X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

'Spoiler Alert: No som unes YouTubers qualsevols'

La Lola Boreal pone encima de la mesa los problema de identidad de la juventud de hoy en día

30/07/2019 - 

VALÈNCIA. Dentro del marco Graners de Creació (el programa de residencias ‘Cultura Resident’ de la Generalitat respaldado por una gran parte del sector de las artes escénicas del ámbito público y privado) la compañía ha comenzado a desarrollar esta atrevida pieza llamada Spoiler Alert: No som unes YouTubers qualsevols que será estrenada los próximos 3 y 4 de Octubre en La Rambleta con la colabración de Russafa Escènica y el Institut Valencià de Cultura.

La Lola Boreal está en pleno proceso de creación. Un verano caluroso e intenso en el que se está germinando la pieza interdisciplinar que gira alrededor del universo de seis adolescentes. Esta obra surge a partir del trabajo estrenado por la compañía en 2014 titulado Bubalú, no todo nos parece una mierda; en esta creación la compañía su sumergía en su propia adolescencia y esta vez, retoman ese proceso, centrándose en la adolescencia de la generación Z.

Ellos y ellas, sus inquietudes, expectativas y realidades como punto de partida. 6 jóvenes de 15  a 19 años que hace unos meses no se conocían y sobretodo, no se habrían imaginado participando dentro de una pieza de danza contemporánea; provienen de diferentes disciplinas como el parkour, al teatro, a la gimnasia rítmica, el canto, el cine o a la fotografía. Se definen como autodidactas e inconformistas. Torbellinos con deseo de aprender y mostrar lo que les hace únicos.

El hilo argumental de la creación se ancla en la dicotomía entre lo que se cree que será y lo que es finalmente. Con excusas como hablar (y experimentar) de las “primeras veces”, que marcan en mayor o menor medida en la construcción de la identidad, especialmente durante la adolescencia; se cuestionan las realidades de: la Generación Y (Millenials) en la que se encuentran la directora y asistente de dirección; claramente marcadas por el inicio de la digitalización; y la Generación Z, en la que se encuentran los intérpretes, nativos digitales acostumbrados a contenidos prácticamente infinitos e inmediatos. Ambas comparten particularidades que las diferencian de las anteriores generaciones como la delgada línea entre privado y público, el mayor individualismo unido a una mayor conciencia social global y a una mayor capacidad para trabajar en red, la creatividad desbordada, la capacidad de aprendizaje autodidacta, la preferencia a la imagen sobre el texto u otras comunicaciones, el desafío a las convenciones y ¿una mayor diferencia entre expectativa y realidad? 

Hoy en día se tiene acceso desde casa prácticamente a cualquier contenido; pero a su vez existen infinitas maneras de manipular dicho contenido al alcance de cualquiera. ¿Que diferencias hay entre ligar por Instagram o en un bar? ¿Se está preparado para una relación sana cuando la información amorosa parte de las películas románticas y la sexual de la pornografía? ¿Son los adolescentes más susceptibles a la frustración? ¿Hay una mayor capacidad para reinventarse que otras generaciones? ¿Son los jóvenes capaces de diferenciar entre realidad e intimidad? ¿Se muestran al mundo como son o como les gustaría ser?

Los jóvenes aseguran que el proceso está siendo enriquecedor; se están conociendo a la vez que conocen el espacio escénico, la creación y la realización de una producción, donde poco a poco van asimilando que todo lo trabajado desde que se comenzó el pasado mes de marzo; sin darse cuenta, se está convirtiendo en el mismo resultado escénico.

Y es que la idea de Spoiler Alert, no sólo se centra en estreno de la obra escénica. Si no que, con su objetivo de trascender el espacio escénico, y al público habitual, se crean contenidos específicos y se utilizan las redes sociales, tanto de la compañía como de los mismos jóvenes, para compartir el proceso, crear opinión y un canal de comunicación abierto a todo el mundo. Al respecto de esto, la propia directora de la pieza Aurora Diago comenta que “al incluir personas de un ámbito no escénico se despierta en ellas, y a menudo en su entorno, cierta simpatía e interés hacia este arte”.

Este proceso está a caballo entre la formación y la profesionalización de los jóvenes, todos los intérpretes gozarán de una beca de formación en la disciplina que ellos elijan, varias asistencias gratuitas a obras de danza, teatro o circo, y de un modesto contrato laboral: el primero de su vida. Con esa voluntad de acompañar el espectáculo de una dimensión pedagógica, una vez se haya estrenado, la compañía ofrecerá las representaciones de Spoiler Alert acompañadas del taller No todo me parece una mierda para jóvenes, colegios, institutos, etc; y si las condiciones lo permiten, el alumnado podrá participar realizando pequeñas incursiones en la escena.

El equipo con el que se está desarrollando esta propuesta es: Sandra Jímenez (15 años), Javier Cubas (17 años), Andrea Orejudo (19 años), Luis Patón (18 años), Sara Espinar (18 años) y Guillermo Llorens (18 años) como los intérpretes de la pieza; Aurora Diago como directora, Noelia Arcos como asistente de creación, Helena Gómez y Marta García en comunicación, redes y prensa; textos de Patricia Pardo, creación musical de Sergio Sanz y fotografía de Iosef Ges Photo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email