de Administración.

A pesar de que todo ha salido adelante con la mayoría de votos a favor, la Junta no ha estado exenta de debate por parte de accionistas, trabajadores y clientes de Caixabank, que han expresado sus quejas por el traslado de la sede sin consultarles, por las condiciones laborales de la plantilla, por el "abandono" a los pequeños clientes, por las altas remuneraciones de los directivos o los "lazos de la entidad con la industria armamentística", entre otras cuestiones.

Algunos accionistas han lamentado que se pueda cambiar de sede sin consultarles: "¿Se quieren ir a Madrid?, ¿a Suiza? Si lo hacen dejaré de ser cliente", ha manifestado uno de ellos. Además, otros consideran que el cambio de domicilio social "no está justificado" puesto que "no hay riesgo real para los despositantes".

Desde Adicae, uno de sus representantes ha criticado que CaixaBank "continua siendo la entidad que más comisiones cobra a sus clientes, más de un tercio de sus ingreso está basado en comisiones" y eso es "pan para hoy hambre para mañana", ha advertido.

Diversos trabajadores de Caixabank han tomado la palabra durante la Junta para solicitar al Consejo de Administración que incluya entre sus objetivos "ser pioneros en la plantilla mejor tratada laboralmente". Estos empleados han mostrado su "malestar" y han pedido que se mejoren sus condiciones laborales. "No hablamos de dinero --han precisado-- hablamos de condiciones de trabajo, de promoción, de conciliación, de políticas de igualdad,... de cuidar a la plantilla", han subrayado.

Además desde la Plataforma Banca Armada se ha pedido a la entidad financiera  que deje de invertir en armamento y deje de ser "cómplice del negocio de la guerra".

"No nos vamos a dormir"

Desde CaixaBank, el presidente Jordi Gual, ha vuelto a defender el cambio de sede social como una "decisión técnica que acordó el Consejo de Administración por unanimidad, porque o primero son los accionistas, los clientes y los empleados". "En todo momento se tiene que preservar y garantizar la continuidad del negocio, si esto se pone en cuestión se tienen que hacer cambios para que eso no ocurra".

En todo caso, "las sedes sociales no tienen plazo de vigencia" por lo que Gual ha apuntado que "no sentido especular sobre acontecimientos futuros".

Respecto a la retribución de la alta dirección, ha dicho que es "moderada" en términos relativos a sus competidores, situándose en la posición número 14, mientras sobre la calidad del servicio a los clientes ha asegurado que es "prioritaria" para la entidad y que "constantemente" se monitoriza.

También el consejero delegado Gonzalo Gortázar ha tomado la palabra para explicar que la decisión de unificar las distintas entidades bajo la denominación paraguas de CaixaBank fue una decisión para "potenciar la marca principal" tras varias fusiones.

Respecto a las comisiones que cobra CaixaBank, ha querido precisar que no se incrementa es que aumenten sino que sus clientes buscan nuevas alternativas de negocio y contratan más productos con CaixaBank, lo que lleva a más comisiones.

Asimismo, ha respondido a los trabajadores que los indicadores sobre muestran una mejora de 6 puntos respecto a  hace dos años. Aun así, este ámbito es siempre "susceptible de mejora y vamos a trabajar activamente en ello. No nos vamos a dormir porque siempre tenemos que buscar mejorar", ha asegurado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email